Sevilla, ⭐ Portada

Así será la celebración del 425 aniversario de la Macarena

El 31 de mayo, 1 y 2 de junio tendrá lugar un Besamanos extraordinario de la Virgen de la Esperanza.

El Vía Crucis del Señor de la Sentencia presentará un recorrido extraordinario visitando lugares muy ligados a la historia de la hermandad.

El 24 de noviembre se celebrará una Misa Estacional en conmemoración de la Fundación de la hermandad.

Un Guión de San Basilio y una imagen de San José de Manuel Martín Nieto, se incorporará al Patrimonio.

El vietnamita Danh Vō realizará el cartel conmemorativo y Abel Moreno compondrá la marcha de la efeméride.

El Hermano Mayor, José Antonio Fernández Cabrero de la Hermandad de la Macarena ha presentado en la Basílica de Santa María de la Esperanza Macarena el amplio programa de actos del 425 Aniversario de la Fundación que pueden consultar íntegramente en este enlace de esta corporación. La presentación ha sido abierta para los hermanos de la corporación macarena y para todas las personas que han deseado asistir al mismo. En el mismo, se han proclamado todos y cada uno de los actos e hitos que jalonarán esta celebración a lo largo de todo el año 2020, amén de la elaboración de unas nuevas reglas y reglamentos corporativos «que le permita responder a las necesidades de sus hermanos y adaptarse a las nuevas realidad de la sociedad» en las que está trabajando una comisión. 

Los actos previstos se iniciarán con la misa de Reglas en honor a San Basilio en la Basílica el próximo 2 de enero, festividad del santo que origina la orden de los monjes basilios, fundadores de la Hermandad en noviembre de 1595. A la presentación han acudido representantes de las Hermandades del Gran Poder, Los Estudiantes, Pino Montano, Santa Genoveva, Sacramental de San Gil; también representantes del Ateneo de Sevilla y del Círculo Mercantil de Sevilla, así como el Teniente de Hermano Mayor de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla.

Entre los aspectos más llamativos destacan las sabatinas extraordinarias que se celebrarán cada tercer domingo de cada mes. Nueve sabatinas extraordinarias –una cada mes– durante el año 2020 con el objetivo de agradecer la rica historia de esta corporación y potenciar el compromiso de la misma ante la nueva evangelización del siglo XXI. Cada Sabatina extraordinaria constará de una acción de gracias por un hito de la historia de la corporación y un compromiso de futuro para el conjunto de la Hermandad, y estará dedicada a un colectivo de la misma.

Todos los días del año estará abierto el camarín de la Virgen. De este modo, además del horario ordinario de visitas de los fines de semana, la Hermandad abrirá dos horas –de 17:00 a 19:00 horas– de lunes a viernes durante todo el año 2020. El 31 de mayo, 1 y 2 de junio tendrá lugar un besamanos extraordinario de la Virgen de la Esperanza. Este año, además, el Vía Crucis del Señor de la Sentencia del primer viernes de Cuaresma tendrá un recorrido extraordinario visitando lugares muy ligados a la historia de la hermandad. Conviene destacar que el hermano mayor ha desvelado la elaboración de un Vía Crucis expresamente creado para la hermandad por diferentes Obispos que tienen vinculación con la corporación así como un devocionario, ya que «A lo largo de sus 425 años de historia, la Hermandad de la Macarena ha ido enriqueciendo su patrimonio devocional con oraciones y plegarias escritas ex profeso para esta corporación. Este aniversario es ocasión propicia para compilar todo ese patrimonio y completarlo con las oraciones esenciales para un cristiano con el objetivo de elaborar un devocionario propio que sea útil tanto al hermano macareno como al resto de los devotos y fieles». Culturalmente, el quinario del Señor y el septenario de la Virgen que celebra la Hermandad a sus Titulares contarán en 2020 con sendos celebrantes que abundarán en los objetivos del 425 aniversario fundacional. Los predicadores serán José María Rodríguez Olaizola en el Quinario y Juan María Laboa en el Septenario. Otra fecha esencial será el 24 de noviembre día en el que se celebrará una Misa Estacional en conmemoración de la fundación de la hermandad.

La corporación fomentará el Sacramento de la Penitencia. «entre las atenciones espirituales que los monjes basilios, fundadores de la Hermandad de la Macarena, prestaban a los enfermos y moribundos del Hospital de las Cinco Llagas, se encontraba el Sacramento de la Penitencia, también llamado de la Sanación. La Hermandad de la Macarena quiere ser fiel a sus orígenes y fomentar en 2020, a través de numerosas acciones, que los hermanos y devotos acudan a este Sacramento que los reconcilia con Dios. Entre estas acciones, destacan la formación, la capacitación, el incremento del número de horas para confesiones y dos actos penitenciales, uno en Cuaresma y otro en Adviento de 2020.

En otro orden de cosas, la Hermandad de la Macarena va a poner en escena la antología de la saeta, este testimonio musical tan genuinamente sevillano en el que subyace esa pertinaz llovizna cantaora que arrastra con el riego de sus melodías un impacto emocional misterioso por el ritmo sonoro de la Semana Santa. Bajo la batuta de Manuel Martín Martín, Premio Nacional de Flamencología, tres voces con trayectorias jalonadas con los galardones más significativos del género jondo, recuperarán en sus gargantas lo que la memoria no debe echar en olvido. De este modo, la corporación de San Gil, cuya historia en el último siglo y medio va unida a la saeta y a los más geniales intérpretes de este cante, reivindica en su 425 aniversario fundacional esta oración cantada y su profunda espiritualidad popular. La exaltación de la saeta tendrán lugar el primer jueves de la Cuaresma de 2020 en la Basílica de Santa María de la Esperanza Macarena.

Un Encuentro Ecuménico entre las religiones del Libro, reunirá en Sevilla a expertos y exégetas de referencia en las tres religiones del Libro -cristianismo, islamismo y judaísmo- y profundizará en los puntos de encuentro entre los fieles de cada una de ellas y en los lazos de fraternidad que pueden construirse sobre esa base. María, la Virgen, será también objeto de análisis en este Encuentro Ecuménico, que se celebrará en el mes de octubre de 2020. El desarrollo de una Formación en Ruta y la formación de adultos, a través del Aula Fray Bernardo de la Cruz, serán otros puntos trascendentes del programa desde el punto de vista de la formación.

El Centro de Día de la Macarena, en un nuevo espacio situado en pleno corazón del barrio, que servirá, además de para esta finalidad, para incrementar las acciones de formación laboral y asistenciales destinadas a hermanos, feligreses y familias necesitadas y un Hermanamiento con la Basílica de la Virgen de Guadalupe de México, son otros de los proyectos estrella que están a punto de cerrarse. La Televisión Macarena que, a través de la tecnología de You Tube, desarrollará su programación, ampliándola al ámbito de la cultura y las entrevistas, una Pastoral Penitenciaria y una Peregrinación a Roma serán otros elementos destacables de un extenso programa que tendrá un punto culminante con el estreno de la «Sinfonía de la Vida» realizada por Rubén Jordán. Un nombre que se une al de Abel Moreno que realizará la marcha conmemorativa. Por su parte, el Círculo Mercantil acogerá una exposición conmemorativa de la efemérides, centrada en el aspecto documental.

Un guión de San Basilio y una imagen de San José, de Manuel Martín Nieto, se incorporarán al patrimonio, así como un nuevo banderín para la Banda de la Centuria. El guion de San Basilio será lateral, neobarroco, acorde al estilo y la estética de la Hermandad de la Macarena, que se realizaría bordado en oro fino a dos caras. La cara delantera llevará en el centro, bordado y matizado en sedas, la pintura del altar mayor de la antigua iglesia de San Basilio de Sevilla, sede fundacional de la Hermandad, que actualmente se encuentra en el museo del Louvre de París. Dicha pintura representa a San Basilio dictando su doctrina, su autor es Francisco Herrera el Viejo y formaba parte de los dieciocho cuadros que tenía la iglesia, de los que se conservan ocho en el Museo de Bellas Artes de Sevilla. La cara trasera llevará bordado en cartulina de oro el lema La Esperanza origina lo que en las almas piadosas siempre causa la Alegría, párrafo denominado la Paz Espiritual del libro «El Tesoro Espiritual» de San Basilio el Grande. El taller de José Antonio Grande de León realizará esta insignia. Adicionalmente, atendiendo a los cánones 1186 y 1237 del Código de Derecho Canónico, y tras recibir una reliquia de primer grado de San Juan Pablo II –una gota de sangre del Papa santo–, donada por el Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, el cardenal Robert Sarah, la visita en marzo de 2019, se realizará un relicario en plata para la veneración de los fieles. El relicario se colocará bajo la mesa portátil en el altar mayor.

La historia de la Hermandad de la Macarena en el siglo XX sería inconcebible sin las figuras de Juan Manuel Rodríguez Ojeda, José Gómez Ortega Gallito y Juanita Reina. Este agradecimiento perpetuo se concretará, además de en la celebración del Año Joselito, en una gran gala de homenaje a Juanita Reina, que se celebrará en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. La gala estará encabezada por Raphael y la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, y contará con las colaboraciones musicales de artistas de primer nivel nacional.

En otro orden de cosas, en 2020 se pondrá en marcha el ambicioso proyecto del Patrimonio Inmaterial Macareno (PIM) con la elaboración de los informes para declarar PIM de las voces de los capataces Miguel Loreto Bejarano y Luis León Vázquez, del redoble del tambor de Pepe Hidalgo, de la figura de la artista Juanita Reina y de Joselito el Gallo. Estos informes pondrán de relieve la aportación de cada uno de estos hermanos a la idiosincrasia y a la cultura de la Hermandad de la Macarena. La declaración de PIM permitirá, por tanto, reconocer públicamente la aportación de estas personas a la construcción de la idiosincrasia de la Hermandad de la Macarena y divulgar su conocimiento entre los hermanos, devotos y público en general. El objetivo será declarar, además de estos cinco, otros cinco más, cerrando el año 2020 con 10 informes PIM declarados. Dentro del proyecto PIM, la Hermandad de la Macarena presentará a la administración autonómica un expediente para que la calle Parras sea declarada Bien de Interés Cultural, en la tipología de Lugar de Interés Etnológico, reconociéndole así a sus vecinos su carácter de protagonistas, custodios y constructores del paisaje antropológico y cultural macareno.

Cartel conmemorativo del 425 aniversario

La conmemoración del 425 aniversario se presenta como una mirada a los orígenes de la Hermandad para afrontar con confianza el futuro y salir al mundo. Esta salida al mundo y universalidad de la devoción a la Virgen de la Esperanza se plasmarán en el cartel que anunciará el 425 aniversario fundacional, cuyo autor será el vietnamita Danh Vō, un referente en el panorama artístico internacional. La trayectoria vital y artística de Danh Vō está marcada por su huida siendo niño, junto a su familia huyó, de Vietnam para establecerse en Dinamarca. El trabajo de Vō, enigmático y poético, será una obra que, sin duda, impactará en los hermanos, devotos y público en general. Su obra vendrá a enriquecer el patrimonio artístico de la Hermandad, convirtiéndose en un reclamo que atraerá las miradas de un público heterogéneo y mostrará el espíritu abierto y en salida de la Hermandad así como su capacidad para acoger nuevos códigos artísticos haciéndolos compatibles con lo mejor de su tradición en estos 425 años.

425 años de historia

Diego Ortiz de Zúñiga, en sus Anales, relata que en 1593 acude a la ciudad, acompañado de otros hermanos, el monje basilio Fray Bernardo de la Cruz, insigne en exemplo y virtudes, para fundar en ella Colegio en “unas casas principales” de la collación de Omnium Sanctorum, que habían sido otorgadas para ello por Nicolao Triarchi, acaudalado griego establecido en Sevilla, y como Griego de patria y nación, devoto del gran Griego San Basilio“.

