España, Varios

El Obispado de Vitoria suspende el culto público hasta el 3 de abril

El Obispado de Vitoria ha emitido un comunicado, difundido a través de sus medios oficiales de información en el que expone que ante el aumento constante del contagio del coronavirus, con el fin de contribuir a la protección de la salud pública, y en atención a la situación especial de Vitoria y de otras zonas de la Diócesis, atendiendo a la preocupación de los fieles, y en comunicación con las autoridades sanitarias de la Comunidad Autónoma, el Obispo de la Diócesis, D. Juan Carlos Elizalde Espinal, oído el parecer del Consejo Episcopal, ha decidido suprimir las celebraciones litúrgicas públicas, y otros actos devocionales, en toda la Diócesis, a partir de las 00:00 h. del sábado, día 14 de marzo, y hasta las 24:00 h. del día 3 de abril.

Dada esta situación de emergencia sanitaria, el Obispo emitirá un Decreto en el que dispensará a los fieles del precepto dominical.

Asimismo, y durante este periodo de tiempo, se pospone la celebración de las misas de funerales. Los sacerdotes, en diálogo con las familias, despedirán a los difuntos en una ceremonia privada.

Es deseo del Obispo que las iglesias y centros de culto permanezcan abiertos, en el horario habitual, para hacer posible la oración personal de los fieles, especialmente en este tiempo de Cuaresma.

Siguiendo la recomendación del Papa Francisco, se pide a los sacerdotes disponibilidad y esmero especial para atender pastoralmente a los enfermos, llevando la fuerza de la Palabra de Dios y la Eucaristía, y acompañando a los trabajadores sanitarios y los voluntarios, en este momento especial que vivimos.

El Obispado de Vitoria reitera su disposición a colaborar con las autoridades sanitarias, manteniendo un contacto permanente con ellas, y asumiendo sus indicaciones encaminadas al control de la propagación del virus. En esta situación de emergencia sanitaria, se insta especialmente a los sacerdotes y agentes de pastoral a que contribuyan a mantener en la sociedad una actitud responsable y serena, evitando alarmismos que pueden tensionar el ambiente social y que nada ayudan en este momento.

Se recuerda que son preceptivas las normas o instrucciones que Osakidetza está haciendo públicas, y aquellas señaladas por la Diócesis en el comunicado del pasado 6 de marzo.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup