Advertisements
Córdoba, ⭐ Portada

El Caído anuncia la «rescisión, por incumplimiento del carpintero, del contrato firmado y la provisión de fondos para volver a acometer la restauración del paso del Señor»

La Hermandad de Jesús Caído ha celebrado cabildo ordinario de hermanos, en el que se han aprobado las propuestas presentadas por la junta de gobierno. Presidido por el hermano mayor, el cabildo dio comienzo con la lectura del acta del cabildo anterior por parte del secretario. Acto seguido, el tesorero presentó el estado de cuentas de la Hermandad con los ingresos y gastos del año 2019, así como el presupuesto para 2020. Finalmente, el secretario repasó la memoria de actividades del año. Todo ello contó con la anuencia unánime de los hermanos presentes.

A continuación, el hermano mayor presentó un informe sobre varios aspectos de gestión. En el transcurso del Cabildo, se explicó el proceso que se ha llevado a cabo con el paso del Señor y «la rescisión, por incumplimiento del carpintero -siempre según la versión de la Hermandad-, del contrato firmado y la provisión de fondos para volver a acometer la restauración del paso». Por otra parte, se informó del estado de la restauración de los dragones dorados del paso, que «se espera estén disponibles para esta Semana Santa. Por otra parte, los varales del palio se están arreglando y se espera acometer algún otra reparación».

Finalmente, se centró su intervención en los daños sufridos por Jesús Caído motivados por las filtraciones de lluvia de la capilla. En este sentido, la Junta de Gobierno precisó que «el restaurador ha informado que se está llevando a cabo una delicada labor con la pintura de la talla y espera que esté terminado en unas semanas». 

Cabe recordar que el pasado mes de diciembre la hermandad anunciaba que se había visto obligada a retirar de nuevo del culto a la imagen del Nazareno de San Cayetano toda vez que «durante los pasados días, en los que la abundancia de lluvia en Córdoba ha hecho estragos, la capilla de Jesús Caído en la iglesia de San Cayetano también ha sufrido las consecuencias de los litros caídos y se han producido algunas filtraciones de agua, concretamente en el camarín del Señor».

Según explicaba la corporación del Jueves Santo, «la humedad ha vuelto a afectar a pequeñas zonas del pie y brazo derecho de la imagen. Por tanto, dado que es necesario que se sequen por completo las partes afectadas, en un ambiente controlado de humedad y temperatura, reparar una pequeña grieta en el talón y, al mismo tiempo, observar si aparece algún daño adicional, Nuestro Padre Jesús Caído ha sido trasladado de nuevo al taller del restaurador Enrique Ortega (Regespa), donde permanecerá hasta su completa recuperación». 

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup