Huelva

Así es la excelsa nueva saya de la Esperanza y las jarras para el paso de palio

La Hermandad de la Esperanza de Huelva celebraba recientemente cabildo de elecciones a través del cual resultaba elegido José Manuel Mora para dirigir los designios de la corporación durante los próximos cuatro años.

La hermandad onubense ha visto enriquecido su patrimonio merced al estreno de una excelente pieza de bordado, una nueva saya para la Virgen de la Esperanza, así como de jarras para el paso de palio de la dolorosa.

En cuanto a la saya, ha sido donada por parte de la junta de gobierno electa, estando realizada por los prestigiosos talleres de Charo Bernardino siguiendo diseño de Javier Sánchez de los Reyes.

La nueva saya para Ntra. Sra. de la Esperanza Coronada de Huelva, presenta un diseño rococó o “rocalla”, acorde con los bordados del palio, cuyas bambalinas son el núcleo de conformación del Paso actual de la Imagen, adquiridas en 1953. Siguiendo ese estilo y ornamentación fue diseñado el techo de palio en el año 2000, del que a su vez deriva el diseño del manto procesional.

Las bambalinas son sin duda el “núcleo inicial” de un “sello identificativo” de la estética de los enseres y ornamentos sobre todo de la Virgen de la Esperanza, la pieza matriz de la que han derivado las demás reinterpretaciones para los enseres que la revisten y adornan su Paso procesional.

En esa línea, el diseño de la nueva saya supone otra reinterpretación, esta vez por su autor, de ese lenguaje ornamental. Estructurada en tres grupos ornamentales unidos por una especie de cenefa que la delimita por la zona inferior, presenta una simetría relativa, pues el grupo del centro es mayoritariamente asimétrico, marcando el punto focal del centro de la prenda. Los dos grupos ornamentales que lo flanquean sí son rigurosamente simétricos, con una “cortinilla” o “corbata” que los une al del centro y formando todos una unidad compositiva. Se busca con el efecto de estas tres “patas” o “tiras” ornamentales estilizar todo el conjunto de la saya una vez colocada en la Imagen y con ello, la impresión general del conjunto de dicha Imagen una vez revestida con toda la amplitud de sus ropajes y aderezos.

La base del dibujo es la pellejina albergada en volutas con fondo tejido en sedas, que van contraponiéndose y subiendo hacia la cintura de la Imagen, rematando en cuernos de la abundancia con ornamentación floral.

Técnicamente, destaca el uso de las sedas, dándole vida a las distintas flores y ornamentación vegetal, y recurriendo a la técnica del “milanés” para tejer los fondos de las volutas que albergan las pellejinas, de un tono verde claro que rima con el del manto de la Imagen. En la técnica del milanés, el hilo de oro permanece extendido y son las distintas puntadas que lo fijan, muy próximas entre sí, las que van cambiando de color y de intensidad.

Esta misma técnica es la que se han empleado para las dos corbatas que unen los grupos ornamentales, en tonos morados por armonía cromática y como alusión al titular cristífero de la Hermandad, el Stmo. Cristo de la Expiración.

El amplio trabajo de cartulinas, realizadas en la tipología de hilo de oro que presenta mayor dificultad técnica, el liso o muestra, el uso generoso de la hojilla y las lentejuelas en sus diversas modalidades (perfilados, escamados, “carreritas” o “caminitos”) así como el uso de los puntos variados y acordes (puntita simple y doble, media onda simple y doble, cetillo, pespuntes) se ve complementado por el ya comentado uso de las sedas y el color, muy matizado y entonado para que ningún elemento llame la atención en demasía.

Un trabajo concienzudo y totalmente pensado y valorado en sus detalles, que pretende realzar la Imagen de Ntra. Sra. de la Esperanza y que esperamos que pronto podamos ver luciendo para satisfacción de sus hermanos, devotos y artífices.

Por otra parte, en lo que respecta a las jarras, también han sido donadas por parte de la junta de gobierno entrante. Se trata de un juego de dos jarras de 52 cm de altura y otras dos de 37 cm de altura, estando realizadas en plata de ley.

El juego de jarras es de estilo barroco con cierta tendencia al rococó, aparición de rocallas y elementos marineros.

La línea está formada por una parte central en forma de panza agallonada donde aparecen cartelas con diferentes escudos y letanías. En el cuello alto de dicha panza aparecen grabados fragmentos de la Salve.

En cuanto a su base, la forman dos cuerpos entallados con hojas de acantos. La jarra se remata en la parte alta con cuello de paños de redes y cartelas de diamantes. La boca se decora con ovas y carretes.

Por otro lado, su línea exterior va acompañada de dos asas conformadas por cantos rematados en su parte alta por roseta y a partir del cual se desarrollan volutas y tornapuntas engarzada por nudetes acogidos en rosetas de acantos. Del riso final de las asas cuelgan elegantes guirnaldas de rosetas de acanto rematadas por granadas en símbolo de la fertilidad.

El diseño de dichas jarras está integrado con los dibujos estilísticos del bordado y la orfebrería del paso de palio.

Las jarras han sido repujadas en alto relieve utilizando las técnicas más sobresalientes de la orfebrería tradicional.

Con estas nuevas cuatro jarras en Plata de Ley se completa el juego de los costeros del Paso de Palio de Ntra. Sra. de la Esperanza Coronada. Las jarras de dicho juego que se habían estrenado con anterioridad, han sido también restauradas con el objetivo de que el conjunto luzca en su mayor plenitud.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup