Córdoba, ⚓ Costal

Costales de Ánimas para Su Divina Majestad y un Besamedalla en el Juramento

La festividad del Corpus Christi ha florecido de manera particularmente intensa en San Lorenzo donde este jueves ha comenzado el tradicional triduo que se prolongará hasta este sábado en honor a Jesús Sacramentado. Un ciclo que este jueves ha celebrado su primera cita a cuya conclusión, las puertas del emblemático templo cordobés se abrieron para dejar paso a la hermosa Custodia de la Hermandad del Remedio de Ánimas, que fiel a su estilo, atravesó solemnemente la famosa arcada a los sones reiterados de las campanas.

Jesús Sacramentado, envuelto en una nube de incienso y con la solemnidad que caracteriza a esta cofradía, aderezada por los icónicos cantos corales que acompañan todas sus muestras públicas de fe, avanzó con paso sereno, a hombros de los costaleros de Dios, al mando de José Luís Ochoa y de Ángel María Varo, que se despedía después de más de tres décadas mandando costaleros, logrando esa simbiosis que acaso parece vetada para un Lunes Santo que muchos hemos soñado de este modo, para recorrer en procesión las calles aledañas, portando en el frontal de su paso la imagen del imponente y sobrecogedor crucificado de San Lorenzo en virtud de un itinerario que se desarrolló por la Plaza de San Lorenzo, Santa María de Gracia, Realejo, Isaac Peral, Buen Suceso, Plaza del Poeta Juan Bernier, Plaza de San Rafael, Plazuela de Don Arias y Roelas, desde donde retornará a la Plaza de San Lorenzo.

Con el habitual recogimiento y ante el palmario respeto de los fieles que acompañan a la Custodia, la corporación dio testimonio de su fe cumpliendo con el itinerario previsto por su feligresía y escoltada por la presidencia de la comitiva, sin pasar por alto los momentos quizá más reseñables y significativos en tu trayecto que, como no podía ser de otro modo, tendrán lugar frente a la Iglesia del Juramento de San Rafael.

Precisamente la Iglesia del Juramento fue testigo del otro acontecimiento de la jornada que tuvo al Barrios de San Lorenzo como centro neurálgico. Allí, la Hermandad Universitaria, en cumplimiento de sus Reglas, ha celebrado una eucaristía dedicada a su imponente y sobrecogedor titular. Dicha misa ha sido oficiada por D. Fernando Cruz-Conde y Suárez de Tangil, que ostenta el cargo de Consiliario de la Hermandad además de ser el rector de la iglesia del Juramento de San Rafael y arcediano del Cabildo Catedralicio de Córdoba. El momento culminante de la celebración ha sido el besamedalla que ha dado la oportunidad a todos los fieles asistentes de rendir pleitesía al impresionante crucificado de Juan Manuel Miñarro de este modo singular, muy poco frecuente en la ciudad de Córdoba.

Nuestro compañero Antonio Poyato ha estado presente en ambos eventos para dejar testimonio a través de esta excelente crónica gráfica.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup