Córdoba

Enrique Garrido deja el martillo de la Soledad de Santiago

Decíamos hace tan sólo unos días -el 19 de noviembre- que la noticia de la posible incorporación de la hermandad de la Conversión a la nómina de Hermandades que realizan Estación de Penitencia, el Viernes Santo, en la Santa Iglesia Catedral de Córdoba, podría tener consecuencias accesorias, toda vez el capataz que dirige la cuadrilla de costaleros el crucificado de Electromecanicas, el Santísimo Cristo de la Oración y la Caridad, Enrique Garrido, es también máximo responsable del paso de María Santísima de la Soledad, la dulcísima dolorosa que Luis Álvarez Duarte gubiase para el barrio de Santiago. 

Con vistas a la más que posible incorporación de la joven cofradía al Viernes Santo, el contrastado capataz se ha visto en la necesidad de tener que optar entre ambas cuadrillas ya que, experimentos aparte, se antojaba incompatible hacerse cargo de dos pasos cuyas cofradías salen el mismo día desde enclaves tan alejados geográficamente.  Garrido se ha decantado por asumir la empresa a priori más compleja, llevar por vez primera a Carrera Oficial el paso de misterio de la cofradía de Electromecánicas, lo que implica su renuncia a continuar al frente de la cuadrilla de la Virgen de la Soledad. 

Así lo ha puesto de manifiesto el capataz, tras el comunicado emitido al efecto por la corporación, en una nota pública en la que explica que la decisión, muy meditada, ha sido consensuada con la junta de Gobierno de la cofradía de Santiago. Ahora solo queda determinar quién asumirá el privilegio de dirigir a los hombres que llevarán a la bellísima dolorosa de Luis Álvarez Duarte el próximo Viernes Santo hasta la Santa Iglesia Catedral. Un extremo que se dilucidará en los próximos días.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup