Advertisements
Andalucía, ⭐ Portada, 💚 El Rincón de la Memoria

Barroco disperso (II)

Volvemos a centrarnos en una pequeña parte de nuestro Barroco que se encuentra disperso alrededor del mundo.

Francisco de Ribas — Niño Jesús bendiciendo

En 1997 The Hispanic Society of America de Nueva York, adquiere un Niño Jesús que aparece en actitud de bendecir. Patrick Lenaghan afirma que «su atractivo para el público contemporáneo indudablemente estribaba en la paradoja visual entre la debilidad del Niño y el poder del Salvador, evocando en realidad la fuerza de determinación en alguien que parece débil y necesitado de protección». Su autor, Francisco Dioniso de Ribas (1616-1679), fue fundamental dentro de la retablística sevillana del Barroco, realizando también imágenes como el Niño Jesús de la iglesia de San Juan de la Palma, policromado por Gaspar de Ribas. El Niño Jesús bendiciendo sería realizado en torno a 1645.

Francisco Antonio Gijón — San Juan de la Cruz

La National Gallery of Art de Washington cuenta con una importante producción barroca nacida en España. En 2003, la institución adquiere el 17 de octubre una obra donde se representa a San Juan de la Cruz, uno de los santos carmelitas por excelencia, obra de Ruiz Gijón (1653-1720). Originariamente en el convento de Nuestra Señora de los Remedios, de Sevilla, donde residió desde 1675, se supone que salió de allí durante la primera mitad del siglo XIX. Y es que no se sabe exactamente cuándo sucedió la salida de la imagen. Los estudiosos no logran ponerse de acuerdo. Mientras que unos afirman que sería en 1810 tras el saqueo de las tropas francesas en febrero del mismo año, otros creen que pudo dejar de formar parte del patrimonio del convento en 1835 tras la Desamortización. A partir de entonces se le pierde la pista de su ubicación, formando parte desde 1960 de la colección privada de una familia en Italia. Con unas medidas de 167,96×93,35×74,3 cm, destaca por «la concepción realista y dinámica de las formas esculturales», según Roda Peña.

Diego de Mora y José de Mora — Santa Margarita de Cortona

Aunque en la anterior entrada ya abordamos una obra de José de Mora, en esta ocasión mostramos esta obra que realizó junto con Diego de Mora (1658-1729), una Santa Margarita de Cortona que fue adquirida gracias a los fondos cedidos por Caldwell y Alice Marks. Según Romero Torres, los hermanos trabajaron conjuntamente en dar forma a la representación de una santa que fue canonizada en 1728. Sin embargo, la obra, en la que aparece fijando su mirada en el crucifijo que sostiene, fue realizada años de este acontecimiento, aproximadamente entre 1700 y 1720. En cuanto a las medidas, 46×22,3×27,8. Imagen de pequeño formato que hace pensar que fue destinada para algún oratorio.

Montes de Oca — San Benito de Palermo

José Montes de Oca (1668-1754) es uno de los maestros de la imaginería más representativos de la Escuela sevillana de finales del XVII y la primera mitad del siglo XVIII. Aunque la fecha de su nacimiento varía según los estudiosos, pues Ceán Bermúdez lo sitúa en la fecha que hemos escogido, otros como Hernández Díaz retrasan su nacimiento en el segundo lustro de la década de los setenta del citado siglo. La obra que traemos a continuación la realizó en torno a 1734 y actualmente forma parte de los fondos del Minneapolis Institute of Art. El sevillano mostró un dominio virtuoso de la madera en esta obra que procede de una colección privada de Milán. Su altura, 122 centímetros.

Luis Salvador Carmona — La Virgen y el Niño

El Detroit Institute of Art tiene una importante colección de arte español. En sus fondos existen obras de grandes imagineros barrocos. En esta ocasión, nos detenemos en una obra, La Virgen y el Niño, que realizó Luis Salvador Carmona alrededor de 1750. Una talla de madera policromada. El autor, nacido en Nava del Rey, en Valladolid, fue uno de los más destacados del siglo dieciochesco, con una prolífica producción. Nacido en 1708, fallece en Madrid en 1767, por lo que la hechura de esta obra se inserta en sus años de madurez. La Virgen, de pie, sostiene al Niño Jesús en su regazo izquierdo, desviando ambos la mirada hacia el derecho. Las medidas, 130,8×65,5×48,3 cm.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup