Sevilla, ⭐ Portada, 💚 El Rincón de la Memoria

El mayo mariano de hace cien años

Las imágenes de gloria volvieron a acercar María a los fieles

En 1920 el mes de mayo se presentó en Sevilla con los cultos habituales celebrados hasta entonces, algunos desaparecidos hoy en día, como veremos más adelante. De las Glorias más reconocidas, la de Nuestra Señora de la Salud, de San Isidoro. El día 16 de mayo salió en procesión con el manto celeste, regalado por el marqués de Casa Dalp, cuyo diseño se basó en un dibujo de Gestoso. Exornado el paso con azucenas, la imagen portó joyas de la marquesa de los Ríos.

La próxima gran cita fue la del Rocío, saliendo la corporación de Triana hacia Almonte el jueves 20 de mayo. El Simpecado de la Virgen, en terciopelo verde y bordado en oro, fue acompañado por cuatro carretas y musicalmente por la banda del Hospicio. Encabezó el cortejo una sección de la guardia municipal a caballo, tras el que seguía el tamborilero. El antiguo arrabal volvió a ser una explosión de fervor a la hora de despedir a la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Sevilla, fundada en 1813. La sexta hermandad filial de Almonte regresó el día 26 a Sevilla, recogiendo las crónicas que fue tal el gentío que apenas podría transitar entre los vecinos, agolpados en la plaza de Chapina. Tras pasar por Castilla, Callao, San Jorge, Altozano, Betis, Pureza y Pureza, alcanzó la Parroquia de San Jacinto, sede de la corporación hasta que el 25 de septiembre de 1982 abandona la que había sido su casa durante 165 años.

La procesión perdida

Luces eléctricas anunciaban la velada en honor de la Virgen del Voto. La calle Sagasta recibía a los sevillanos con banderas y gallardetes y la caseta oficial instalada en la plaza del Salvador acogía los bailes populares que se alargaron hasta altas horas de la madrugada. En el Patio de los Naranjos de la Parroquia se pudo ver la Cruz Verde que pertenecía a Omnium Sanctorum. La Cruz de Mayo levantada por los miembros de la corporación recibió cientos de visitas, aunque el acto central fue la procesión de la Virgen del Voto, en cuyo honor se celebraba esta velada que convertía El Salvador en una cita ineludible. El domingo, 23 de mayo, fue celebrada la función en honor de la Virgen del Voto, a las once de la mañana, siendo predicada por José Francisco Muñoz y Pabón.

La lluvia deslució la procesión, que entró antes de lo habitual ante el aguacero que caía sobre Sevilla en aquellos instantes. La jornada debió ser lluviosa pues desde bien temprano las nubes hicieron actos de presencia, descargando no poca cantidad desde antes de la celebración de la función. A pesar de ello los hermanos de la archicofradía decidieron que la imagen recorriese las habituales calles, aunque acelerando el paso. Aquel mismo día, sin embargo, los miembros de la Divina Pastora de Capuchinos decidieron que esta no realizase su anual procesión por las inclemencias meteorológicas.

Una velá en el recuerdo

El día 27 la Hermandad del Sagrado Decreto organizo la velada de la Trinidad. Tres días de fiesta que terminaron el domingo, día 30, coincidiendo con la salida procesional de María Auxiliadora, obra atribuida al escultor catalán Parellada, policromada por Casanovas. Desde la Parroquia de Santa Lucía hasta la Ronda de Capuchinos las calles lucían engalanadas, contando con varias actividades, como un concierto que ofreció la Banda Municipal. El día de la procesión de María Auxiliadora hasta sesenta niños de los salesianos recibieron la primera comunión, formando junto con otros alumnos una nutrida sección del cortejo. Formaron parte diversos estandartes, como el del Sagrado Corazón, el paso del Niño Rey y otro con la imagen de San José. A su paso por las calles María Auxiliadora, Recaredo y la plaza Carmen Benítez, esperaban alumnos del colegio del Sagrado Corazón, que entonaron diversos cánticos, mientras que ante la parroquia de San Roque los fieles entonaron la salve.

El mes de mayo de hace un siglo concluyó con la procesión de Nuestra Señora de las Escuelas Pías, que recorrió el domingo, 30 de mayo, la plaza Ponce de León, Santa Catalina, los Terceros y Sol. Los niños de las Escuelas Pías portaron la imagen de un Niño Jesús.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Color de fondo
Redimensionar imagen