Portada, Sevilla

Cs pide a al alcalde de Sevilla «aclarar el doble rasero» con la «ley seca de la Madrugá» y el «botellódromo» de UEFA

El portavoz del grupo municipal de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Sevilla, Álvaro Pimentel, ha instado este miércoles al alcalde de la ciudad, Antonio Muñoz (PSOE), a que «aclare» este jueves en el Pleno el porqué del «doble rasero» que aplicó en la denominada «ley seca de la Madrugá» frente al «botellódromo en el que convirtió las calles del Casco Antiguo durante la celebración de la final de la Europa League».

En un comunicado, Pimentel ha criticado que «una semana después de este gran evento los sevillanos seguimos esperando a que el alcalde sea capaz de dar la cara y poner sobre la mesa los argumentos que justifican este cambio de criterio», ya que «no parece muy coherente que se limite la actividad comercial cuando se trata de ofrecer un servicio a los sevillanos» y, sin embargo, «se ofrezcan todas las facilidades a los que nos visitaron esos días, especialmente si tenemos en cuenta todos los incidentes producidos».

Pimentel ha explicado que es una «irresponsabilidad» que el alcalde «haya dicho que está satisfecho con lo sucedido, pues no podemos olvidar que ocurrieron graves incidentes que pusieron en riesgo la seguridad de la ciudad, atentaron contra el patrimonio y generaron un caos de movilidad sin precedentes en la zona de Nervión y barrios aledaños».

En este sentido, Pimentel pedirá al equipo de gobierno en el Pleno que realice un balance de los planes de seguridad y movilidad puestos en marcha y explique «por qué no se evitaron los altercados violentos ni se minimizaron las molestias generadas a los vecinos», ha indicado.

Cs critica a Muñoz por «abandonar a su suerte» las zonas verdes y el arbolado de los parques empresariales de Sevilla
El líder del partido liberal en el Consistorio hispalense ha considerado que «la falta de previsión a la que nos tiene acostumbrado el gobierno socialista se vio superada en este evento». De hecho, «tuvimos que presenciar bochornosas imágenes del patrimonio de la ciudad degradado por la omisión, y en ocasiones hasta por la acción, del equipo de gobierno». A todo ello se suma la «decisión inexplicable» de «cerrar gran parte de los bares de la ciudad durante la Madrugá, prohibiendo a los sevillanos tomarse un simple café, mientras que en la final de la Europa League se colocó una alfombra roja al turismo de borrachera» que «en nada beneficia a la imagen de ciudad».

Es más, ha añadido Pimentel, «algo similar ocurrió en la Feria de Abril, cuando se impidió a los vecinos de Los Remedios comprar un litro de leche o un zumo a partir de las cuatro de la tarde». Sin embargo, «una semana después no hubo ni rastro de medida alguna en este gran evento deportivo».