Andalucía, Portada

Diez momentos históricos que nos dejó Andalucía en este 2021

De la ausencia de procesiones a la recuperación del culto externo, este año que se nos va parece que va encaminándose hacia una nueva Semana Santa. En enero comenzarán los ensayos de costaleros de la mayoría de las corporaciones penitenciales, aunque no hay que perder de vista la nueva variante de la Covid-19 ni la futura aparición de cepas relacionadas con el virus. Con las esperanzas puestas en 2022 toca hacer balance de cuáles han sido aquellos hitos históricos por los que será recordado el año que se va.

Cuaresma de exposiciones

A falta de cortejos recorriendo las arterias de las ciudades los organismos cofradieros se han afanado en mostrar lo mejor de su patrimonio en diversas muestras que se han desarrollado principalmente en cuaresma. Pero no solo en esta época del año se han podido apreciar destacables joyas de nuestra Semana Santa sino que las exposiciones se han prolongado en otras zonas a lo largo del año. En Sevilla, por ejemplo, se dio paso al universo de las glorias en los Baños de la reina mora y con «Pange lingua» se concentraron en la catedral un importante número de custodias.

Largas colas para una Semana Santa sin procesiones

Los templos se llenaron de fieles que acudieron los días de la semana mayor a estar junto a los titulares. La magnificencia de algunos altares efímeros levantados por las priostías de las hermandades sirvió de aliciente para que en ciertos lugares se observaran largas colas. Las ganas por vivir una Semana Santa como la conocíamos antes de la pandemia impulsaron a los andaluces, que se echaron a la calle. Cada uno por una razón distinta, pero ahí estuvieron, cerca de las imágenes que mueven sus vidas.

Jerez, adalid del culto externo

En julio la ciudad jerezana dio un paso al frente para recuperar el culto externo. Al frente, Federico Mantaras, administrador apostólico de Asidonia-Jerez y posteriormente monseñor Rico Pavés. Fue sin duda una gran noticia para todos los cofrades. Porque erigirse como principal bastión cuando nadie dio un paso al frente valió el doble en la comunidad. Sus traslados, rosarios públicos, permitieron que se pusiera en marcha un motor económico adormecido. Provocó gentío dada la presencia de foráneos, así como los aplausos por los cofrades que veían un panorama desolador donde nadie parecía percatarse de la necesidad de sentir la presencia de Jesús y María por las calles.

Soledad de Arcos… y del mundo entero

Con motivo del 450 aniversario fundacional la hermandad de la Soledad de Arcos se convertía en la primera en sacar un paso a la calle tras la pandemia. Y en una comunidad tan mariana no era extraño que fuera un palio, que cobijaba a una dolorosa que se vio acompañada por un multitudinario público. Los costaleros, bajo sus trabajaderas, la Virgen arropada por sus vecinos el 11 de septiembre. Recuerdos de antaño en una jornada que pocos olvidarán. Pasarán los años pero nos vendrá a la memoria que en Arcos vimos la luz.

Misión del Gran Poder

La llegada del Señor de Sevilla a tres de los barrios más desfavorecidos de España enseñó al universo cofradiero otra forma de hacer las cosas. Y con su traslado se abrió un interesante debate. ¿Por qué no celebrar aniversarios con un formato parecido, donde la caridad sea fundamental? Numeroso público en sus traslados constató además la necesidad de Sevilla de volver a recobrar su calendario.

Málaga vivió su gran año

La capital de la costa del sol celebró un año de gran simbología cofradiera. Exposiciones, traslados, procesiones… «El Verbo encarnado» fue una de las muestras que serán recordadas por acoger en la catedral las devociones más destacadas de una ciudad que mostró en una procesión magna sus inconmensurables tronos y la riqueza que vertebra su patrimonio. En verano se prolongó «Un siglo de esplendor» ante el destacable número de visitas recibido.

Cambios en las altas esferas

La llegada de José Ángel Saiz Meneses a la archidiócesis de Sevilla o la renuncia de González Montes en Almería sacudieron los cimientos de la curia andaluza. Caras nuevas -en el segundo de los casos con el ascenso del obispo coadjuntor Gómez Cantero-, a las que se sumaba Rico-Pavés en Jerez y más recientemente, a finales de noviembre, Chico Martínez en Jaén, que relevaba a Rodríguez Magro.

Regreso de las coronaciones

Con la recuperación del culto externo se retomaba también el ciclo de las coronaciones canónicas. En esta ocasión era Bornos la que distinguía con tal rango a su patrona, la Virgen del Rosario, el pasado 6 de diciembre. Se convertía así en la primera coronación tras ver aplazada la fecha por la Covid-19. En el horizonte esperan la patrona de Castilblanco, la Virgen de Escardiel (Sevilla), María Santísima de la Paz y Esperanza, de Córdoba, y la Virgen de la Fuensanta, patrona de Alcaudete (Jaén), entre otras.

Procesión extraordinaria de la Virgen de los Reyes

La patrona de Sevilla y su archidiócesis salía al encuentro con los sevillanos en medio de un ambiente festivo a la par que navideño. Acudía al ayuntamiento en un recorrido distinto con motivo del 75 aniversario de su patronazgo. Precedía un amplio cortejo, donde estaban representadas medio centenar de patronas de la provincia. Pétalos y aplausos para un 7 de diciembre histórico.

La Virgen del Rosario y el Nazareno, pilares de la devoción popular en Cádiz

El día de la Inmaculada Concepción la tacita de plata fue escenario de una procesión que aglutinó el fervor de los gaditanos. En medio de una pandemia donde la sexta ola estaba llamando a la puerta la patrona y el Señor de Santa María convocaron a una ingente multitud en un día que comenzó con el solemne pontifical en la catedral y que por la tarde vio a sus dos devociones por las calles. La primera de ellas con un atavío inusual, reemplazando el blanco por el azul, y el segundo con marchas como «La Madrugá».