Sevilla

Así es la nueva maravilla de Fernando Aguado

La nueva maravilla nacida de la infinita creatividad del imaginero sevillano Fernando Aguado ya tiene afortunado destino, la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda, lugar en el que ha sido bendecida la nueva imagen obra de Aguado, una de las referencias indiscutibles de la imaginería contemporánea. Una talla que ha sido bendecida bajo la advocación de Santísimo Cristo del Amor y Humildad ante Caifás, y que se ha convertido en titular de la Agrupación Parroquial Sacramental del Stmo. Cristo del Amor y Humildad ante Caifás, María Santísima de las Nieves, Santa Ángela de la Cruz y San Antonio Abad.

El Señor de Santa Ángela goza de una dulzura incontestable de la que la gubia del imaginero ha sabido dotar a esta talla, que contrasta con una expresión en la que se potencia la tristeza derivada del daño infringido y al mismo tiempo del desamparo de sentirte abandonado por muchos de los que compartieron enseñanzas con Él, y fueron partícipes de su Palabra. Despreciado e incomprendido por aquellos a los que vino a salvar y que le pagan con el odio y la muerte.

Nacido en Sevilla, desde muy joven se sintió atraído por el arte y el modelado. Inició la carrera de derecho que abandonó pronto para realizar estudios en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, donde fue discípulo de Juan Manuel Miñarro López, especializándose en restauración, aunque igualmente trabaja como diseñador para bordadores y orfebres. Su obra escultórica está mayoritariamente constituida por imágenes religiosas aunque también trabaja la obra civil, teniendo como ejemplo el busto de bronce de el Rey D. Juan Carlos que preside el patio del Real Círculo de Labradores de Sevilla, o la incursión en el mundo del toro realizando distintos diseños de trajes de luces para el diestro sevillano José Antonio Morante de la Puebla.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup