España

Cortan y roban la cabeza de una Virgen con su corona en un pueblo de Badajoz

La imagen de la Virgen de la Estrella, patrona del municipio pacense de Los Santos de Maimona, ha resultado dañada en un robo cometido en su santuario, en el que los ladrones cortaron la cabeza y se la llevaron junto con la corona. Los hechos ocurrieron en la tarde de este pasado miércoles, ha informado en un comunicado la Cofradía de Nuestra Señora de La Estrella. Según ha indicado, la imagen ha sido dañada y la ermita permanecerá cerrada “el tiempo mínimo indispensable para la investigación por las fuerzas del orden”.

El Ayuntamiento ha informado de que la Guardia Civil y la Policía están investigando este “grave hecho”, que ha causado una gran conmoción en toda la localidad y fuera de ella “por la gran devoción y veneración que se le profesa a la Virgen de la Estrella”. Durante los Santos Oficios de este Jueves Santo, celebrados en la parroquia de Los Santos de Maimona, el párroco, Leonardo Terrazas; la mayordoma de la Cofradía de Nuestra Señora de la Estrella, Mari Carmen Tinoco, y el alcalde de la localidad, Manuel Lavado, han informado juntos de los daños ocasionados a la imagen.

Tinoco ha pedido a la persona o personas que han cometido este acto de vandalismo que se arrepientan y la devuelvan y ha rogado a todos los que andan por caminos y campos que estén pendientes por si la cabeza hubiera sido abandonada. Por su parte, el alcalde ha asegurado que el Ayuntamiento no va a permanecer al margen e irá de la mano, tanto de la parroquia como de la cofradía, en todo cuanto propongan o decidan hacer.

Durante esta comparecencia conjunta, el párroco ha añadido que si se encuentra a los autores debe actuar la justicia como se hace en estos casos, “pero lo nuestro como cristianos es recuperar a los que están perdidos por distintas circunstancias de la vida y pedir la misericordia y el perdón de Dios para ellos si quieren hacerlo y se arrepienten”. El obispo de Mérida-Badajoz, Celso Morga, también ha trasladado unas palabras al pueblo de Los Santos de Maimona para mostrar su consternación.