Advertisements
El Capirote, 💙 Opinión

¿Qué tienen en común la época victoriana y la Semana Santa?

Recientemente la BBC ha emitido un documental donde descalifica la versión oficial inglesa sobre la derrota de la Armada Invencible. Que la cadena británica muestre cómo fue construyéndose una versión que según los historiadores está llena de fake news, nos sorprende por varios motivos. Uno de ellos, reconocer cómo se fraguó una historia que está considerada como ejemplo de la propaganda y otra porque la BBC ha dado un paso hacia adelante a la hora de ser objetiva. Ya en los años noventa otro documental sobre la Inquisición en España nos dejó a los pies de los caballos, cuando esta cuestión, a pesar de estar más que rebatida, sigue fomentando una visión de España que no es tal.

Pero vayamos a las similitudes. Resulta que cuando Reino Unido llegó a dominar gran parte del planeta su estatus provocó que, como centro, fluyesen las obras llenas de datos e informaciones que dieron la vuelta al globo. En la época victoriana viajaban de aquí para allá noticias que salían de Londres y que eran leídas en medio mundo. Se distorsionó de tal manera su pasado que aunque conscientes, los ingleses construyeron una nueva identidad de sus siglos anteriores. Y los enemigos terminaron con un lastre que pesa aun hoy. España, que había arrastrado la imagen de ser un país atrasado y beato terminó viendo agrandada la leyenda negra que nos pinta como ignorantes y meapilas. De Guatemala a Guatepeor, que dirían algunos.

Isabel la Católica se vio superada por Isabel I de Inglaterra como la gran reina de Occidente. Nos pintaron a la nuestra como una mujer fanática de la religión y que contribuyó al atraso de la sociedad y sus piratas fueron alzados como héroes nacionales frente a nuestros generales y marines, vistos como despiadados y crueles. Dejamos América devastada, guiados por el fanatismo y utilizaron la obra de Bartolomé de las Casas, que denunciaba las atrocidades cometidas por españoles para darle la vuelta y arrojar una peor imagen todavía.

¿Y qué tiene que ver todo esto con la Semana Santa? Se preguntarán ustedes. Sevilla hoy es epicentro de la Semana Santa, y aunque cuenta con historiadores de gran nivel, otros estudiosos están utilizando la posición que ostenta su semana mayor para tergiversar datos y cambiar el discurso de la historia para favorecer sus propios intereses. Salvando las distancias con el imperio británico, el modus operandi de quienes están detrás no parece alejarse en demasía. Y en ocasiones contar una verdad a medias es peor que falsear el pasado. Y son tantos y tan preclaros los ejemplos que estableceremos aquí tan solo unos cuantos.

A pocos les sonará el nombre de Juan Pérez Crespo, quien es considerado padrino de la Roldana, pero la mayoría de estudiosos se afana en olvidar su nombre sesgando así parte de la Historia. Luisa se presenta como virtuosa de la escultura gracias a las enseñanzas de su padre, pero deciden pasar de puntillas ante un escultor sin el que no se entendería la obra de esta mujer tan importante dentro del campo que nos ocupa. Algunos historiadores han pasado de buscar información y ofrecer datos inéditos a repetir una y otra vez los mismos errores. Sucede con obras que se han atribuido a imagineros y que han permanecido como propias durante siglos hasta que alguien ha desenterrado nuevas pistas que han llevado a afirmar otra autoría.

Otro ejemplo. Juan Bautista Vázquez el “Viejo”, que llega a Sevilla y que Hernández Díaz considera padre de la Escuela Sevillana. Pero las modas han ido aproximándose más a otro andaluz, a Martínez Montañés, y se afanan en afirmar una y mil veces que Martínez Montañés es el padre de la imaginería sevillana, por lo que Vázquez pasa a un segundo plano. ¿No es importante conocer la obra de este escultor que realizó obras que fueron modelo para otros muchos? La Virgen de las Fiebres, por nombrar alguna.

A la hora de abordar en líneas generales la imaginería hay historiadores que falsean y proyectan sus teorías para favorecer las propias. La comparativa de Pedro Roldán alabándolo como el gran escultor de su época, cuando por aquel entonces nadie hacía sombra a Pedro de Mena. Ahí tienen manuales, o historiadores objetivos que muestran la Historia con objetividad y contrastando datos.

No bastaba con esta especie de zotes que se añadieron los periodistas. Y si hay que echar por tierra el resto de imagineros, obras o acontecimientos destacables, también ocurre en el interior de mi tierra. Comparan la devoción de la Macarena y la Virgen de los Reyes con la Virgen de la Antigua. Las primeras son las grandes devociones marianas de la capital ahora frente a esta última pero bautizar una isla o llevar la devoción en la época de los descubrimientos ya es otro tema. Y hay quienes inventan que la devoción de la Virgen de la Antigua es primitiva de Sevilla. ¿No han investigado para averiguar la importancia de la devoción en tierras castellano-leonesas y encontrar fuentes más antiguas? Movidos por el gusto de las procesiones y el folclore repasan una y otra vez las extraordinarias. De las misas que se celebraban en la capilla de la Antigua mejor pasamos, ¿no?

¿Y qué me dicen de los orígenes fundacionales? Montoto recoge la fecha de la fundación de la Esperanza de Triana en 1618. Nadie sabe dónde se encuentra ese legajo pero no dudan de la importante labor que desarrolló en el ámbito documental, entre otros. Se presentan ante el arzobispado y este autoriza la procesión. Si hubiera llamado la atención del cabildo otra corporación, ¿habrían tenido la misma respuesta? Por esta norma las hermandades tendrían que celebra extraordinarias antes de que lo recojan sus reglas -la devoción hacia una imagen de un Cristo o una Virgen son anteriores a la fundación como tal de la hermandad-. ¿Algún periodista ha alzado la voz? Ay, si hubiera sido otra…

En la provincia, Año Jubilar concedido a la Pastora de Cantillana por su tricentenario. Para que no me tachen de agitador, busquen ustedes mismo los orígenes. Pero regresemos a mi ciudad. ¿Alguna vez alguien recogerá que la Macarena negó el hábito a Joselito el “Gallo” cuando este murió? ¿Cómo es posible que se afirme que la época dorada de la imaginería hispalense esta sucediendo ahora? ¿Qué gran historiador afirmó que Castillo Lastrucci es el mejor imaginero del siglo XX? Son tantos los periodistas, profesores, historiadores que adulteran la historia en beneficio propio que acabaremos guiándonos por supuestos ilustres personajes. Cuando toda esta tropa llegó pensábamos, por sus textos, que el hombre pasaría de arrastrarse a andar erguido. En realidad tan solo han conseguido que el homo sapiens ande a gatas.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup