Córdoba, Portada

El Prendimiento presenta y bendice la bambalina frontal del espectacular nuevo palio de la Virgen de la Piedad

Una magnífica joya, bordada por Francisco Pérez Artés, en base al diseño proyectado por Julio Ferreira y Manuel Jiménez, caracterizado por el estilo decorativo afrancesado y se nutre de una impronta rococó tan característica del contexto del siglo de oro francés

Tal y como anunció Fran Martínez, durante la campaña electoral que culminó con su elección como Hermano Mayor de la Hermandad del Prendimiento, la corporación salesiana está inmersa en la ejecución del diseño del paso de palio de la Virgen de la Piedad. Así lo aseguraba el máximo representante de la Hermandad tras subrayar su deseo de «que Nuestra Señora de la Piedad luzca con todo el esplendor que Ella se merece y la ciudad de Córdoba se haga partícipe de su Piedad Salesiana, esa misma piedad que San Juan Bosco comenzó en la Casa Pinardi y que ha llegado a todos los confines del planeta».

Con la mirada puesta en la materialización de este ilusionante objetivo, la Hermandad presentará y bendecirá el próximo 8 de diciembre, en el Santuario de María Auxiliadora, la magnifica bambalina frontal del altar itinerante de la dolorosa de Juan Martínez Cerrillo, en una jornada en la comenzarán a hacerse realidad los sueños de los hermanos de la cofradía y de buena parte del pueblo de Córdoba, que arde en deseos de que la Virgen de la Piedad procesione en el paso de palio que corresponde a una de las hermandades esenciales de la Semana Santa de Córdoba. Una espectacular joya en base al diseño proyectado por Julio Ferreira y Manuel Jiménez que, en enero de 2016, comenzó a tomar forma y a hacerse realidad, en oro fino sobre terciopelo azul Prusia, en el taller del bordador cordobés Francisco Pérez Artés.

Un diseño caracterizado por el estilo decorativo afrancesado y se nutre de una impronta rococó tan característica del contexto del siglo de oro francés. En la concepción que desarrolla el conjunto proyectado, los candelieri bañan toda la parte central y laterales, rematándose la parte superior con un meandro oriental como tipológicamente refiere la ornamentación propia de este momento, así como diferentes conchas que refuerzan la plasticidad de la obra a través de sus múltiples volúmenes, copas con diferentes variedades florales, palmas, malla y acantos. Por otro lado, la parte inferior se encuentra marcada por la clásica guirnalda floral anudada a los acantos que son las que recortan la parte inferior de las que pende el fleco, dejando unos huecos libres de terciopelo y malla, así como los arabescos que simetrizan los laterales de la misma. De esta manera destaca la evolución de las formas ornamentales que realzan el culto a la naturaleza y la arquitectura como bien cristalizan estos elementos extrapolables a todo el panorama artístico del momento.

Fue el domingo 26 de enero de 2014 cuando, bajo mandato de Juan Carlos Sanz Armada, los hermanos de la hermandad del Prendimiento, reunidos en Cabildo, determinaron las líneas artísticas que habrían de marcar el futuro a medio plazo de una de la hermandad, demostrando la madurez que ha de tener una hermandad llamada a ser de las más grandes de la ciudad de San Rafael. Tras seis horas de deliberación, la asamblea de hermanos aprobó nada más y nada menos que el proyecto del nuevo paso de misterio de Nuestro Padre Jesús, Divino Salvador, en su Prendimiento, el proyecto del nuevo paso de palio para Nuestra Señora de la Piedad y el que sería nuevo hábito penitencial del cortejo nazareno, casi nada. Un proyecto que ahora, concluida la talla completa del paso de misterio de la cofradía en las postrimerías del mandato de Juan Manuel Baena, comienza a complementarse, con la primera de las flamantes piezas del bordado del nuevo palio de la Virgen de la Piedad.