Córdoba, ⭐ Portada

«Como en casa», el nuevo proyecto solidario con mayúsculas de la Hermandad del Vía Crucis

Con una frecuencia que va en aumento en los últimos años, el universo cofrade evidencia con sus hechos, más allá de sus palabras, en qué áreas radican aquellas cosas que de verdad importan, que trascienden de la parafernalia que en ocasiones rodea el mundo cofrade impidiéndole ver más allá de sus propias narices. Muchos son los ejemplos que derivan de múltiples iniciativas que las distintas corporaciones ponen en marcha a lo largo del año. A veces iniciativas llamativas que gozan del favor de la prensa generalista. Otras, acciones acaso dotadas de menos brillo publicitario, pero cargadas de un infinito simbolismo y una verdad sin matices, que demuestra que es los pequeños detalles donde se encuentra la auténtica caridad desinteresada.

Un nuevo ejemplo de esta premisa lo ha ofrecido la Hermandad del Vía Crucis que ha proyectado una nueva labor social que se llama «Como en casa» , que se trata de un piso de acogida para pacientes y familiares con escasos recursos económicos. Como nos ha informado su Hermano Mayor, Francisco Almoguera, se trata de un proyecto ambicioso donde la Hermandad quiere aunar todos sus esfuerzos. El máximo responsable de la corporación de la Trinidad ha explicado a Gente de Paz que «para la mejoría del paciente, no sólo se necesitan cuidados médicos, sino que es muy importante que el mismo tenga una garantía de poder continuar, en la medida de sus posibilidades, con sus actividades de la vida diaria. Intentar que el paciente no sienta que su “vida se paraliza por completo” es fundamental para favorecer una buena gestión emocional y mental del mismo, toda vez que «para que estas premisas se cumplan es básico que el paciente pueda tener una vida lo más normalizada posible».

Y como nos indica el Hermano Mayor «el inconveniente surge cuando su vivienda se encuentra demasiado alejada como para poder dirigirse rápidamente al hospital en caso de urgencia, tratamiento ambulatorio, etc. Normalmente, que estos pacientes sean ingresados en el hospital comporta dos hechos: la ocupación de una cama hospitalaria que podría ser empleada por otro paciente, y que el paciente no pueda disfrutar del confort de estar en un lugar privado y más acogedor. Con este sistema, los pacientes que residen fuera de la ciudad pueden instalarse en el piso el día siguiente del trasplante, tratamiento o a la espera de realizar alguna prueba recibiendo una o dos veces al día visitas de control de enfermería durante dos o tres semanas. Pasado este periodo, el paciente podrá volver a su casa con mayor seguridad. De este modo, los pacientes alojados en el piso de acogida pueden estar en un espacio más íntimo, con la presencia continua de un familiar y con todos los elementos propios de un hogar. Además, para cualquier urgencia, el paciente puede beneficiarse de la corta distancia entre el piso y el hospital.»

La cofradía del Lunes Santo tras realizar numerosas gestiones han conseguido la cesión de una vivienda en la calle Cañete de las Torres nº 18, planta 4 letra d, formalizando con la propiedad, la Obra Pía de la Santísima Trinidad de Córdoba la cesión del inmueble por un plazo de 6 años y que servirá para poder llevar a cabo este proyecto. «A cambio de esta cesión –subraya Almoguera-, la Hermandad se compromete a su rehabilitación y acondicionamiento además se haría cargo de todos los gastos necesarios para su puesta en servicio, consumo de suministros, impuestos, seguros, cuota comunidad de propietarios, reparaciones y conservación y cualquier otro que pudiera corresponder por su uso.

Se trata de un gran proyecto de Hermandad que implicará y permitirá involucrar a todos los hermanos en multitud de tareas y actividades, requiriendo igualmente la colaboración de organismos, asociaciones, empresas. En definitiva, de todo aquel que desee aportar su pequeño grano de arena en un gran proyecto social. Y es que las obras sociales de las cofradías son una manera perfecta devolver a pregonar a los cuatro vientos que la verdadera esencia que se encuentra íntimamente enraizada en el sentimiento cofrade trasciende de la parafernalia y los elementos accesorios por más que sean estos los únicos que en ocasiones brillan. En muchas ocasiones, y como ejemplo esta acción de caridad de la hermandad del Via Crucis, las cofradías brillan por su amor a los «favoritos del Señor».

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup