Portada, Sevilla

Cristo derrocha pasión y pureza en el magnífico cartel de la Semana Santa de Utrera

David Gómez deja sin palabras con una pintura llena de fervor, luz y color

La Semana Santa de la localidad sevillana de Utrera ya tiene su espectacular anuncio de la mano del artista de Mairena del Alcor David Gómez.

El acto ha tenido lugar este domingo en la Iglesia de la Purísima Concepción del Convento de las Madres Carmelitas.

La portentosa obra pictórica de Gómez recrea una de las escenas más conocidas de la Pasión del Señor: La entrada de Nuestro Señor Jesucristo en Jerusalén, más conocida como la Borriquita.

Cartel de la Semana Santa de Utrera 2022, realizado por David Gómez.

La obra, describe el propio autor, está realizada sobre lienzo con técnicas mixta óleo y acrílico, con unas dimensiones de 130 x 83 centímetros.

«He querido emplear, explica Gómez, una estructura triangular en la composición donde trato de unir vanguardia y tradición».

El cartelista habla seguidamente de lo que se puede ver en la composición: «El principal recurso empleado es el color, contrastando el rojo con el blanco. El rojo ligado a la pasión y sangre de Jesucristo. El blanco es el color de la pureza, paz, alegría y el color litúrgico de Dios. La escena que represento no es otra que la sagrada entrada de Jesús en Jerusalén, una Jerusalén que adopta el paisaje urbano de Utrera, concretamente he elegido como marco arquitectónico el arco de la villa, una de las puertas históricas de la ciudad»; señala el artista.

«El protagonista del cartel, prosigue el espléndido pintor, es la imagen de nuestro padre Jesús de la entrada triunfal en Jerusalén de la Hermandad de la Trinidad de Utrera, que aparece totalmente de perfil y acercándose al límite del lienzo como si estuviese pasando ante nuestro ojos».

El cartelista posan junto a su obra, que contiene detalles tan exquisitos como el rostro del Señor y el arco de la villa. Fotos: David Gómez.

E igualmente detalla los personajes secundarios que completan el cartel: «En este caso los acompañantes son niños portando palmas y ramos de olivo, que nos trasladan a esa ilusión que sentimos el Domingo de Ramos».

David Gómez incide además en uno de los acompañantes del Señor a su entrada en Jerusalén: «En primer plano aparece una joven que extiende un manto para alfombrar el camino al Rey de Reyes y en cuyo manto se refleja la panorámica de la ciudad de Utrera haciendo alusión a que es la misma ciudad quién recibe a nuestro Salvador».

El artista destaca por último las luces en contraste de la sombra en la pared: «Cobra importancia la luz y la sombra que proyecta la imagen sobre el muro, siendo está la silueta del crucificado del Santísimo Cristo del Perdón de Utrera, dándole sentido a la obra, el cual crea una dualidad entre el principio y el fin de la pasión que no tendría sentido sin el hecho excepcional de la Resurrección sugerida a través de la luz y blancura de las vestiduras de Cristo».

Se trata, en resumen, de una maravillosa obra pictórica que aúna originalidad, clasicismo y unción para presentar al mundo entero el esplendor de la Semana Santa utrerana.