Jaén

El obispo de Jaén presidió la fiesta de la Soledad

Este domingo, día 4 de febrero, el obispo de Jaén, D. Amadeo Rodríguez Magro, presidió la fiesta principal de la hermandad de la Soledad de Úbeda, la más antigua de cuantas existen actualmente en la ciudad patrimonio de la humanidad. Alrededor de las doce y cuarto de la mañana comenzaba la que, según miembros de la hermandad, ha sido una fiesta histórica, por la presencia del obispo de la Diócesis de Jaén. A la misma también asistieron representantes de la Unión de Cofradías de la Semana Santa de Úbeda así como la alcaldesa, Toni Olivares.

Tras la lectura de Evangelio, el obispo tomó la palabra para hablar sobre la Soledad de María y cómo la fe le hizo seguir, a pesar del dolor, los caminos marcados por Dios. También recordó como María acató los designios del Padre celestial, mientras que de Santa María Magdalena, que acompaña a la dolorosa en la tarde del Viernes Santo, destacó ser una fiel seguidora de Cristo.

La fiesta terminó alrededor de la una de la tarde, con la lectura de una carta dando gracias agradecimiento por parte del hermano mayor de la hermandad a Don Amadeo y la réplica de este, agradeciendo las palabras que le han dedicado.