Advertisements
Sevilla, 🎶 Pentagrama

Ecos de la Pasión | El Nazareno y la Fuensanta

📽 🕯❀ NUESTRA FE es confiar en el SEÑOR totalmente, aun cuando no entiendas el plan que Él tiene preparado para ti.🎼 Suena ; NUESTRA FE 🎶🎵 📝 Autor: Francisco Nogales Medina ✏ #Madrugá2013⛪ Hermandad de Ntro. Padre Jesús - Morón Sevilla Fuensanta Morón 🥁🎺

Gepostet von Fuensanta Morón am Montag, 10. September 2018
Featured Video Play Icon

La sección Ecos de Pasión, que comencé a escribir hace algunas semanas y por la que ya han pasado distintos binomios entre bandas y Hermandades, estaba concebida para rescatar momentos de la Semana Santa pasada, para poder así dar a conocer joyas de nuestro pasado más reciente a lo largo y ancho de nuestra bendita tierra. Sin embargo, en esta ocasión considero verdaderamente interesante viajar un poco más hacia atrás en el tiempo.

Nos situamos en el año 2013, Madrugá del Viernes Santo en la sevillana localidad de Morón de la Frontera. A las cuatro de la madrugada las puertas de la Ermita de la Fuensanta se abren para que salga a la calle la Hermandad del Nazareno, una de las más populares no solo de la ciudad, sino de toda la región. Minutos después, con los ciriales del paso del Nazareno ya en la calle, la Agrupación Musical de la Fuensanta de Morón, perteneciente a la propia Hermandad y de las más destacadas del panorama musical andaluz, rompe el silencio de la noche a pesar del numeroso público asistente comenzando a interpretar los acordes de la marcha «Nuestra Fe», magistral obra de Francisco Nogales Medina dedicada al titular cristífero de la Hermandad, a los diputados de juventud de aquella época de la Hermandad, así como a los componentes de la banda y la Hermandad. 

«Nuestra Fe» tiene una parte compuesta para ser cantada -en alguna que otra ocasión por el Coro de San Francisco, y cuando no por los propios músicos-, y en el transitar desde el interior del templo hasta el dintel de la puerta, la bellísima letra de la pieza se puede escuchar claramente a modo de oración hecha cantada para la imponente obra del imaginero Antonio Castillo Lastrucci, que se va haciendo presente mientras suena el canto que culmina con «Tú eres la luz de nuestra fe…». En ese momento, el fervoroso público rompe en una cariñosa ovación hacia la imagen cristífera, que ya se encuentra en las afueras de la Ermita de la Fuensanta. Se vive, así, el comienzo a una triunfal Madrugá de Viernes Santo en torno al Nazareno de la Fuensanta de Morón de la Frontera, cuyo caminar por las calles del municipio es aliviado por el amor y veneración que la Agrupación Musical de la Fuensanta profesa por Él. Un binomio radicalmente indivisible y que despierta la veneración de la feligresía por la advocación del Nazareno.

Esto de la música procesional es un estrato de la Semana Santa que, como cualquier otro, no es ajeno a la subjetividad y la experiencia personal. Recuerdo que el primer disco de música procesional que tuve en mis manos fue el que grabó la mencionada formación musical sevillana allá por 2006, cuyo título es, precisamente, «Nuestra Fe», y que contiene esta marcha tan descriptiva y de tan enorme significado para los músicos de la banda y hermanos de la Cofradía. De aquel disco, en el que venían distintas obras -clásicas, modernas y propias-, recuerdo que «Nuestra Fe» me cautivó. No sé bien por qué, pero el hecho incuestionable es que fue la primera marcha de las no conocidas que causó un fuerte impacto en mí, y ni que decir tiene el cariño que le tengo a esta obra. Ver caminar al Señor de la Fuensanta a los sones de esta marcha, interpretada con tanta calidad interpretativa como corazón por los músicos de su banda, resulta verdaderamente conmovedor.

Es cierto que la música procesional per se no es algo que tenga una importancia capital en lo que supone la presencia de una imagen sagrada en la calle, y así lo he defendido en reiteradas ocasiones. Pero no deja de ser menos cierto que, si la música procesional sirve de vehículo para llegar a la divinidad, es un instrumento tan válido como cualquier otro. Exactamente eso me sucede a mí con «Nuestra Fe», que ya también he hecho, con permiso, un poquito mía. Escuchar sus acordes me evoca la dulzura de la imagen del Nazareno de la Fuensanta caminando, como siempre, al compás de su maravillosa agrupación musical, que tanto cariño y fe ofrece a su Cristo año tras año en forma de notas musicales hechas plegaria. Una delicia para los sentidos, sin duda.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup