Córdoba, La Chicotá de Nandel, 💙 Opinión

En busca de la ilusión perdida

Estamos en las semanas de la ilusión. Enciendes la radio, la televisión, lees marquesinas de publicidad, y como estamos en tiempos de elecciones, todos te hablan de ilusión.

Vas a los comercios, ya, intensamente comprometidos con realizar cuantas más ventas mejor en Navidad. Todos también, te hablan de la ilusión navideña, de la ilusión de un niño, aunque no los tengas, o no haya niños a los que regalar en tu familia.

Ilusión, ilusión, en busca de nuestra ilusión, pero, ¿y la ilusión de los cofrades? ¿Quién le habla a un cofrade de su ilusión? Esa, que algunas veces ya está más que perdida, o dañada profundamente. Yo creo que a veces, en el 100% de los casos, no ha muerto, hay dolor y por ello no se ve, pero anda perdida.

El cofrade siempre busca su ilusión, aunque crea que ya no existe, aunque crea que ya no volverá, pero siempre te la vas a volver a encontrar, escondidita, como asustada con lo que se ve o se siente a veces, pero vuelve.

Hay personas que nacimos en alguna Hermandad y ahora mismo da miedo ver el panorama actual. Ya tus padres no están, ya no están los amigos de tus padres, a veces, ya no importa lo que hicieron tus padres, por lo que lucharon, ya la Hermandad es otra cosa, pero sigue siendo tu Hermandad y bueno, te agarras a cualquier forma de vida que te recuerde a un pasado de amor y hermandad, aunque ya no la veas por ningún lado.

Hay costaleros, que lucharon y lucharon con un capataz de cabecera o con amigos, en alguna que otra Hermandad, algún que otro Titular, de un barrio, de otro, de frías noches de ensayos en locales angostos y sin vida, pero que poco a poco consiguieron sacar adelante, dar vida a un Titular que estaba muerto de calor humano, pero que tras tanto tiempo fueron echados de allí, perdieron eso por lo que tanto lucharon, vino otro capataz mejor, o pusieron allí a una persona por cualquier razón que no era para nada ni válida, ni tenía más miras que el enchufismo o el pago de algún favor.

Hay capataces que tuvieron que mediar entre amigos, conocidos, pedir ayuda para que junto a él realizaran un proyecto en común para esta u otra Hermandad, a veces, incluso para su Titular Mariana, como me viene ahora un ejemplo a la cabeza, y que al final, son relegados al paso de Misterio porque los quitan al lado de su Madre, tras tantos y tantos años en ese palio, tras tanto esfuerzo, amor de el de verdad por su Virgen, pero que al final, pues mismo resultado que en los grupos cofrades anteriores, a su casa, y sin miramientos de sentimientos.

Hay formaciones musicales que luchan, que buscan de debajo de las piedras nuevos niños, con nuevas ilusiones, para enseñarles su forma de entender la música, lo que significa esa banda, el orgullo de pertenecer a ella, lo que no pueden asegurarle es que tras el trabajo, intenso y desinteresado, luego se les vaya a valorar, que vayan a estar toda una vida entregados a una u otra Hermandad, y luego se les rescinda el contrato para traer a esta u otra banda, por la razón que sea.

Hay dirigentes, que hacen de su capa un sayo, cuando no debería de ser así, pues solamente son los representantes de todos los hermanos, no son los dueños de nada como ellos creen. Que han exterminado a familias enteras, sus ilusiones, tirado por tierra su trabajo de años y años. Otros han cogido dinero del cajón, otros, se han llevado hasta el cajón. Algunos, son líderes de masas cuando su mandato se ha caracterizado por la oscuridad, por el ordeno y mando, por el capitalismo y contra sentido, frente al amor y los sentimientos, la ayuda de profesionales sin escrúpulos, por hermanos profesionales en ser eso, hermanos, luchando con profesionalismo por su Hermandad.

Como verán, si les ponen ese vídeo, con esos ejemplos… Si le cuelgan fotos de estampas antiguas, sellos que nunca debieron perderse, uniones de personas con Titulares que para los cofrades eran como símbolos. Si ponen la radio y escuchan una llamada, o el testimonio vivido por alguna persona y cómo lo han hecho sufrir… Si todo eso ocurre, ¿quién devuelve la ilusión a esas personas?

No creo que nadie pudiera devolver la ilusión, puesto que cuando se derrama la sangre de los sentimientos, cuando se burla uno de las creencias, y encima, sale reforzado y premiado, des muy difícil que vuelva a ningún lado que le traiga estos recuerdos, pero somos cofrades, siempre buscamos la renovación, siempre buscamos la ilusión, aunque estando escondida, tanto, creamos que haya muerto.

El sábado por la noche, ya muy de madrugada, me encontré con el hijo de un amigo, un luchador, a veces con formas revolucionarias incluso, equivocadas, pero totalmente definido y defendible por el amor a su Hermandad.

Me habló de lo que vivió de pequeño, junto a su padre, rezumaba ilusión, quiere ser costalero del Señor de la Salud de Sevilla, pertenecer toda su vida a su Hermandad, que sus hijos sigan sus pasos, los de su abuelo, y es un claro ejemplo de que viene otra generación, quizá a ella podamos agarrarnos, pensar a los que no nos ha ido muy bien, que los malos tiempos pasan, que ya vendrán otros, dentro de 4 años, dentro de 10 años, de 20, pero que puede que llegue ese cambio, ese del que ahora hablan los políticos.

No creo que necesitemos a VOX también en las hermandades, no creo que haya ningún PODEMOS, espero que no tengamos que realizar votos inteligentes, a derechas o izquierdas, solo les pido a los cofrades que estén con la ilusión perdida, que busquen, que la encontrarán, que no está muerta, que vive aún en las nuevas generaciones y es la ilusión más pura, quizá así nos recuerde la que teníamos, la que tenemos que tener, la que tendremos, la ilusión del cofrade, la que por mucho que nos pisoteen, nos manchen, nos la hagan sangrar, siempre se mantiene intacta, por eso es tan grande este mundo, por eso es tan bonito, con tanto sentimiento, porque no hace falta que te abracen treinta personas falsas, con que te abraces a un hermano de verdad, como tú, de los que solo quiere darte y compartir su ilusión, te vale y te renueva.

Busquen la ilusión, pero por supuesto, sigan luchando por las injusticias, den la campanada cuando los crean ya muertos, cuando crean que se han hecho con el poder absoluto, demuestren, que la ilusión, el amor, los recuerdos, y sobre todo la historia son más fuertes que las personas que se creen dioses en la tierra.

La historia del pasado, los hechos del futuro, son más importantes a veces que la ilusión del presente, si te apoyas en eso, nunca podrán romper tu ilusión, nunca ganará la injusticia ante el sentimiento.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup