Córdoba, Costal, Portada

Enrique Garrido, nombrado capataz general de la Misericordia

Apenas dos días después de que Gente de Paz anunciase en exclusiva la dimisión del capataz del paso del Santísimo Cristo de la Misericordia, José Luis Sánchez Redondo, por razones laborales, la Junta de Gobierno de la corporación de San Pedro ya ha elegido sustituto para hacerse cargo de la cuadrilla del primero de los pasos de la cofradía.

La persona elegida es Enrique Garrido, capataz de la absoluta confianza de la Junta de Gobierno de la Hermandad toda vez que ejerce desde hace años como responsable de la cuadrilla del paso de palio de la Virgen de las Lágrimas en su Desamparo. En virtud de este nombramiento, Garrido, como capataz general, se hace cargo de las cuadrillas costaleras de los dos pasos de la cofradía con vistas al próximo Miércoles Santo.

La Junta de Gobierno de esta hermandad, ha adoptado esta decisión en sesión extraordinaria celebrada hoy viernes, 30 de septiembre, convirtiéndose en capataz general tras haber sido ratificado, de forma unánime, como capataz del paso de palio de Nuestra Señora de las Lágrimas en su Desamparo en un anterior Cabildo de Oficiales. En el comunicado emitido al efecto, la Junta agradece a José Luis Sánchez Redondo y a su equipo de capataces «su dedicación y buen hacer durante el tiempo que ha estado al frente de la cuadrilla del paso de Cristo».

Además de los dos pasos de la Hermandad de la Misericordia, Enrique Garrido es responsable actualmente de las cuadrillas del Santísimo Cristo de la Universidad, el Martes Santo, el paso de palio de la Reina de los Mártires, de la Hermandad de la Buena Muerte en la Madrugada del Viernes Santo, y del paso de misterio de la Hermandad de la Conversión, la tarde del Viernes Santo.

Un hombre que goza de un especial predicamento entre quienes desarrollan la faena a sus órdenes y que asume de esta manera la responsabilidad de sacar al unísono los dos pasos de una cofradía señera en la Semana Santa de Córdoba.