Advertisements
Sevilla, ⭐ Portada, 💜 De Cerca

Álvaro Maroto, vicepresidente de Consuelo y Esperanza: «Sería bonito formar parte de las hermandades de vísperas. Nosotros aspiramos a llegar a ese momento algún día»

El Vicepresidente de la Asociación Parroquial Consuelo y Esperanza ( barrio de Sevilla Este), habla en exclusiva para Gente de Paz sobre la reciente bendición de los titulares en su nueva parroquia, el camino que han seguido hasta ese momento y los proyectos a largo plazo de la corporación. 

«La sustitución de la dolorosa fue necesaria para cumplir con los cánones artísticos que se nos requería para integrarnos en una parroquia»

– El pasado 7 de noviembre se bendijeron los titulares en su nueva sede canónica. ¿Cómo preparó la hermandad ese momento histórico?

Lo preparamos con muchísima ilusión y con muchas ganas, ya que han sido dos años (desde que tuvimos que ocultar las imágenes retirándolas del culto en nuestra casa hermandad) muy duros, ansiando que llegara este momento. Después de años de trabajo y esfuerzo, ha llegado nuestra recompensa que es tener a nuestros Titulares en una Parroquia. 

– ¿Qué le viene a la cabeza al recordar ese día?

Todo lo que hemos vivido en estos años, y el recorrido que hemos hecho. Tanto experiencias buenas como no tan buenas. Y lo más importante, el dónde estamos ahora y el trabajo y sacrificio que ha supuesto llegar hasta aquí. Y el largo recorrido que queda por delante. Empezamos una nueva etapa. 

«Después de años de trabajo y esfuerzo, ha llegado nuestra recompensa que es tener a nuestros Titulares en una Parroquia»

– ¿Pudieron presentar algún estreno en la bendición?

La restauración del Señor del Consuelo por su autor Juan Manuel Montaño, las potencias del Señor, la túnica de tisú de plata bordada por el Taller de Bordados Soldán y diseño de Óscar Ruiz. Además, se estrena las peanas de culto y las alfombras de culto, el cíngulo de la túnica, el broche que porta el cíngulo, la restauración de la saya bordada de la Virgen, un encaje y puños a juego del siglo XIX, un pañuelo de seda, una cinturilla bordada en oro, un rosario de corales, un puñal. 

– ¿Qué ha supuesto para el barrio la noticia de la bendición?

Ha supuesto una expectación enorme y más ahora, en tiempos de pandemia. La noticia se ha acogido con mucha alegría y mucha ilusión para los hermanos, y suponemos que para los fieles y devotos también. Nada más se nos comunicó la fecha de bendición, empezamos a preparar todo con mucha ilusión y muchas ganas, para que este día fuera recordado siempre. La bendición ha marcado un antes y un después en nuestra historia, y nos alegramos enormemente de ello. 

«La noticia se ha acogido con mucha alegría y mucha ilusión para los hermanos, y suponemos que para los fieles y devotos también»

– ¿Ven próxima la aprobación como hermandad por parte de palacio?

Como dice el dicho… “Las cosas de Palacio van despacio”, tenemos toda la paciencia del mundo. Nuestro objetivo está conseguido, que era integrarnos en una parroquia y tener nuestras imágenes aquí para darles culto. Ahora emprendemos una nueva etapa donde nos queda un largo camino por recorrer, siempre al servicio de nuestra parroquia. Como nos indicó nuestro párroco y director espiritual, D. Pedro Paz, esto es una casilla de salida, y donde recibiremos el nombramiento primeramente como Agrupación Parroquial, en un periodo de 3 años aproximadamente. A raíz de ahí, seguiremos trabajando como hasta ahora y llevando a cabo los procesos y trámites necesarios, para en un futuro no muy lejano, nos puedan nombrar futura Hermandad de Penitencia.

«Nuestro objetivo está conseguido, que era integrarnos en una parroquia y tener nuestras imágenes aquí para darles culto. Ahora emprendemos una nueva etapa (…)»

– Llevan dos años sin dar culto a sus titulares. ¿Cómo han vivido esta etapa de integración en la iglesia?

Durante esos dos años, cesamos la actividad como asociación civil, como bien se nos indicó por parte de nuestro párroco en aquél entonces, D. Antonio Rodríguez Babio y las autoridades eclesiásticas pertinentes. Estos años nos sirvieron para una toma de contacto, y conocernos recíprocamente entre nuestro grupo y el párroco junto con la comunidad parroquial. Desde el primer momento, nos pusimos al servicio de nuestra parroquia para lo que necesitaran.

Estos años sirvieron para colaborar con Cáritas Parroquial, recibir formación, y trabajar en aquello que se nos requiriera. La integración fue fantástica y la comunidad parroquial nos acogió muy bien, por lo que facilitó mucho las cosas. Actualmente, estamos muy contentos de pertenecer a la parroquia y a la comunidad parroquial. La asociación solo cesó en sus cultos, pero siguió con el resto de actividades, como la recogida de alimentos, el certamen de bandas, el heraldo real, etc. 

«Estos años nos sirvieron para una toma de contacto, y conocernos recíprocamente entre nuestro grupo y el párroco junto con la comunidad parroquial»

– La nueva dolorosa llegó a la agrupación en 2017. ¿Fue un sueño cumplido? 

La nueva dolorosa, bajo la advocación de Ntra. Sra. del Rosario y Esperanza, obra del imaginero, David Valenciano Larios, permítame la corrección, llegó a la asociación, en el mes de octubre de 2016. Donde procesionó con motivo de su onomástica. Sería su última salida procesional en el mes de octubre de 2017, tras la salida de cuaresma, ya que en 2018 (año de la despedida) no pudieron procesionar por las inclemencias meteorológicas. 

Efectivamente, fue un sueño cumplido. La antigua dolorosa realizada por nuestro hermano Fran Martín, fue donada a la capilla de la Residencia de Ancianos “Ballesol” de Sevilla Este situada en la calle Alas. La sustitución de la dolorosa fue necesaria para cumplir con los cánones artísticos que se nos requería para integrarnos en una parroquia. De este modo, celebramos un cabildo extraordinario de hermanos, donde resultó aprobada por mayoría la sustitución de la dolorosa. 

«Tras reunirnos con ellos y hacerles ver que en Triana estaba todo hecho, y que Sevilla Este no tenía hermandad alguna, lo más sensato era integrarse con nosotros (…)»

– Unos años antes, en 2013, se produce la fusión con la Hermandad del Consuelo, que por entonces residía en Triana. ¿Cómo surgió la idea de esta unión? 

Esta fusión se debe a que un grupo de personas pretendían formar una asociación en Triana bajo la advocación del Señor del Consuelo. Tras reunirnos con ellos y hacerles ver que en Triana estaba todo hecho, y que Sevilla Este no tenía hermandad alguna, lo más sensato era integrarse con nosotros y formar un grupo sólido y fuerte para la creación de una cofradía en el barrio de Sevilla Este, y así fue.

«Lo importante es saber afrontar los problemas y salir hacia delante»

– ¿Qué proporcionó a la agrupación está fusión? 

Formar una buena base y un grupo más amplio de personas que persiguen el mismo fin. 

– ¿Cómo ha evolucionado la hermandad desde entonces? 

La asociación fue evolucionando a mejor con el paso de los años. Unos principios muy duros y donde surgieron malas experiencias y algunos problemillas pero que la asociación supo afrontar y tirar hacia delante. El paso de los años nos ayudó a adquirir experiencia, y también un aumento del número de hermanos y capacidad económica para afrontar nuestros proyectos. Esto nos permitió crecer en patrimonio, en hermanos, etc. 

«El paso de los años nos ayudó a adquirir experiencia, y también un aumento del número de hermanos y capacidad económica para afrontar nuestros proyectos»

– Vivieron momentos complicados en sus orígenes. ¿Cómo lo vivió usted, personalmente? 

Pues se pasa francamente mal, cuando las cosas se tuercen o suceden cosas, como las que nos sucedió a nosotros, pero imagino, que como en todos lados, hay experiencias buenas y no tan buenas. Lo importante es saber afrontar los problemas y salir hacia delante. En todo momento, nos supimos recomponer “todos a una” y seguir con nuestro recorrido. 

– Hablemos de la salida procesional. ¿Continuarán procesionando en Cuaresma? 

Dependemos de nuestro director espiritual y de las directrices que nos marque Palacio, pero sí, nuestra intención es procesionar en Cuaresma, llegado el momento. 

«Ahora mismo tenemos la mente puesta en seguir trabajando para nuestra parroquia y para los cultos de nuestras imágenes»

– ¿Se ven formando parte de las llamadas «hermandades de vísperas» dentro de unos años?

¿Por qué no?, todo momento acaba llegando algún día. Nosotros aspiramos a llegar a ese momento algún día, pero tenemos los pies en la tierra, eso llegará cuando tenga que llegar. Ahora mismo tenemos la mente puesta en seguir trabajando para nuestra parroquia y para los cultos de nuestras imágenes.

Sería bonito formar parte de esas “vísperas” como indicas, y compartir jornada, con las hermandades que procesionan esos días. Esperaremos a que nos indiquen en que día procesionar. En nuestro distrito, ya procesionan las hermandades del Divino Perdón de Parque Alcosa y la Hermandad de los Dolores de Torreblanca. 

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup