Advertisements
Sevilla, ⭐ Portada, 📷 Galerias

Así ha regresado la Amargura a San Juan de la Palma

Tras la intervención de Enrique Gutiérrez Carrasquilla, María Santísima de la Amargura ha quedado repuesta al culto desde el lunes 3 de febrero. Desde el martes día 4, y hasta su traslado al altar de Septenario, la Virgen recibirá culto junto a San Juan Evangelista en el altar de la Inmaculada de la Capilla Sacramental. Así mismo, Enrique Gutiérrez Carrasquilla ofrecerá una charla explicativa sobre ambas intervenciones, la de la Virgen y la de San Juan, que tendrá lugar el miércoles 5 de febrero, a las 21 h., en San Juan de la Palma. 

La intervención ha consistido en la limpieza superficial de rostro y manos debido a la suciedad acumulada en los últimos años, una fijación generalizada de la policromía incidiendo de forma especial en los bordes de la grieta del lado izquierdo del rostro. Dicha grieta, casi imperceptible a simple vista, existe desde tiempos inmemoriales, muy probablemente desde que se esculpió la imagen. Actualmente se encuentra semicerrada y no representa ningún riesgo para la imagen.

Además se ha procedido a una reintegración de las pérdidas de policromía producida por picotazos de alfileres en sienes y base del cuello, la reintegración de pérdidas de policromía en las manos (no los desgastes), la eliminación de las pestañas, la eliminación de los excesos de pegamentos en los párpados, la reintegración de pérdidas en estas zonas una vez eliminados los pegamentos y la realización y colocación de nuevas pestañas acordes con la estética tradicional de la imagen.

La imagen de María Santísima de la Amargura es obra anónima fechada a principios del siglo XVIII, pues en los inventarios de la Hermandad de 1708 en adelante, aparece ya una Imagen “con cabeza, manos y pie de candelero”. Fue en 1.763 cuando Benito de Hita y Castillo le hace nuevo cuerpo y candelero para adaptarle la posición dialogante con San Juan.

En 1832 Juan Bautista Petroni le recompuso los brazos y Manuel Rossi la restauró en 1886. En 1893 Antonio Susillo restauró la imagen tras el incendio que sufrió el paso el Domingo de Ramos del citado año en la Plaza de San Francisco, haciéndole además manos nuevas. También ha sido restaurada por Manuel Gutiérrez-Cano Reyes en 1902, Emilio Pizarro de la Cruz en 1912, Sebastián Santos Rojas en 1933 y 1941, Juan Miguel Sánchez en 1949 y 1961, que restaura cuello y rostro, y Francisco Buiza en 1975 que le hizo candelero nuevo. La última restauración fue llevada a cabo por los Hermanos Cruz Solís e Isabel Poza que le hicieron una limpieza completa en 1996.

En 2008 la Virgen fue objeto de una intervención menos realizada por Enrique Gutiérrez Carrasquilla que estableció un nuevo sistema de sujeción en los brazos y realizó una leve fijación en el cuello de la imagen. Representa el momento en el que la Santísima Virgen es acompañada por San Juan Evangelista en la Calle de la Amargura, camino del Calvario.

María Santísima de la Amargura es una imagen de candelero de 170 cm. en madera de cedro, teniendo policromados el rostro y las manos. El candelero es de forma ovalada de ocho listones que le arrancan de las caderas, realizado por Francisco Buiza en 1975. La cabeza está en postura frontal aunque ligeramente girada a la derecha; las cejas son rectas y levemente arqueadas hacia las sienes y sutilmente fruncidas en el entrecejo. Los ojos que son pintados sobre cáscara de huevo y de color castaño, tienen la mirada baja y a la izquierda, lleva pestañas postizas en el párpado superior y pintadas en el inferior; de nariz recta, boca entreabierta con los dientes superiores tallados y tres lágrimas de cristal surcan su rostro, dos en la mejilla derecha y una en la izquierda. Las manos están extendidas siendo la izquierda con el dedo cordial y anular más próximos entre ellos que al índice y meñique; lleva en la mano derecha un pañuelo y en la izquierda nada.

Adicionalmente, la corporación ha anunciado que desde el martes día 4 de febrero, Nuestro Padre Jesús del Silencio permanecerá retirado del culto para su intervención por parte de Enrique Gutiérrez Carrasquilla. Dicha intervención se realizará en las dependencias de la Hermandad, en un plazo no superior a 10 días, y consistirá en: Eliminación en distintas partes del cuerpo de exudaciones de resina de la madera adheridas a la capa superficial de policromía, Reintegración de soporte en mechón de cabello que cae sobre la espalda coincidente con un ensamble, Eliminación de manchas de las manos y reintegración de pérdidas de policromía (no los desgastes) provocadas por los besamanos y la Reintegración de desgastes en los pies, debido al roce con las túnicas.

La imagen, que permanecerá tan solo hoy en el presbiterio del templo ocupará mañana junto a San Juan en el altar de la capilla sacramental, hasta que, tras los cultos a Nuestro Padre Jesús del Silencio, este abandone el camarín y sea ocupado por la Virgen de la Amargura y San Juan Evangelista. La restauración, además, ha sido más profunda que la que realizasen los hermanos Cruz Solís, ofreciendo Gutiérrez Carrasquilla información sobre esta última intervención este miércoles a partir de las 21:00 horas en San Juan de la Palma.


Fotografías J.M. Pichardo | Hermandad de la Amargura

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup