Cádiz

El día grande de Sanlúcar

La basílica ya anunciaba durante los cultos en honor de la patrona cómo sería la procesión. Durante la función principal no cabía un alfiler en la basílica de la Virgen de la Caridad.

A las siete y media comenzó a asomar el cortejo. Representaciones de las hermandades, autoridades civiles, el clero… Un orden que permanece impasible al paso del tiempo, como las alfombras de sal que se levantan al paso de la Virgen, como la de la calle Ancha. Los cohetes anunciaban que la Madre de Sanlúcar de Barrameda, en el año en el que se cumplen los cuatro siglos de su patronazgo sobre la ciudad, se reencontraba de nuevo con sus vecinos. Una página más de fervor sanluqueño que no volverá a repetirse hasta el próximo año.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup