Advertisements
España, Varios

El arzobispo de Zaragoza preside la fiesta del Corpus Christi en la capital aragonesa

El arzobispo de Zaragoza, monseñor Vicente Jiménez, ha presidido este jueves, 11 de junio, la fiesta de los Corporales de la localidad de Daroca, y presidirá el domingo, 14 de junio, la del Corpus Christi en la capital aragonesa.

Ambas celebraciones litúrgicas se desarrollan íntegramente en el interior de las basílicas de Santa María de los Corporales y Nuestra Señora del Pilar, respectivamente, a causa de las limitaciones establecidas para evitar la propagación de la pandemia del coronavirus, ha informado la Delegación de Medios de Comunicación de la Archidiócesis de Zaragoza en una nota de prensa.

En su mensaje para estas fiestas, el prelado ha manifestado que la eucaristía «es un antídoto frente a la indiferencia» y la situación de pandemia «que vivimos y sufrimos» hace necesario superar «la globalización del ‘virus’ de la indiferencia con los ‘anticuerpos’ necesarios de la justicia, la caridad y la solidaridad».

En Daroca, la celebración ha tenido lugar este jueves, a las 12.00 horas. La solemne misa ha concluido con una procesión por las naves de la basílica hasta la capilla del Santísimo Misterio, donde el Arzobispo ha bendecido a los fieles con los Sagrados Corporales, que no solo se a dirigido a los presentes, sino que se ha invocado sobre los afectados por la pandemia y la sociedad en general.

En Zaragoza, la celebración del Corpus Christi el domingo, 14 de junio, será a las 12.00 horas, en la catedral basílica del Pilar. En esta ocasión, no participarán los comulgantes, ni sus familias y la procesión eucarística se desarrollará por las naves que rodean el altar mayor del templo. La Sagrada Eucaristía no se llevará en la custodia procesional de asiento, sino que se portará en una de altar.

El arzobispo de Zaragoza se ha referido, en su carta pastoral con motivo de esta fiesta, a la peculiar situación que ha vivido la sociedad y, dentro de ella, la Iglesia «sin poder participar física y plenamente de la eucaristía».

Monseñor Jiménez, tras aludir a la normalidad que supone recuperar la asistencia de los fieles a la misa, ha dirigido un mensaje de ánimo a los «muchos niños que no han podido celebrar aún la Primera Comunión y no podrán acompañar a Jesús sacramentado por las calles y plazas de nuestros pueblos y ciudades el día del Corpus Christi».

La carta pastoral concluye con una oración dando «gracias a Dios por los miles de católicos que, unidos al Señor, iluminados por su Palabra, alimentados del Cuerpo de Cristo, viven ofreciendo sus vidas y sus recursos a los más pobres y necesitados».

Asimismo, el arzobispo agradece la labor de los agentes de pastoral, a los voluntarios y trabajadores de Cáritas «y de tantas otras instituciones de la Iglesia» e invita a orar «con intensidad» por todos ellos, «para que el Señor les regale fortaleza de espíritu y lucidez para afrontar la nueva realidad de necesidad y pobreza que está emergiendo».

Con motivo de la fiesta del Corpus Christi, en la mayor parte de las parroquias de la diócesis, además de la celebración de las misas, se tendrá un acto eucarístico para sustituir a las tradicionales procesiones y, en muchas de ellas, el Santísimo Sacramento permanecerá solemnemente expuesto a lo largo del día para la adoración de los fieles.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup