Portada, Sevilla

Así es María Reina y Madre de los apóstoles, la primera imagen para Sevilla de Alfonso Castellano

Este sábado se vivirá de una forma muy especial en el seno de la Asociación Cultural de Nuestro Padre Jesús del Amor en el misterio del lavatorio de los apóstoles de Sevilla Este, toda vez tendrá lugar la llegada eso titular mariana, María Reina y Madre de los apóstoles obra del imaginero cordobés Alfonso Castellano Tamarit. Una dulcísima imagen que habrá de servir de cauce en virtud del cual los miembros de la Asociación continúan profundizando en el indiscutible crecimiento que la Corporación viene experimentando en los últimos tiempos.

La cita tendrá lugar en el Oratorio de la Asociación, una vez acabado el acto de Presentación del cartel para la Salida Procesional 2022, obra de Sheila Criado, en el Club Nudión. En el comunicado emitido al efecto la Asociación ha querido mostrar su «eterno agradecimiento a las personas que han hecho este momento posible, en especial a los dos socios donantes de la Sagrada Imagen, e invitar a toda persona que quiera conocer a la Santísima Virgen a que venga a nuestro Oratorio mañana sábado, a partir de las 13 horas».

María Madre y Reina de los Apóstoles, queda representada en una posición de ofrenda y mostrando su dolor de Madre. Se ha dotado a la Titular de ojos celestes con un bello rostro de de rasgos muy marcados pero a su vez con la serenidad y belleza de la Santísima Virgen, la cual en su posición, ladea un poco la cabeza, estableciendo un leve giro, el cual no estamos acostumbrados a contemplar, lo cual potencia que no podamos apartar losojos de su mirada tan intensa. Es un giro de cabeza casi fugaz que atrapa atodo aquel que la contempla. Esta característica hace aún más interesante la obra.

Con motivo de este acontecimiento irrepetible la imagen ha sido ataviada por el vestidor cordobés Eduardo Heredia que ha puesto al servicio de la Madre de Dios su inagotable capacidad técnica y artística y su infinita sensibilidad en el noble arte de vestir a la Virgen. Un ingrediente adicional que se suma a la ilusionante presencia de la dulcísima imagen entre quienes eran sus fieles a partir de este sábado.