Córdoba, ⭐ Portada

El presidente de una asociación cofrade de Puente Genil se enfrentará a juicio por presunta falsedad documental

La fiscalía afirma que aportó datos falsos para apoderarse de bienes de la Iglesia del Carmen como el Cristo Resucitado de Alonso de Mena

El Presidente de la Asociación Cofrade «Amigos del Martes Santo» de Puente Genil será llevado a juicio por una presunta falsedad documental en las reclamaciones judiciales que ha ejecutado para intentar apropiarse de bienes muebles de la Iglesia del Carmen y la Hermandad del Resucitado, como la talla del Señor que es obra de Alonso de Mena realizada en el siglo XVIII.

Numerosas pruebas aportadas por el encausado se habrían confirmado como falsas, según el escrito formulado por la fiscalía, procediendo por ello al mencionado juicio. Uno de esos elementos erróneos ha sido el utilizado para conseguir la valiosa talla del Señor Resucitado con un contrato de bienes muebles fechado el 16 de marzo de 1985, pero, siempre según fuentes del proceso, utilizando un modelo de contrato que fue aprobado por la Dirección General de Registros y del Notariado el 18 de marzo de 2000, por lo que se produciría una clara incongruencia al no cuadrar, las fechas.

Junto a ello, el presidente de la asociación también aportaba como prueba la compra del Señor Resucitado por valor de los 4.000 euros aproximadamente de la época (1985), cuando en aquel momento España utilizaba la peseta como unidad monetaria; y por tanto no existía el euro. Un extremo subrayado también como incoherencia en las reclamaciones de la persona enjuiciada.

Fuentes de la corporación pontanesa han explicado a Gente de Paz que la Cofradía del Resucitado lleva un calvario desde que esta persona fuera cesada como Cofrade Mayor de la corporación y fundara la Asociación de Amigos del Martes Santo erigiéndose Presidente, conformándose entonces una gestora en el Resucitado hasta el año 2015.

Tanto es así que una sentencia ya instó en 2014 a que se devolviera la Casa de Hermandad de la cofradía, la cual reclamó el ex mandatario como de su propiedad, un asunto que aún sigue pendiente de dilucidarse completamente en los juzgados.

Es por ello que la Cofradía del Resucitado utiliza actualmente a modo de Casa de Hermanda unos salones parroquiales adyacentes a la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, su sede canónica, cedidos por el propio párroco ante la complicada situación que padecen, tal y como ha explicado a este medio el actual Cofrade Mayor de la corporación, José Fernández Aguilar que ha enfatizado que el juez que instruirá el caso será el que resuelva este largo litigio de casi una década de duración.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup