Granada

El Cristo del Paño, una devoción que traspasa fronteras

La romería se celebra cada 5 de octubre.

Moclín cuenta con poco más de 3 800 habitantes. Sin embargo, a principios de octubre, el municipio se queda pequeño para acoger a las miles de personas que, llegadas desde cualquier punto de España, se concentran para contemplar a Jesús con la cruz, representado en un lienzo que regalaran los Reyes Católicos a la villa. El Cristo del Paño recibe este nombre debido al milagro que sucedió cuando el sacristán del templo se encontraba limpiando este lienzo, cuyas dimensiones son de 2, 64 m. por 2, 21 m. El sacristán, aquejado de cataratas y con una visión muy limitada, recobró la vista después de limpiar el cuadro, justo cuando se inclinó para besar el pie del Nazareno. En aquellos tiempos, las cataratas eran conocidas como la “enfermedad del paño”, por lo que el Cristo comenzó a ser conocido por ese nombre.

Los Reyes Católicos entregaron este lienzo tras la conquista de Moclín, a finales de julio de 1486. En él se representa a Jesús con la mano derecha sosteniendo la cruz y la izquierda apoyada sobre el tocón de un árbol, intentando levantar la rodilla derecha, por lo que el instante que refleja es el posterior a una de las caídas que tuvo, pretendiendo alzarse nuevamente para continuar con el madero. La romería, ya documentada desde el siglo XVII, se cree que comenzó varios siglos atrás, aunque esto no puede documentarse debido a que los legajos que podrían contener más datos terminaron siendo pasto de las llamas durante los disturbios de la guerra civil.

Los Reyes Católicos entregaron también una pequeña talla de la Virgen de la Victoria. Sin embargo, es el cuadro el que despierta una devoción que trasciende más allá de las altas montañas que rodean esta comarca granadina. Cuando entre los vecinos comenzó a correr como la pólvora el milagro acaecido, enfermos quejados no solamente de cataratas sino de otras enfermedades, comenzaron a llegar para pasar un paño sobre el cristal que lo protege, como hiciera antes el sacristán. Incluso se le atribuyó el milagro de curar la infertilidad, por lo que las mujeres se acercaban en masa hasta el lugar donde recibe culto el lienzo.

Ya en 1695, el arzobispado de Granada aprueba las reglas de un grupo de hermanos que se constituyen como corporación bajo el nombre de la Santa Hermandad del Santo Cristo del Paño, hecho que sucede el 23 de septiembre. La procesión comenzó a ser conocida en bastantes puntos de Andalucía, por lo que, ante las reducidas pensiones del municipio, los romeros pasaban la víspera en el campo, esperando la llegada del amanecer para poner rumbo a la población. El 5 de octubre alrededor de las 13:00 h. el lienzo recorre las calles de Moclín, atestadas de público. Posteriormente, la procesión continúa hasta llegar al santuario de Nuestra Señora de la Encarnación, donde el lienzo es visitado diariamente por multitud de fieles.

El Cristo del Paño ha sido testigo de guerras, epidemias e incluso sufrió los daños de José López Vallecillos, sacerdote de la parroquia a mediados del pasado siglo, quien lo rajó una noche y arrojó un cubo de cal como denuncia de los abusos y fraudes que cometían quienes se acercaban cada mes de octubre a la procesión. Este hecho provocaría la suspensión de la romería desde 1957 hasta 1971, año en el que los vecinos se saltaron este dictamen y el lienzo volvió a reencontrarse con su pueblo. Todos los intentos fueron en vano. Moclín, con menos de 2 000 habitantes acoge el día de la romería más de 20 000 personas. La finalidad, la de encontrarse con aquella obra que regalasen Isabel y Fernando, que siglos después, continúa siendo la gran devoción de Moclín. A pesar de todo.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup