Advertisements
El Capirote, Opinión, Sevilla

El whatsapp equivocado

La cuestión es demasiado sencilla pero la polémica levantada a propósito ha terminado por convertir un simple mensaje en una incendiaria declaración de intenciones. El hermano mayor de La Candelaria envía un whatsapp a un grupo equivocado y rápidamente corre como la pólvora el contenido de dicho mensaje. No había insultos ni tan siquiera una propuesta desconocida que llegara a convertirse en una gran exclusiva en el mundo cofradiero.

Sin embargo, cierto medio de los denominados serios rescata el contenido del mismo y lo convierte desde su perspectiva en algo que no es. En algo que se convierte en monotema y que pronto pasa de unos a otros comentando el contenido, que no es otro que hablar de la postura de las hermandades sobre el Martes Santo. La cuestión viene a convertirse en el centro del debate. Más allá del mismo, no hay nada. Porque el mensaje en sí es una defensa de una postura más que conocida.

Por tanto, ¿dónde reside el interés de mostrar un punto de vista orientado a espolear las conciencias de los cofrades? En el foro cofrade -algunos de los que comentan tendrían que subirse a un púlpito cada vez que escriben- pueden leerse algunas de las ideas. Yendo más allá, ¿no es una táctica para situarse a favor de un Consejo que, capitaneado por un grupo contrario a que el Martes Santo comience en la catedral, pueda favorecer al medio concediéndole primacía a la hora de difundir algunas informaciones?

Es interesante comprobar hasta dónde puede manipularse un mensaje para arengar a las masas cofrades a tener una opinión contraria, precisamente la que busca crear quien, consciente de su influencia, encuentra en una equivocación el pretexto para acercar posturas.

Al lector pueden escapársele los movimientos, las relaciones entre periodistas y cofradías, entre miembros de una corporación y personas afines a distintas ideologías… En definitiva, los círculos de interés que propician que uno piense, desde su tribuna, que quien está leyendo lo que se publica va a creerse cualquier cosa que sea respaldada por un medio. Quizá el error estribe no en el envío de un mensaje a un grupo equivocado sino en imaginar que uno puede con la palabra dar una visión infundada de la realidad y que muchos se la crean.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies