Advertisements
Sevilla, 📷 Galerias

El impresionante sagrario de Omnium Sanctorum

Durante estos días se ha expuesto en el céntrico templo de la calle Feria el sagrario de la parroquia tras haberse llevado a cabo diversas tareas de mantenimiento, encargadas al orfebre Juan Antonio Borrero León, elevándose en costo del conjunto de actuaciones a más de 40.000 euros. Esta cantidad ha sido sufragada por la Hermandad Sacramental, hermandades del templo, hermanos de la Hermandad Sacramental y feligreses de la parroquia. Para la limpieza se ha desmotado el tabernáculo, resanando la estructura interior, reposición de roturas y ensamblado y ajuste final. Bajo el título de «Domus Dei, la casa de Dios», esta iniciativa está mostrando una de las joyas de la parroquia en un lugar donde los devotos pueden apreciar mejor una obra que se contrató el 3 de mayo de 1939.

El tabernáculo, obra de Cayetano González, pesa un total de 93 kg. Correspondiendo 42 de ellos a las planchas de plata labrada y cincelada. El total de la plata del sagrario fue recaudado gracias a las aportaciones de los feligreses del barrio, quienes entregaron desde pulseras y medallas hasta otro tipo de objetos que fueron fundidos. En cuanto al desarrollo teológico, sigue el proyecto ideado por el entonces párroco e impulsor de la obra Antonio Tineo Lara, siendo el total de las piezas que componen el cubo y la cúpula superiores a las seiscientas. Por último, llama la atención la base de la estructura, un mosaico geométrico de mármol de diferentes colores.

El plan iconográfico

Siguiendo las directrices del por entonces párroco, Antonio Tineo Lara, el plan iconográfico presenta diversas escenas que curiosamente destacan por su profusión en el interior del tabernáculo, más rico que el exterior. El sagrario conserva la puerta que da acceso al Santísimo y que formó parte del antiguo, perdido en la guerra civil. Fue rescatada por el sacristán del templo cuando el 18 de julio de 1936 comenzó a arder la parroquia, introduciendo en un canasto el Santísimo Sacramento y la puerta del sagrario. La puerta muestra la encarnación de la Santísima Virgen en el exterior, mientras que en interior se observa el buen pastor. Como colofón, el cordero triunfante y el cordero sacrificado.

Por otra parte, exteriormente se observan las figuras de San Pedro y San Pablo en los laterales, la recogida del maná y ciervas buscando corrientes de agua. En el interior, se representan escenas de las bodas de Caná, la multiplicación de los panes y los peces, la comunión de la Virgen María, los cuatro evangelistas y seis personajes del Antiguo Testamento: Moisés, David, Abraham, Isaías, Malaquías y Melquisedec. Por último, en la cúpula se observan adornos de uvas y espigas de trigo, rematando la pieza la cruz.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup