Portada, Sevilla

En directo | Firma del protocolo de Las Cigarreras para la adquisición de la Capilla de la Fábrica de Tabacos

Featured Video Play Icon

La Hermandad de Las Cigarreras y la firma KKH Property Investors suscribirán este próximo jueves 24 de marzo, a las 17.00 horas, el protocolo de intenciones que servirá de base para la adquisición por la hermandad de la propiedad de la capilla de la antigua Fábrica de Tabacos de Sevilla, gracias a la cesión gratuita a la que se ha comprometido la compañía inversora que desarrollará los futuros usos de los suelos de la antigua fábrica tabaquera, ubicados en la parcela comprendida entre el Puente de Los Remedios y el Real Club de Labradores.

La firma del protocolo se celebrará en la capilla de la fábrica y contará con la presencia del alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, de la teniente de alcalde y delegada del distrito de Los Remedios, Encarnación Aguilar, del presidente de KKH Property Investors, Josep-Maria Farré, y de distintos representantes políticos del ayuntamiento de Sevilla y de las entidades vecinales y de comerciantes del barrio.

Desde su fundación, la Hermandad de Las Cigarreras ha vivido más de una decena de traslados hasta que, en 1965, se mudó desde la actual capilla de la Universidad de Sevilla a su más reciente sede en la capilla de la Fábrica de Tabacos de Los Remedios, donde ha desarrollado sus cultos y actividades, gracias a la cesión gratuita del uso del templo por parte de la propiedad del complejo, es decir, la compañía Altadis.

El papel de la compañía Altadis, que siempre ha acompañado con generosidad la labor de la Hermandad de las Cigarreras, ha sido precisamente determinante para llegar a la presente solución, consistente en la definitiva adquisición por la hermandad de la propiedad plena y sin cargas de la capilla y de sus anexos.

En este sentido, Altadis ha tenido presente en todo momento las aspiraciones de la Hermandad durante la negociación del proyecto urbanístico de puesta en valor del complejo fabril, situado a orillas del Guadalquivir y frente por frente de los jardines del Palacio de San Telmo.

La suscripción de este acuerdo o protocolo de intenciones pone fin al problema histórico que ha vivido la hermandad por la falta de una propiedad para el establecimiento de sus imágenes titulares y el desarrollo de sus actividades, pues, casi cinco décadas después, adquirirá por fin una sede en propiedad para los hermanos y hermanas de la corporación.