Málaga

Clasicismo y calor, notas dominantes en un viernes histórico

Las altas temperaturas no impidieron que los malagueños se lanzaran en masa a disfrutar de una jornada donde sesenta imágenes marianas fueron expuestas en devoto besamanos

A las diez de la mañana ya comenzaba a apretar el sol. Unas nubes que más tarde aparecieron se disiparon sin dejar rastro. Antes, las puertas del primer templo de la diócesis se abrían para que los fieles pudieran acercarse a besar la mano de quien es bandera de la fe en la capital malagueña. Se auguraba un día histórico, donde los devotos se echaron a la calle para visitar los templos en un viernes para el recuerdo.

En la iglesia de Santiago esperaba la Virgen del Rosario en sus misterios dolorosos, de la Sentencia, la Virgen del Amor, de la hermandad del Rico, la Virgen de la Sierra y el Simpecado del Rocío, estas dos últimas en besacinta. Bajo la imagen de Nuestro Padre Jesús el Rico se situaba la titular de la corporación, en uno de los templos que más abre sus puertas el resto del año, al ser catalogado como BIC. Fue la iglesia que más pronto abrió sus puertas. A las 10:30 h. lo hacía la iglesia de San Juan, con la Virgen de los Dolores, y las dolorosas del Mayor Dolor, Reina de los Ángeles, y la de Lágrimas y Favores, ambas de la corporación de Fusionadas. La Abadía del Císter hacía lo propio con la Virgen de la Soledad, dolorosa del Santo Sepulcro, en el interior de un templo que ya anunciaba un acontecimiento importante, como señalaban las guirnaldas que caían desde el exterior.

Los agustinos, que esta misma semana vivían un día grande con la celebración de Santa Rita, que aparecía en su retablo sobre gran cantidad de rosas rojas, abrían las puertas de San Agustín, donde se encuentra la hermandad de la Pollinica, con la Virgen del Amparo preparada para su besamanos. En la parroquia del Sagrario, sencillez para mostrar una dolorosa de profunda belleza, la Virgen de la Divina Providencia, imagen anónima atribuida a Antonio del Castillo. La corporación del Mutilado, que acaba de recibir recientemente la autorización por parte del Obispado para la restauración del Cristo, se sumaba a este acontecimiento exponiendo de manera muy acertada a la dolorosa.

La parroquia de los Santos Mártires era un hervidero de fieles. Apenas cogía un alfiler, en un lugar donde se concentraban hasta seis imágenes marianas en besamanos: Nuestra Señora de la Concepción y la Virgen de la Oliva, titular gloriosa de la archicofradía del Huerto, María Santísima de la O, de Los Gitanos, María Santísima de la Paz, de la Cena, y las Vírgenes del Carmen y la de los Remedios.

Cerca de la plaza de la Constitución, la iglesia del Santo Cristo de la Salud, que se encuentra inmersa en los cultos en honor del Cristo, mostraba en besamanos a Nuestra Señora de Gracia y Esperanza, de Los Estudiantes, a la Virgen de Araceli, obra de Martínez Cerrillo, y a la Virgen de la Esclavitud Dolorosa. Cerca de allí, en la sede de la Agrupación de Cofradías, en la Iglesia de San Julián, aparecía expuesta la Virgen Reina de los Cielos, imagen que acompaña cada Domingo de Resurrección al Resucitado. En Santa Catalina sobrecogía un templo a media luz, con un foco que destacaba la belleza de la Virgen del Traspaso y Soledad, mientras que otro se dirigía al rostro del Nazareno.

Poca presentación merece el Oratorio de las Penas, al que nada más acceder uno dirige la mirada hacia ese cielo que pintara Raúl Berzosa y que es toda una lección catequética. Enfrente, la Virgen de las Penas, Reina y Madre, que cada Martes Santo lleva el olor el romero por las principales calles de Málaga. Por su parte, el Hospital Noble, situada cerca de la plaza del general Torrijos mostraba a la Virgen de las Angustias y a la del Santo Sudario, ambas dolorosas de la hermandad del Descendimiento. En la capilla de la Paloma, la dolorosa de Álvarez Duarte, que también podrá verse este sábado, en horario de 10:30 a 13:30 horas.

Por la tarde comenzó a apretar el calor. En San Felipe Neri tres imágenes marianas, en cuyo interior se pudo ver al bordador José Antonio Grande de León o al pintor Raúl Berzosa. En besamanos, María Santísima del Patrocinio, Reina de los Cielos, María Santísima de Consolación y Lágrimas, de la Sangre, y la Virgen de los Dolores en su Amparo y Misericordia, de Santa Cruz. Cerca de allí, en la pequeña capilla de la Piedad, el grupo escultórico que creara Francisco Palma Burgos. Otro de los centros que más visitas ha recibido en esta jornada ha sido la parroquia de la Divina Pastora y Santa Teresa de Jesús. Un calor sofocante anidaba en el interior, donde la fe y la devoción se daban la mano. Ríos humanos para acercarse a contemplar la belleza de la Divina Pastora, madre de un barrio que hace escasas semanas la acompañó en multitud durante su procesión anual. También se encontraban en besamanos María Santísima del Gran Perdón, del Prendimiento, la Virgen de la Alegría y María Santísima del Dulce Nombre, de la hermandad homónima.

La Virgen del Auxilio, en María Auxiliadora también estuvo expuesta en besamanos para la veneración de los fieles. En la parroquia de la Virgen Milagrosa y San Dámaso Papa, aguardaba la imagen de María Santísima del Amor y Esperanza. En el santuario de la Virgen de la Victoria, hasta tres dolorosas: Nuestra Señora de la Caridad, Santa María del Monte Calvario y la Virgen de la Merced, de Ecce Homo. Cerca de allí, en la capilla del Agua, María Santísima de Gracia, del Rescate, obra restaurada en 1983 por Álvarez Duarte. En la parroquia del Buen Pastor, se encontraba la Virgen del Mayor Dolor en su Soledad, de la Crucifixión, que también estará en besamanos este sábado, en horario de 11:00 a 13:30 horas. En el barrio de la Victoria también podíamos encontrarnos con la Virgen del Sol, en la casa donde recibe culto. Mañana podrá ser visitada desde las 10:00 hasta las 14:00 horas.

El barrio del Perchel mostraba algunas de sus devociones solamente en besamanos por la mañana, como la Virgen de la Encarnación, en la capilla del mismo nombre. En El Carmen, esperaba el beso de sus hijos Nuestra Señora del Gran Poder, de la hermandad de la Misericordia, mientras que en San Patricio aguardaba la Virgen de Lágrimas del Carmen y en Ave María, la Virgen Mediadora de la Salvación. En la casa hermandad de Humildad y Paciencia, se encontraba Nuestra Señora de la Aurora, de la hermandad de Humildad y Paciencia y, en San Vicente de Paúl, la titular mariana de esta corporación, María Santísima de los Dolores y Esperanza. Solo por la tarde estuvo expuesta para la veneración de los fieles la Virgen del Mar, obra de Rafael Ruiz Liébana, en la capilla Nuevo San Andrés, en horario de 18:00 a 21:00 horas. Otro templo que fue un rosario constante de plegarias y emociones fue Santo Domingo. La Virgen de la Encarnación, obra anónima realizada entre los siglos XVII y XVIII, de la hermandad de Dolores del Puente, se mostraba ataviada de una manera magistral. Allí estaban también las Vírgenes del rosario y de la Estrella. Como curiosidad, la hermandad de Mena ha decidido exponer para la veneración al Cristo de la Buena Muerte y Ánimas, que también podrá verse este sábado, en horario de 10:00 a 14:00 horas.

En el barrio de la Trinidad, los alrededores de San Pablo era un fluir continuo. En un horario más recortado, estuvieron expuestas la Soledad y la Virgen de la Salud. Eran las 18:30 h. en un día donde la mayoría de los templos cerró sus puertas a las 21:00 horas. Desde las 17:00 h. hasta las 19:00 horas estuvo expuesta la Virgen de Fátima, en su parroquia, mientras que en convento de la Trinidad, tres imágenes marianas: la Virgen de la Paz, obra de Israel Cornejo, la de la Buena Fe, de José Dueñas, y la Virgen en su Dulce Resignación y Esperanza, anónima del XVIII. El templo que más tarde ha cerrado sus puertas, alrededor de las once de la noche, ha sido el de Santa Ana y San Joaquín, que mostraba a las Vírgenes de Nueva Esperanza y Guadalupe. En La Purísima, el horario era también más recortado que el habitual. Desde las 18:00 hasta las 19:20 horas, han podido contemplar los fieles a la Virgen de Carmen, María Santísima de la Encarnación y Amor Divino, del grupo parroquial de Las Lanzas, y una imagen de la Purísima Concepción. La Virgen de la Candelaria, de Medinaceli, aguardaba en el interior de la iglesia de Santo Tomás de Aquino. En el asilo de los Ángeles, la Virgen de la Esperanza y Refugio de los Ancianos.

A esta efeméride también se han sumado las zonas de Predegalejo, El Palo y Puerto de la Torre. En el Corpus Christi, la Virgen del Carmen y la del Carmen Doloroso, en Las Angustias, la Virgen del Carmen, y en el oratorio de las Cañas, la Virgen del mismo nombre, que ha recibido el beso de los devotos en horario de 18:00 h. a 21:00 horas.

Añejas estampas

El clasicismo y buen hacer de los vestidores actuales se ha podido comprobar hoy durante la jornada en la que más imágenes marianas han estado expuestas en besamanos. Hermosas estampas que recordaban al pasado, como las tres dolorosas que se encuentran en el Santuario de la Victoria o en la parroquia de la Divina Pastora. Si una de las características predominantes ha sido la gran cantidad de pecherines que han podido verse, otra ha sido la recuperación de estampas decimonónicas, con una importante profusión de joyas que recordaba a épocas pasadas.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup