Sevilla

El Monasterio de Santa María de Jesús se prepara para celebrar su V centenario

El Monasterio de Santa María de Jesús, situado en la calle Águilas se prepara para conmemorar los cinco siglos de vida desde su fundación. Este martes, el cenobio, habitado por hermanas clarisas, ha acogido la presentación de apertura de su Año Jubilar. Se van ultimando los detalles de una efeméride que pondrá en relieve la contribución de este enclave para con la ciudad y la propagación de la fe en una Sevilla que ha vivido la marcha de varias órdenes religiosas en los últimos tiempos. Por tanto, el nutrido programa de actos -entre los que se encuentra una exposición- y cultos necesita más que nunca de la asistencia de los sevillanos, sirviendo también para poner en valor la riqueza patrimonial de las clausuras.

Durante la presentación se ha dado a conocer el cartel y el logo. Ambos han salido de las manos de José Manuel Peña, mientras que José Tomás Pérez Indiano es autor del libreto y la tarjeta de invitación. Por otra parte, Juan José Asenjo, Arzobispo de Sevilla, inaugurará el Año Jubilar el próximo día 11 de enero. Por este motivo el acceso al tráfico estará cortado desde las 16:00 hasta las 20:00 horas. Entre los actos programados se encuentra la inauguración de una muestra que recogerá parte del patrimonio sacro de la clausura, pudiéndose visitar en grupos de diez personas con un guía que comentará las obras de arte expuestas, como dos misterios atribuidos a Luisa Roldán. Aunque todavía no hay una fecha exacta, se baraja la posibilidad de que dé comienzo a principios del mes de marzo.

Los inicios del Monasterio de Santa María de Jesús están íntimamente relacionados con la figura de Don Álvaro de Portugal, primo de Isabel, reina de Castilla y León, casado con Doña Felipa de Merlo. Movido por el fervor que sentía hacia la Orden de Santa Clara, quiso fundar un cenobio en Sevilla, ofreciéndose a pagar todos los gastos. En 1498 el Papa Alejandro VI concede a este la facultad para edificar y fundar el monasterio. Referencias destacables encontramos después en 1520, cuando el hijo de Don Álvaro de Portugal, Jorge Alberto de Portugal y Melo, prosigue con el deseo de su padre junto con su madre, quien no ceja en su empeño de cumplir su última voluntad. Se funda entonces de la mano de Marina de Villaseca, quien se convierte en la primera abadesa y que llegó con doce hermanas provenientes todas ellas del Convento de Santa Isabel de los Ángeles, de Córdoba.

Durante construcción colaboraron artífices de la talla de Juan de Oviedo, quien al alimón trabajó con Alonso de Vandelvira, mientras que en relación a la imaginería destacan un Nacimiento atribuido a Roldán, quien ejecutó también las figuras del altar mayor, realizado por Cristóbal de Guadix. También destaca la Virgen de las Nieves, atribuida a Juan de Oviedo, una Inmaculada, de la Roldana y una interesante colección de Divinos Infantes, llegados de la mano de las clarisas franciscanas. El Monasterio de Santa María de Jesús contiene además una efigie de San Pancracio, de gran veneración en la ciudad, siendo la imagen de mayor devoción del cenobio.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup