Advertisements
Andalucía, ⭐ Portada

Domingo de Ramos. Un itinerario por la Semana Santa que no se celebró

La suspensión de la Semana Santa por la crisis sanitaria que se encuentra viviendo nuestro país ha supuesto un jarro de agua fría para el cofrade, que ha visto frustradas sus ilusiones de disfrutar de las Cofradías en la calle, si bien la aplastante lógica de tal decisión ha sido acogida con entereza y serenidad por éste.

Gente de Paz es una página web con clara voluntad globalizadora, ofreciendo así variedad de contenidos durante los 365 días del año que no excluyen a ningún lugar de nuestra geografía. Por ello, nos hemos planteado la realización de una serie de artículos para cada día de la Semana Santa en el que se refleje la riqueza que alberga nuestra tierra de norte a sur y de este a oeste. Así, cada día de la Semana Santa destacaremos nueve Cofradías de tal jornada, una por capital de provincia (pese a que en ocasiones no será posible cumplir esta premisa, cuando en ciertos días no haya Hermandades en ellas) más Jerez de la Frontera.

Pese a que se ha intentado destacar a Hermandades lo más representativas posible de cada lugar, otros criterios como la variedad de estilos o evitar la repetición de determinados misterios también están presentes a la hora de elegir las respectivas Cofradías. Por favor, que nadie vea en esta serie de artículos, que les garantizo tienen una carga de trabajo importante detrás, realizada por miembros de la redacción de nuestra web, un lugar para la confrontación más aún en los tiempos que corren. Entiendan la dificultad de elegir una Cofradía por cada día de la Semana Santa, y la imposibilidad de ir más allá de ello por cuestiones de espacio, lógica y tiempo. El único objetivo es dar a conocer, en la medida de lo posible y sin pretender ser exhaustivos ni ofrecer un análisis pormenorizado de cada detalle, una muestra de las bondades de las Cofradías de nuestra tierra. Ofrecer un recorrido virtual en estos días tan extraños que nos toca vivir, que nos permita asomarnos a la manera en que se vive la Pasión de Cristo en lugares distintos a nuestra ciudad, ahora que nos vemos exigidos a permanecer retenidos en nuestro domicilio. Disfruten del itinerario cofrade, traten de imaginar cómo habría sido nuestra querida Semana Santa si Dios así lo hubiera querido.

 

Córdoba – El Rescatado

El día que la Semana Santa empieza es de obligado cumplimiento en la ciudad de Córdoba acudir al encuentro del Rescatado. Hoy podríamos estar contemplando su discurrir por la calle Alfonso XII sobre su imponente trono dorado, alumbrado por cuatro faroles de bella factura y acompañado musicalmente por la B.C.T. Coronación de Espinas, que en este punto del recorrido el pasado año interpretaba «Dulce Nombre de María». Enamorarse del Rescatado es tan sencillo como cruzar nuestra mirada con la suya, deleitarse con su templada morenez y su cabello natural no puede dejar de formar parte de este recorrido virtual por la Semana Santa andaluza. Tras el Rescatado, la elegancia del discurrir del palio de la Amargura es algo que no debe dejar escapar el cofrade cordobés, con la armonía acústica de la B.M. de la Estrella, que viene ofreciendo un gran nivel durante los últimos tiempos y que interpreta en el vídeo las marchas «Santísimo Cristo del Desamparo y Abandono» y «Altare Dei». La imagen cristífera es obra de Fernando Díaz de Pacheco del siglo XVIII, mientras que la dolorosa tiene la autoría de José Callejón de mitad del siglo XX.

Destaca el hecho de que durante años la Cofradía cordobesa ha invertido el orden de paso de sus titulares, encabezando la procesión la Virgen de la Amargura mientras que, debido al inmenso número de promesas, el Señor cerraba el cortejo. Sin embargo, esta situación cambió hace algunos años. Estamos ante una Cofradía que ha evolucionado de forma más que destacable, pasando de ir a ruedas a estar cargado por costaleros sobre sus respectivos pasos, que han ido enriqueciéndose patrimonialmente con el paso del tiempo hasta consagrar una Cofradía maravillosa para iniciar la Semana Santa en Córdoba.

 

Sevilla – El Silencio Blanco

Decir Sevilla un Domingo de Ramos viene a ser nombrar implícitamente la Cofradía de la Amargura. Una Hermandad que, con su sobriedad, contrasta con la algarabía propia de la jornada que da el pistoletazo de salida a la Semana Santa de cualquier rincón. La templanza y ese sabor único que acompaña al discurrir de los dos pasos de la Hermandad de San Juan de la Palma bien merece un lugar de privilegio en este humilde rincón. Y para rincón con ambiente cofrade en la capital hispalense, especialmente el Domingo de Ramos, la Plaza del Salvador, donde la Hermandad de la Amargura ya se dirige hacia su sede canónica bien entrada la noche. Si todo hubiera seguido su curso, podríamos estar disfrutando del arrebatador caminar del misterio del Silencio Blanco por este enclave estratégico, a sones de la B.C.T. Tres Caídas de Triana, interpretando «En tus Lágrimas Amargura» engarzada con «Cristo del Amor» o del inconmensurable palio de la Virgen de la Amargura, a sones de uno de otro de los himnos de la Semana Santa sevillana, «Amarguras», de Font de Anta, interpretada por la B.M. del Carmen de Salteras.

Pese a que se podrían destacar infinidad de detalles del patrimonio artístico de la corporación, hay dos elementos que son absolutamente diferenciales en la corporación. En primer lugar, el andar decidido e implacable del misterio del Silencio Blanco, así como la dulzura y sobriedad del de la cuadrilla del palio. De igual forma, la exquisita y selecta elección del repertorio para ambos pasos, que es tan impecable como escasa, es algo que da un color especial al discurrir de la Cofradía, con marchas de corte clásico en las cornetas trianeras para el Señor y obras fúnebres para la Virgen.

 

Málaga – Pollinica

No cabe duda de que la Entrada Triunfal es el misterio más representativo del Domingo de Ramos. Llámese Borriquita, Borriquilla o, como en el caso que nos ocupa, Pollinica, estamos ante la Hermandad del futuro de cada rincón de nuestra tierra, la Hermandad que aglutina más niños que son el porvenir de nuestra pasión. Asomarse a Andalucía cada mañana de Domingo de Ramos implica que el primer vistazo lo echemos a la capital malagueña, que pone en la calle a una de las primeras Hermandades en tal jornada. Un punto con especial sabor de la capital malagueña que podría estar abarrotado a estas horas es, sin duda, la Tribuna Oficial de Málaga, que quedaría inaugurada respecto a procesiones por el trono de la Pollinica, que se encuentra en fase de dorado, y sonando marchas como las que suenan en el vídeo por parte de la A.M. Dulce Nombre de Granada, «Pescador de Hombres», «Entrando en Jerusalén» y «Estrella, Reina del Cielo». Tras la Pollinica, el resplandeciente trono de la Virgen del Amparo, que también podríamos contemplar en la subida a la calle Casa Palma, a sones de la marcha «Mi Amargura», interpretada por la B.M. de la Esperanza de Málaga.

A destacar el maravilloso trono que está fraguándose para la Pollinica, vertebrado mediante cuatro esculturas en cada frente del mismo, que representan cuatro pasajes bíblicos: la unción de Saúl como primer rey de Israel, el traslado del Arca de la Alianza a Jerusalén, la entrada de David como vencedor de Goliat y el encuentro de Abraham con Melchisedech. Algo que sucede de forma similar en el trono de la Virgen del Amparo, donde se escenifica a Isaías y a Zacarías, profetas del Antiguo Testamento.

 

Granada – Santa Cena

La Semana Santa de Granada encierra gran cantidad de tesoros que no siempre saben apreciarse en su justa medida. Una de esas joyas es, sin duda, la Hermandad de la Santa Cena, cuyo discurrir por las calles de la ciudad nazarí es de lo más recomendable. Quizá a la hora que esté usted leyendo esto la multitud pudiera estar agolpándose en Santo Domingo para aguardar la llegada del imponente misterio caoba de la Cena, presidido por la imagen cristífera que tallara Eduardo Espinosa en la década de los años 20 así como del inmaculado palio de la Virgen de la Victoria, tallada también por Espinosa en la misma década, quien en la primera mitad del siglo XX realizó gran cantidad de patrimonio para la Cofradía. En el año 2019 a la salida sonaron las marchas «Al Señor del Compás» y «Al Cielo el Rey de Triana» por parte de la B.C.T. Tres Caídas de la propia ciudad nazarí, mientras que la Victoria salía con «Hosanna in Excelsis» y «Como Tú Ninguna», interpretadas por la B.M. de los Remedios, también de Granada.

A destacar el maravilloso apostolado que vertebra el misterio de la Santa Cena, también realizado por Eduardo Espinosa, así como el palio de la Victoria, cuyos respiraderos combinan la madera dorada y la plata y cuyas bambalinas, coronadas por crestería plateada, así como el escudo de las 28 ciudades que apoyaron al Movimiento Nacional en la época en la que fue realizado. A modo de curiosidad, la Virgen de la Victoria carece de lágrimas. Este año 2020, como novedad, la música de la B.C.T. Santa Cruz hubiera sonado tras el misterio de la Santa Cena.

 

Jerez de la Frontera – El Transporte

La tierra de la magia no puede quedar fuera de este paseo virtual por la Semana Santa de nuestra tierra. Jerez de la Frontera es un rincón plagado de Cofradías que merecen ser conocidas. Una de ellas es, sin duda, la Hermandad del Transporte, que pone el broche de oro al Domingo de Ramos Jerezano. En el misterio de Jesús del Consuelo se representa el Desprecio de Herodes. La imagen cristífera es de estilo roldanesco del siglo XVII, aunque existen ciertas teorías que apuntan hacia la escuela genovesa afincada en Cádiz en esa época. Las calles de Jerez podrían estar contemplando el imponente caminar del misterio del Transporte, tal y como sucediera en 2019 en la calle Guadalete, a sones de la marcha «Gitano Tú Eres de Santa María», interpretada por la B.C.T. Rosario de Cádiz, en uno de los grandes binomios entre cuadrilla y banda de Andalucía. Tras el Señor del Consuelo, aparece una de las obras cumbre del imaginero Sebastián Santos, la Virgen de la Misericordia, cuya belleza y serenidad en la mirada son inigualables, aderezada por su excelso paso de palio que el año pasado contó con la música de la B.M. Pedro Álvarez Hidalgo de Puerto Real.

La Hermandad del Transporte se conoce así por su estrecha relación con el gremio de los transportistas, que fueron pilar fundamental durante los primeros años de la Hermandad, fundada en 1954, para que pudiera salir hacia adelante. La belleza de la dolorosa ha quedado plasmada en una marcha que ha alcanzado una notable popularidad en la época contemporánea del estilo de banda de música: «¿Quién te vio y no te Recuerda?», obra del prestigioso compositor David Hurtado.

 

Huelva – La Borriquita

La capital onubense puede presumir de Cofradías maravillosas, que bien merecen ser visitadas en esta particular visita por la Semana Santa andaluza. El Domingo de Ramos tiene un sabor especial a infancia, a esas primeras veces que quedan grabadas en la mente de cualquier cofrade. Ver el discurrir procesional de la Hermandad de la Entrada Triunfal es todo un deleite para los sentidos. La Borriquita, que procesiona sobre un maravilloso paso dorado, acompañado de la A.M. Lágrimas de Dolores de San Fernando, en otro maravilloso binomio entre banda y Cofradía, es obra del imaginero Antonio León Ortega, mientras que las imágenes secundarias, excepto uno de los niños y la borriquita, son obra de Elías Rodríguez Picón. Bien podríamos emplazarnos en la revirá hacia la calle Rico, y contemplara la majestuosa maniobra realizada por la cuadrilla de costaleros al son de las marchas «Empireo» y «La Saeta». Por su parte, la Virgen de los Ángeles también es obra de Antonio León Ortega, y posee una dulce faz sin lágrimas. Procesiona sobre un bellísimo palio de color azul mezclado con el dorado del bordado. Otra maravillosa revirá que podría estar disfrutándose en estos momentos podría ser en la Plaza de las Monjas, a sones de la marcha «Macarena» de Abel Moreno, inteprretada por la B.M. de las Mercedes de Bollullos del Condado.

En cuanto a detalles que merecen ser destacados, podría mencionarse la hechura del paso de misterio de la Borriquita, en el que sobresale la presencia de hasta seis capillas en la canastilla, mientras que del paso de palio llama la atención la presencia de una diadema sobre las sienes de la dulcísima Virgen de los Ángeles.

 

Cádiz – El Despojado

Si bien es cierto que la Hermandad del Despojado de Cádiz es la más reciente en incorporarse a la nómina de las Cofradías que procesionan en la Semana Santa gaditana, no es menos cierto que su irrupción y crecimiento exponencial en tan solo una década es digno de resaltar, merced a la devoción que ha provocado la imagen cristífera, traspasando las fronteras de la Tacita de Plata con creces. El Despojado es obra del imaginero cordobés Francisco Romero Zafra, siendo una de sus obras cumbre hasta el momento. Justo en estos instantes, podríamos estar disfrutando del caminar del misterio del Despojado por la calle Nueva y la Plaza San Juan de Dios, a sones de marchas como «Al Compás de tu Andar, Despojado» o «Pasión, Muerte y Resurrección», interpretadas en ese enclave en 2019 por la B.C.T. Ángeles de Sevilla con gran maestría. Sin embargo, en 2020, hubieran sido los sones de la B.C.T. Rosario de Linares los que hubieran puesto el color musical al transitar de la Cofradía salesiana.

Además de la imponente imagen del Despojado, destaca el rápido crecimiento durante los últimos años en lo que a patrimonio se refiere, con el enriquecimiento de las figuras que vertebran el misterio, así como de la canastilla, que está siendo realizada por el prestigioso tallista Manuel Oliva. De igual forma, el estilo de andar de la cuadrilla del Despojado difiere del resto de las Cofradías gaditanas, algo que les ha costado críticas e incluso alguna escena desagradable por alguno que no ha comprendido nada de lo que implica una salida procesional. Resulta habitual ver andar al Despojado con doble paso, sin dejar por ello de utilizar la tradicional horquilla de Cádiz. La corporación ha sabido mantenerse firme pese a la tempestad y afianzar este dignísimo estilo de caminar para la Cofradía del Domingo de Ramos. Aún no procesiona la Virgen de la Concepción, también obra de Romero Zafra, con una belleza y una dulzura en su rostro que la ciudad de Cádiz ansía contemplar por sus calles.

 

Jaén – Santa Cena

La capital del Santo Reino goza de un maravilloso Domingo de Ramos, dándole así un pistoletazo de salida excelente a su Semana Santa. Desde la Iglesia de Juan Pablo II sale la Hermandad de la Santa Cena, cuyo discurrir es de los más esperados por el cofrade jienense. Jesús Salvador en su Santa Cena es obra del imaginero cordobés Antonio Bernal, que supo imprimir su característica dulzura en el semblante de la imagen cristífera. Representa el momento en el que, durante la Sagrada Cena, el Señor pregunta a San Juan «¿quién de vosotros me va a traicionar? Si nuestro corazón pudiera viajar a la Plaza de la Libertad, mientras el ocaso comienza a vencer al sol del Domingo de Ramos, podríamos deleitarnos con el imponente caminar del misterio de la Santa Cena, un paso muy voluptuoso tallado por el también cordobés José Carlos Rubio Valverde que ya se encuentra dorado, con detalles en alpaca plateada. En el mencionado punto de la Cofradía jienense sonaron las marchas «Cristo del Amor» y «Bulería en San Román», interpretadas por la B.C.T. San Juan Evangelista de Sevilla, aunque en 2020 hubiera acompañado al misterio la B.C.T. Cristo del Mar de Vélez-Málaga. Tras la Cena aparece el elegantísimo paso de palio de María Santísima de la Caridad y Consolación, también realizada por Antonio Bernal. Su neoclásico paso de palio, de bellísima factura coronado por crestería, queda coronado en su bambalina delantera por una custodia, amén del carácter Sacramental de la Cofradía. Detalles que bien podrían haber sido contemplados en su caminar por la mencionada Plaza de la Libertad a sones de la marcha «Esperanza Macarena», interpretada por la B.M. Santa María del Alcor de El Viso del Alcor.

En esta misma línea sobresale la gloria del techo de palio, diseñada por Javier García Molina, que viene a resaltar el reinado de la Virgen María en la tierra y en el cielo, y queda custodiada por destellos de orfebrería, dotando así al palio de gran originalidad. No conviene olvidar la importantísima labor social realizada por la Hermandad de la Santa Cena a través de su fundación «María Santísima de Caridad y Consolación», cuyo objetivo principal es ofrecer caridad a la tercera edad, que cuenta con un Centro Asistencial de mayores.

 

Almería – La Estrella

El Domingo de Ramos en Almería capital goza de maravillosas Cofradías para disfrutar. Por ejemplo, destaca el transitar de la Hermandad de la Estrella por las calles almerienses. En esta ocasión, podemos contemplar tanto el misterio del Señor de las Penas, en el que aparece Jesús sentado sobre una peña, con los brazos abiertos aguardando el momento de la crucifixión, mientras su ropaje se echa a suertes, como el palio de la Virgen de la Estrella, en su discurrir hacia la Catedral. En el misterio, en el que destaca la valentía de su cuadrilla, suena la marcha «Arrepentimiento», interpretada por la B.C.T. Angustias de Porcuna, mientras que tras el palio de la Estrella suena la marcha «Coronación de la Macarena», interpretada por la B.M. Los Iris de Instinción.

Jesús de las Penas y María Santísima de la Estrella son obra del imaginero Luis Alberto García Jeute en el año 1992 y 1999 respectivamente. Está afincada en la Parroquia de San Isido Labrador del barrio de Regiones, donde cuenta con gran respaldo de los vecinos. Con respecto a la cuadrilla del Señor, su maestría en el caminar hace que sea uno de los ejemplos a seguir de la capital almeriense. En cuanto a puntos del recorrido, destaca la vuelta por el mencionado barrio de Regiones.

 

Artículo realizado por Adrián Martín, Rafael Peñafiel, Lucía Bulnes, Jesús Pérez y José Barea

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup