Sevilla

El Dulce Nombre bendice y repone al culto al Cristo del Mayor Dolor este sábado

La Hermandad del Dulce Nombre ha anunciado mediante un sucinto comunicado difundido a través de sus medios de información que este sábado, a las 12:00 horas, en el transcurso de la celebración de una eucaristía, «se bendecirá y repondrá al culto al Santo Cristo del Mayor Dolor después de su restauración a manos de Carmen Bahima Díaz». Dicha ceremonia será retransmitida en directo por el canal corporativo de YouTube. Cabe recordar que el crucificado fue retirado del culto el pasado mes de diciembre para ser sometido a una restauración en virtud de la decisión de los hermanos de la corporación que, reunidos en cabildo general de carácter extraordinario el pasado 15 de octubre, aprobaron la intervención del titular más antiguo que actualmente forma parte de la hermandad. 

Un extremo que fue adelantado por Gente de Paz el pasado mes de septiembre, cuando la corporación de San Lorenzo presentó, en el Salón Colón del Ayuntamiento de Sevilla, el Cartel, el logotipo y los actos conmemorativos del Centenario de su reorganización, toda vez que en aquella cita, se anunció la convocatoria de un cabildo extraordinario con objeto de que los hermanos de la corporación de San Lorenzo se pronuncien acerca de esta posibilidad. El cabildo aprobó la intervención que será acometida por Carmen Bahima entre los meses de noviembre y abril de modo que el Cristo estará de regreso para la próxima Cuaresma.

Se trata de una escultura de cedro policromada, que mide 140 centímetros de altura. Es una talla de estilo manierista, obra anónima sevillana, atribuida indistintamente a la obra artística de Juan Oviedo y de la Bandera, el Mozo – 1565 · 1625 -, y de Andrés de Ocampo – 1555 · 1653 -. Está fijada por tres clavos a su cruz arbórea, tallada en el desaparecido Taller Isbilia de Sevilla en 1985. Este mismo taller de restauración realizó, en 1990, modificaciones en ella. El Crucificado fue restaurado por Sebastián Santos Rojas, tras sufrir la quemaduras de sus piernas, en un fuego fortuito acaecido en su altar de San Antonio de Padua, en Septiembre de 1941.


Fuente Documental | Hermandad

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup