Advertisements
Sevilla, Varios

Eligen la Basílica Macarena para celebrar una concentración contra «los discursos de odio», convocada tras una denuncia de Podemos

Los aledaños de la basílica de la Macarena, que al parecer sirven para un roto y para un descosido, han sido la tarde de este martes el escenario de una concentración ciudadana promovida por la plataforma Somos Migrantes, para «contrarrestar los discursos de odio» difundidos contra los inmigrantes y el colectivo de menores extranjeros no acompañados (MENA), llamando además a la población a «dar la cara» ante tales mensajes y apoyar los valores de tolerancia y solidaridad.

Nora Casalanga, miembro de Somos Migrantes, que no ha aclarado por qué ha sido elegida la Basílica para semejante protesta, sí ha explicado que la concentración ha contado con la asistencia de «cien o 120 personas», siendo celebrada precisamente después de que la Fiscalía haya iniciado una investigación contra la presidenta de Vox Madrid, Rocío Monasterio, a cuenta de la denuncia por presunto delito de odio presentada en su contra por Podemos Andalucía por el acto electoral recientemente celebrado en Sevilla por dicha dirigente, junto al centro para menores extranjeros no acompañados de la Macarena.

«Mientras Vox denuncia la supuesta «inseguridad» y los «graves problemas» ligados a este tipo de instalaciones, la Junta de Andalucía señala que el índice de delincuencia de los menores extranjeros no acompañados tutelados por la administración se reduce al 0,54 por ciento», ha afirmado la convocante.

En ese sentido, el manifiesto difundido por Somos Migrantes para convocar esta concentración avisa no sólo de que en Andalucía se escuchan «propuestas propias de regímenes totalitarios como la persecución de colectivos, la facilitación de datos o las expulsiones masivas» de inmigrantes, reclamadas por Vox, sino que -haciendo suyas las consignas podemitas, abanderadas por su lideresa, Teresa Rodríguez- hay voces que apuestan por «la locura y cobardía de culpar a un niño que escapa de una situación de necesidad y lucha por lograr un futuro, en vez de protegerlo».

«Llamamos a unir fuerzas y voluntades para buscar alternativas. Debemos atender todas las dificultades, las que vivimos en nuestros barrios y las que viven nuestros países vecinos, porque todo es fruto del mismo problema de raíz y el sufrimiento es igual para todas las vidas», defiende Somos Migrantes, pidiendo a la ciudadanía no incurrir en una «complicidad pasiva» y «dar la cara frente al discurso del odio».

Al respecto, Nora Casalanga ha expuesto que el acto ha contado con personas oriundas de Sevilla y también con inmigrantes, e incluso con testimonios de personas que han asegurado que los menores extranjeros no acompañados que residen en sus zonas «no son gente de problemas». Testimonios como los visibilizados en la concentración, según ha dicho, deben servir para «contrarrestar los discursos de odio a los inmigrantes, porque hay que pararlos de alguna manera». Precisamente por eso, ha anunciado que el colectivo piensa «continuar» con actos como el celebrado este martes, para «reaccionar ante los alarmantes discursos» de odio a los extranjeros.

Una convocatoria que, com tantas otras, podría haber congregado perfectamente a miles de ciudadanos, en lugar de a 100 o 120, pero que, a consecuencia de la inconcebible manipulación ideológica y política que frecuentemente es seña de identidad de convocatorias de esta índole, se reducen a protestas casi insignificantes convirtiéndose en noticiables, más por el lugar en que se celebran que por el fondo, como debería.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies