Sevilla

Cuando Sevilla coronó a su Virgen de la Palma

Trece años han pasado desde aquel 2 de octubre del año 2005 del Señor. Comandados por Manuel Vallejo Martínez, 35 costaleros portaban sobre su costal a la Virgen de la Palma, titular mariana de la Hermandad del Buen Fin. Con aquella revirá en Javier Lasso de la Vega hacia Orfila a los sones de las Nieves de Olivares, que interpretaba «Virgen de los Negritos», se enfilaba el ansiado caminar hacia la S.I Catedral. Acompañada por 100 hermanos y hermanas que portaban cirios además de un centenar de fieles que seguían tus pasos, Madre, recorrías el camino el cual, llegado a su fin, te coronarían de estrellas.

Transcurrieron los días hasta llegar al señalado, 5 de octubre. A las doce de esa misma mañana el Cardenal-Arzobispo de Sevilla Monseñor Carlos Amigo Vallejo posó sobre tu cabeza una corona de oro de orfebrería andaluza, la cual te otorgaba el nombre de Virgen de la Palma Coronada.

Al comenzar la tarde, en torno a las ocho, retomaste la vuelta a San Antonio de Padua, no sin antes visitar a la Virgen de los Reyes en su Capilla Real y realizar Estación de Penitencia ante la Parroquia de San Lorenzo y la Basílica del Gran Poder. Sevilla te acompañó hasta pasadas las tres de la madrugada para dejarte en casa, ya coronada, Virgen de la Palma.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup