Sevilla, ⭐ Portada, 💚 El Rincón de la Memoria

De los Mínimos al Sagrado Corazón de Jesús, templo de cofradías

El regreso de los Javieres a su sede fundacional ha sacado del ostracismo a esta iglesia para los cofrades que hasta el siglo XIX acogió a cuatro hermandades

Se trata de uno de los templos que más fieles acoge, a tenor del numeroso público que acude a sus misas. Sin embargo, el hecho de no contar con una hermandad en su interior lo hace ser un gran desconocido en una ciudad donde las cofradías tienen una influencia incontestable

En el centro de la ciudad, cerca de San Lorenzo, los frailes mínimos establecen su colegio, en 1589. San Francisco de Paula quedaría terminada en el siglo XVII, aunque será mucho antes cuando albergue en su interior la primera de las hermandades. La Carretería, que había sido fundada en 1586 en el hospital de San Andrés y que al año siguiente se marcha a la desaparecida parroquia de San Miguel, llega hasta el templo de los mínimos en 1595. La relación entre la cofradía y la comunidad tuvo que discurrir sin sobresaltos, ya que permanece allí hasta que en 1761 se establece en su capilla, residiendo allí desde entonces.

Los toneleros, que regentaban el hospital de San Andrés, donde se fundó la Carretería, trabajaron para que tuviese sede propia. Ya en 1753 los hermanos pretenden trasladarse a la capilla del Baratillo, con la intención de ampliarla, encontrándose más cerca de los toneleros. Pero al final la idea no llega a fructificar. Aun así, los toneleros no cejan en su empeño, y a comienzos de la próxima década los sagrados titulares recalan en su actual emplazamiento. Su traslado quedó recogido en un documento que intercala composiciones líricas, como sonetos, quintillas, octavas y décimas, con los acontecimientos sucedidos los días que 15, 16, 17 y 18 de agosto, entre los que se encontraba su llegada a la nueva ubicación.

Los titulares de los Javieres en el interior del templo del Sagrado Corazón de Jesús. Foto: Foro Cofradías

Tan solo dos años después de su establecimiento en los Mínimos, la Carretería convive con las Cigarreras, aunque por un periodo fugaz. Si en 1597 se establece, solo tres años después se marcha a San Miguel, constando que en 1611 llega por primera vez a los Terceros. Con la marcha de la Carretería, el convento queda huérfano de hermandades, hasta que en 1818 llega la Lanzada, proveniente del Convento de San Basilio. Adquiere una capilla a los pies de la nave del Evangelio -donde reposa hoy el padre Tarín- y otras dependencias. En 1833 realiza estación de penitencia con el Cristo de la Buena Muerte, hoy titular de Los Estudiantes.

Los convulsos primeros años de la centuria decimonónica pasaron factura a la ciudad. Un importante número de cambios así lo atestigua. En lo que a hermandades se refiere, muchas tienen que huir de sus respectivas sedes. En el caso del Convento de San Francisco de Paula, se convierte en cuartel durante la ocupación francesa. Y lo volvería a ser en 1835, con la desamortización. Es entonces cuando la Lanzada entra en un periodo de inactividad tal que las imágenes quedan dispersadas en domicilios particulares.

El templo es vendido a la Sociedad Bíblica de Londres. Anglicano, hasta que por donación del nuevo propietario se dona a los Jesuitas. En 1850 acoge al Santo Entierro, que permanece siete años, trasladándose hasta San Juan de la Palma. Noventa y ocho años transcurren cuando, al filo de cumplirse un siglo, una hermandad se funda en su interior. Los Javieres, desde 1955 hasta 1977, conviven con los jesuitas en un capítulo, el de nuestras hermandades, que vive un resurgir con la creación de nuevas corporaciones. Pero las relaciones fueron complicándose hasta el punto de que Omnium Sanctorum le abre las puertas de la parroquia. Con el anuncio de la marcha de la comunidad, esta contacta con la corporación del Martes Santo. Las conversaciones se prolongan hasta el punto de que los Javieres pretende regresar al lugar donde dio sus primeros pasos. La burocracia hará el resto.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup