Córdoba, Galerias

Así es «Toma tu cruz y sígueme», la gran exposición por 425 aniversario del Nazareno de Priego

Una muestra cuyo comisario es Fray Juan Dobado

Celebrar 425 años de historia difícilmente se puede condensar en un listado de obras. La devoción, el arte, la fe y la historia han tejido un precioso tapiz de Nuestro Padre Jesús Nazareno en Priego de Córdoba. Con sola la presencia del imponente y majestuoso Nazareno de Pablo de Rojas, hubiera sido suficiente, pero los siglos de devoción en torno a su Bendita Imagen nos han dejado un legado entre los más significativos de las cofradías penitenciales andaluzas. Más de ochenta obras de arte podrán contemplarse, la mayoría pertenecientes a la cofradía nazarena, en una muestra que se desarrolla en la Iglesia de San Francisco de Priego y cuyo comisario es Fray Juan Dobado.

La exposición está dividida en tres espacios. El primero, el templo franciscano, está presidido por la Imagen protagonista de nuestra historia: Nuestro Padre Jesús Nazareno. Junto con su Madre Dolorosa y San Juan, ya que los tres comenzaron desde aquel venturoso 1593. En el mismo templo podrán contemplarse las cuatro preciosas imágenes del Niño Jesús y San Juanito de José Risueño.

En la sacristía conventual se podrá ver el análisis del nacimiento de la iconografía de Nuestro Padre Jesús a través de la experiencia religiosa de San Juan de la Cruz, San Ignacio de Loyola o el Padre Cristóbal de Santa Catalina. Otros ejemplos de cofradías de Jesús Nazareno de la Diócesis, como Lucena o Montalbán, explicarán el auge de esta devoción en tierras cordobesas. Este conjunto de obras procede de cofradías, conventos e iglesias de la provincia de Córdoba y Jaén. En este mismo espacio se podrán contemplar las túnicas bordadas de Jesús Nazareno y otras obras de platería destacadas, concluyéndose con una recreación del taller de Pablo de Rojas gracias a la generosidad del imaginero cordobés Romero Zafra.

El último espacio, la sacristía baja, es en sí misma un museo del barroco. Presidida por el Cristo “chico” de Pablo de Rojas, aquí se exponen los libros fundacionales y de hermanos, así como numerosas muestras de la devoción al Rey de Priego como exvotos, joyas y otras piezas destacadas. Todo ello pone de relieve que la Imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno es el corazón de la devoción de este pueblo que lo venera desde hace 425 años.