Ortiz de Zúñiga, que edita su obra en 1677, debió de errar tanto en las causas como en la fecha de establecimiento de la Orden en la ciudad, puesto que ya se documenta la presencia de monjes basilios en Sevilla al menos treinta años antes. En lo que no se equivocó el cronista es en la importancia del citado Fray Bernardo o Hernando de la Cruz, puesto que el celo que este religioso demostró tanto en la fundación del convento hispalense como en la atención de los enfermos del Hospital de la Sangre sería determinante para su Orden y para el nacimiento u organización de varias cofradías sevillanas, entre ellas la Macarena.

HistoriaHernando de la Cruz había intervenido activamente en la fundación de varios establecimientos de la Orden en Andalucía tras el reconocimiento de la misma en España, siendo los principales los de Hornachuelos y Posadas, este último fundado en 1565 bajo la advocación de Nuestra Señora de la Esperanza.

De hecho, resulta muy probable que el fundador se encontrara ya en Sevilla tras dicho reconocimiento, otorgado por el Papa Pío IV en el Breve Apostólico “Piis fidelium Nobis” de 1561, puesto que debe tratarse del mismo Bernardo de la Cruz que se halla, en 1564, auxiliando a los enfermos del Hospital y que participa, junto a algunas otras personas, en la redacción de nuevas reglas de la de la Cofradía de la Santa Cruz en Jerusalén.

A la tarea del cuidado y atención de los enfermos se encomienda Fray Hernando de la Cruz, siguiendo la regla de la Orden, que daba extraordinaria importancia a la labor de caridad para con los más necesitados, y para hacerla más eficaz trata de fundar o atraer a alguna Hermandad hacia el nuevo Hospital de las Cinco Llagas o de la Sangre, enclavado en uno de los sectores, el norte, más humildes de la Sevilla del Quinientos.

HistoriaAsí ocurriría con la de la Santa Cruz de Jerusalén, que pacta con los administradores instalarse en el recinto una vez concluida su construcción. Parece que el monje basilio participaría en la redacción de las Reglas de esta corporación aprobadas en 1564, en las que trataría de fomentar su actividad caritativa. Sin embargo, este auxilio queda interrumpido en 1571, al trasladarse la Hermandad al Hospital de Convalecientes, y se agravaría en extremo a partir de la Real Provisión de 1586 de reducción de hospitales, en la que desaparecerían más de ochenta de ellos, concentrándose ahora un gran número de enfermos en las grandes fundaciones del momento, especialmente en la de las Cinco Llagas.

No es extraño, pues, que fray Hernando no cejara en su empeño de la constitución de una Hermandad que auxiliara en las labores asistenciales del Hospital. Lo intentaría, como es conocido, atrayendo a la del Santo Cristo Humillado, pero lo cierto es que los fines de esta corporación no se adaptaban demasiado a la espiritualidad recogida en la Regla de la orden basilia.

HistoriaDe todo este proceso resultaría que, oponiéndose los administradores del Hospital al establecimiento de una nueva cofradía en el edificio, se decidiera Hernando de la Cruz a fundar en el mismo Colegio de San Basilio Magno una Hermandad que basaría su Regla prácticamente en la de la Orden, y que recibiría el título de Cofradía de nra señora de la esperança y hermandad de penitencia.

Las Reglas fueron presentadas para su aprobación el 23 de noviembre de 1595, el mismo día de solicitarse la licencia de erección de la Hermandad, junto con un informe elaborado por fray Hernando, que afirmaba: uisto he esta regla y capítulos della por mandado del señor prouisor y me parecen son buenos y que con la guarda dellos se seruira munho nro señor dios…“. Don Iñigo de Lesiñana, Canónigo, Provisor y Vicario General del Arzobispado, aprobaría al día siguiente la fundación y Reglas de la Hermandad, que seguirían, en esencia, la de los monjes basilios, encaminada a la caridad con los pobres y enfermos y al cultivo del alma a través de ejercicios espirituales y práctica de la penitencia.


Fuente documental | Hermandad Macarena

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup