Advertisements
España, ⭐ Portada

El Ayuntamiento de Alcorcón consuma la infamia y expulsa al Nazareno de su casa hermandad

La infamia perpetrada por la alcaldía de Alcorcón contra la Hermandad de Jesús Nazareno se ha consumado. Así lo ha confirmado este jueves la Junta de Gobierno de la corporación alcorconera mediante un comunicado difundido a través de sus medios oficiales de información en el que confirma el cierre fulminante y definitivo de su casa hermandad por parte del gobierno municipal socio comunista de Alcorcón. 

Un cierre que propicia la expulsión de la Hermandad de la que ha sido su sede social hasta ahora y que se ampara en la revocación del contrato decepción del local que la corporación había venido utilizando. Conviene subrayar qué en consonancia con el absoluto desprecio con el que el Partido Socialista ha tratado a la Hermandad, la Corporación ha tenido conocimiento de la expulsión por el desarrollo del pleno municipal celebrado este miércoles ya que, hasta el momento, el Ayuntamiento ni siquiera se ha dignado enviar notificación escrita al respecto a la cofradía. 

La Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Esperanza ha puesto de manifiesto en el mencionado comunicado su sentimiento de impotencia por haber sido ignorados por el equipo de gobierno que ha evitado, en todo momento, reunirse con la Junta de Gobierno de la Hermandad. «Es muy triste que se den explicaciones en un pleno municipal sin haber escuchado a las partes implicadas. Decir que no se han hecho obras porque no hay permisos solicitados es un argumento vacío ya que limpiar, poner el techo, arreglar goteras, pintar o limpiar grafitis no requieren de licencia municipal para llevarlas a cabo, pero si conllevan un gasto humano y material», precisa la nota pública. 

La Hermandad ha vuelto a insistir y que no ha recibido ni una sola vía de diálogo ni una posible solución o alternativa. «Después de diez días la alcaldesa nos ha comunicado que nos recibirá la semana próxima, cuando el cierre de nuestra Casa de Hermandad está ya aprobado, firmado y debatido en el pleno para convertirlo en un cantón de limpieza». Un local que llevaba 15 años cerrado y en total estado de abandono y que la Hermandad se ha encargado de adecentar en los últimos meses. Una auténtica vergüenza y un miserable ataque perpetrado desde el poder totalitario que detentan determinados personajillos que aprovechan su cargo para aplastar a quienes consideran sus enemigos. 

Sin embargo los miembros de la Junta de Gobierno de la Hermandad subrayan que esta situación les hace más fuertes, en el convencimiento de la gran labor social y cultural que llevan a cabo al tiempo que anuncian te han vuelto a solicitar el derecho que les asiste como asociación de Alcorcón para poder expresarse en el pleno municipal convocado para la próxima semana de forma que puedan exponer su versión y ofrecer las pertinentes explicaciones de forma pública. 

Recogida de más de 20.000 firmas

Al hilo de lo sucedido, la Hermandad ha iniciado una recogida de firmas para evitar la expulsión. Esta iniciativa, que ha recogida ya más de 20.300 apoyos a través de la plataforma HazteOir.org. El local, situado en la calle Madrid, fue cedido hace un año, bajo el mandato del PP, para que estas entidades religiosas pudieran desarrollar sus actividades sociales y culturales por un período de 20 años, algo que ha sido revocado por el nuevo Gobierno municipal, formado por PSOE y Unidas Podemos.

De Andrés ha explicado en rueda de prensa que este local, de titularidad pública, va a ser utilizado «como cantón de la Empresa de Servicios Municipales (Esmasa)» con el objetivo de organizar los servicios de limpieza «en la zona centro», por lo que se han visto obligados a revocar la cesión a las hermandades. «Los servicios de limpieza de la zona centro están ubicados en un local alquilado que no cumple las necesidades básicas. Es pequeño, antiguo, con goteras. Podíamos invertir en un alquiler de otro local, la compra de otro local o usar un local municipal como nueva ubicación», ha explicado la regidora socialista.

De Andrés insiste en que el Ayuntamiento, a través de la cláusula sexta del convenio por el que se cedió a las cofradías el local, recoge «la posibilidad de la reversión de esta cesión en función de necesidades públicas», por lo que han decidido hacer efectiva esa reversión y dedicar el local a Esmasa. Esta actuación, que desde las hermandades aseguran que se ha tomado «sin un diálogo previo», ha sido considerado como «un atropello y una falta de respeto a la Hermandad y a los más de 300 hermanos que componen la entidad, así como a los numerosos fieles y devotos de la ciudad».

La alcaldesa ha insistido en que se hallará una nueva ubicación para estos colectivos, «aunque no esté en la zona centro», mandando «un mensaje de tranquilidad» a las Hermandades, que lamentan que no se hubiese ofrecido «una vía de diálogo» previa, convencidos en los «tintes políticos e ideológicos» de esta decisión. «Tenemos prevista una reunión el lunes donde les propondremos la posibilidad de otro local, que intentaremos que sea lo más adecuado a sus necesidades», ha añadido De Andrés, quien ha recalcado que el convenio «recogía una cláusula específica en la que se indicaba la posibilidad de que se revirtiese la cesión, como es el caso».

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup