Portada, Sevilla

Así será el funeral al cardenal Amigo

El arzobispo Saiz Meneses presidirá los rezos, la procesión y la Eucaristía en la catedral

El pueblo de Sevilla despedirá en tan solo unas horas a su cardenal arzobispo emérito, en una misa funeral que acogerá la Santa Iglesia Catedral a partir de las 11:30 horas.

El Arzobispado y el Cabildo Catedral han preparado una ceremonia impresionante, digna de el rango y el calado eclesial y pastoral de monseñor Amigo en la diócesis hispalense.

Los actos se iniciarán en el Palacio Arzobispal a las 10:30 horas, con el traslado a hombros del féretro del cardenal hasta la catedral, recorriendo su calle y otras tan céntricas como Alemanes o la Avenida de la Constitución.

Ya en el templo mayor, continuará la comitiva hasta el altar del jubileo, donde tendrá lugar la Eucaristía presidida por monseñor Saiz Meneses.

A su conclusión, se trasladará el cuerpo del cardenal hasta la Capilla de San Pablo, donde recibirá sepultura; culminando así los actos en recuerdo y respeto hasta el antiguo pastor sevillano.

A continuación detallamos el rito que se desarrollará con motivo del funeral, en una mañana que se espera multitudinaria en las calles aledañas a la catedral.

Partes de la celebración

Estación en el Palacio Arzobispal. Procesión de los ministros de la Catedral al Palacio Arzobispal. El Sr. Arzobispo hace las oraciones rituales. Luego se procede a la procesión hasta la Catedral.

Procesión hasta la Catedral. El féretro es traladado a hombros por sacerdotes diocesanos, laicos de la diócesis y religiosos Hermanos de la Cruz Blanca hasta el Altar del Jubileo.

El recorrido será: Plaza Virgen de los Reyes, Calle Cardenal Amigo, Calle Alemanes, Avenida de la Constitución hasta entrar en la Catedral por la Puerta de la Asunción, reservada a acontecimientos muy solemnes de la Diócesis.

El cortejo los formarán: el turiferario, la cruz entre los ciriales, los seminaristas, acólitos, diáconos, sacerdotes concelebrantes, el Cabildo Catedral, el Consejo Episcopal, el Sr. Arzobispo, y el ferétro.

Procesión hasta el altar de los concelebrantes. Formada por una parte de los concelebrantes: del Sr. Arzobispo, los Cardenales, Arzobispos, Obispos, Consejo Episcopal y Cabildo Catedral.

Misa exequial con rito estacional (misa con rito de pontifical)

Procesión hasta la Capilla de San Pablo. Inhumación del cuerpo del Sr. Cardenal.

Cantos

Durante la celebración se interpretarán los cantos rituales y otros cantos polifónicos, por la Capilla de Música y la Coral Polifónica de la Catedral dirigida por el Maestro de Capilla don Herminio González Barrionuevo.

1. Durante la procesión hacia la Catedral

• El salmo pascual 113 prescrito por el ritualPueblo de Reyes de Lucien Deiss.

2. Al llegar a la Catedral

• Todos Cantemos al Señor de Louis Bourgois adaptado por Herminio González Barrionuevo.

• Cristo Ayer, Cristo Hoy de J.P. Lécot y Hermino González Barrionuevo.

• En Praderas de Agua Fresca de J. S. Bach adaptado por Hermino González BarrionuevoMas cerca de ti de L. Mason.

3. Los textos de la Misa

La antífona de entrada, Kyrie, Sanctus, Agnus y responsorio Libera me Domine de la Misa de Réquiem de Lorenzo Perosi.

4. Comunión

• Proclamemos el Reino de la Vida. Himno del 45 Congreso Eucarístico Internacional de Sevilla (Manuel Castillo).

• Héme aquí de M. Frisina adaptado por Hermino González Barrionuevo

5. Procesión hasta la Capilla de San Pablo

• El salmo pascual 117 prescrito por el ritual.

Capilla de San Pablo

El templo donde será enterrado el cardenal Amigo se encuentra entre la capilla Real y la Puerta de Campanilla, dedicada a San Pablo, dispuesta de manera simétrica con la dedicada a San Pedro, y que se conoce también con el nombre de la Concepción Grande debido a la imagen que preside el retablo de esta capilla, la escultura de gran belleza de la Inmaculada Concepción obra de Alonso Martínez, de entre 1656-1658.

Del mismo autor es la Inmaculada que se encuentra en la Sacristía Mayor y que forma parte todos los años en la procesión del Corpus; por ello, para distinguirlas, se le denomina a la que preside la capilla de San Pablo como la Concepción Grande debido a su tamaño.

La capilla de San Pablo presenta un retablo cuya traza se atribuye a Francisco Dionisio de Ribas, ejecutado por Martín Moreno en la mitad del siglo XVII, retablo en el que se encuentra la imagen del Crucificado, de grandes dimensiones, del siglo XVI.

A los lados de este crucificado, aparecen las imágenes de San Gonzalo y San Antonio de Padua, mientras que, flanqueando a la Inmaculada, se disponen las esculturas de San José y San Pablo.

En esta capilla aparece una lápida de mármol alusiva a la familia de los Sepúlveda, que presenta un escudo de armas, obra de Valdés Leal, del año 1664, y que resulta ser uno de las pocas obras escultóricas de este famoso pintor sevillano. La capilla presenta una vidriera que muestra el martirio de San Pablo, obra de Arnao de Flandes, de 1550.

En el muro derecho se encuentra el sepulcro del cardenal D. Francisco Javier Cienfuegos y Jovellanos, realizado en estilo neogótico en 1881 por los Talleres Barrado.

Como dato curioso cabe señalar que para esta capilla realizó Murillo su famosa obra de la Natividad de la Virgen, hoy en el museo del Louvre tras haber sido expoliada por los franceses.

Algunos de los arzobispos enterrados en la Catedral de Sevilla o sepulcros de mayor interés histórico o artístico destacan:

• Gonzalo de Mena, que se encuentra en la capilla de Santiago, fechable en el año 1401, según la inscripción que se encuentra en el propio sepulcro. Es el más antiguo.

• Juan de Cervantes, capilla de San Hermenegildo, 1453-1458.

• Diego Hurtado de Mendoza, capilla de la Virgen de la Antigua, 1508-09.

• Diego de Deza, capilla de San Pedro, hacia 1523.

• Íñigo de Mendoza, primer cuarto del siglo XVI.

• Baltasar del Río Obispo de Scalas, capilla de la Consolación y los doce apóstoles, hacia 1539.

• Luis Salcedo y Azcona, capilla de la Antigua, hacia 1734-41.

• Francisco Javier Cienfuegos y Jovellanos, capilla de la Concepción Grande, 1881.

• Joaquín Lluch y Garriga, capilla de San Laureano, 1885. Marcelo Spínola y Maestre, capilla de la Virgen de los Dolores, hacia 1912-13.

• José María Bueno Monreal, capilla de San José, 1987.