Advertisements
El Capirote, Opinión, Sevilla

¿En manos de quiénes están nuestras obras de arte?

La iglesia de San Miguel de Estella ha dado la vuelta al mundo por la imagen de San Jorge. La restauración de una escultura de San Jorge, que hunde sus raíces nada más y nada menos que en el siglo XVI se ha convertido en viral después de que una profesora de manualidades de Navarra haya acometido una intervención cuyo resultado ha sido tal que los conservadores acudirán a la fiscalía por lo que ya se denomina como el “Ecce Homo” de Estella.

No tenemos que ir muy lejos para ver cómo han quedado algunas restauraciones en los últimos años. Las juntas de gobierno, conscientes de la valía artística de las obras, han ido encargando los trabajos de restauración y conservación a personal cualificado pero también recordamos algunas de las intervenciones más fallidas que han dejado a algunas de las imágenes prácticamente irreconocibles. Si desde el norte hay políticos que han afirmado que “desde el punto de vista patrimonial, histórico y artístico es una lástima lo ocurrido. Es un ejemplo a mi entender de la falta de control que hay sobre el patrimonio que hay en iglesias”, en el sur la idea se repite continuamente, sobre todo si las imágenes tienen gran calado devocional y son bastante conocidas entre la población. De la zona de Navarra tenemos otro ejemplo en un Cristo románico y Andalucía recuerdo recientemente el crucificado que alberga la iglesia del convento de las Puras.

Tras esta intervención surgen las voces que piden la elaboración de un pacto de estado a favor del patrimonio cultural y algunos avances, como la elaboración de un catálogo completo que incluya el patrimonio cultural español en el que las obras que alberga la Iglesia tienen una importancia capital. A día de hoy, no existe un catálogo que nos muestre el patrimonio que alberga la Iglesia lo que implica que, sobre todo en el norte, algunas imágenes hayan desaparecido. Pueblos con escaso número de habitantes, poca vigilancia…

Tampoco hay que viajar tan lejos para conocer casos de personas que han sustraído piezas en el interior de los templos. Recuerdo, cuando visité la exposición del 650 aniversario de la parroquia de Santa Ana, cómo me comentaron sus organizadores que no hace mucho un capillita accedió al interior del templo y sustrajo, tijeras en mano, parte inferior de la túnica de San Nicolás Saggio de Longobardi, cuya restauración fue un regalo de la Estrella a la parroquia, y que citado cofrade se llevó a su casa para que esta pieza fuera utilizada como manto para una devoción que tenía en su casa.

Pero no solamente los destrozos vienen de personas ajenas al mundo religioso. Es más, algunas juntas de gobierno han prolongado la intervención de las imágenes titulares de las cofradías por miedo a una nefasta intervención o han encargado las imágenes a personal no cualificado. Los ejemplos no hay que buscarlos tan lejos. Recuerdo cómo el Nazareno de Pasión tenía hace unos años un dedo pegado con fiso o si nos centramos en restauraciones envueltas en la polémica ahí está la practicada a la Virgen de la Concepción de la Trinidad.

Aunque podemos buscar en la restauración de imágenes tampoco se queda atrás el resultado de otras intervenciones en el resto de artes decorativas. ¿Recuerda cómo era el Sinelabe de la hermandad del Cachorro y la polémica que se generó tras la restauración de esta valiosa pieza. Este capítulo supuso una división en el seno de la hermandad que permanece hasta hoy día.

No solamente las juntas de gobierno deberían de tener un conocimiento más exhaustivo sobre el patrimonio que tienen que conservar sino también una formación que implique la búsqueda de los más sobresalientes restauradores, talleres, orfebres, que mantengan el nivel de las imágenes y enseres que atesoran desde hace siglos.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: