Córdoba, ⭐ Portada, 💜 De Cerca

Entrevista | José María Bellido: «Lo previsible es que tengamos una Semana Santa absolutamente normal»

«Hay un compromiso económico que es el más importante que ha habido nunca»

La reciente luz verde de las autoridades tanto civiles como eclesiásticas al retorno del culto público es algo que ha marcado un antes y un después para los cofrades tras la pandemia. También en Córdoba, una ciudad especialmente rica en lo que a cofradías se refiere.

La relación del ayuntamiento con las hermandades cordobesas ha dado, afortunadamente, un viraje de 180º, pasando de tener constantes polémicas con el equipo de gobierno anterior, a una comunicación que se ha materializado en forma de colaboraciones concretas y palpables para las cofradías, que se han visto beneficiadas del buen talante del consistorio cordobés también en esta complicadísima época de la crisis sanitaria.

Hoy tenemos el inmenso honor de conversar con el alcalde de Córdoba, José María Bellido, quien ofrece su perspectiva de la complicada situación atravesada por las hermandades, así como sobre otras cuestiones, tales como el futuro inmediato de las mismas en relación a la situación sanitaria, la segunda puerta de la Mezquita Catedral o el tan polémico asunto de las subvenciones, entre otras cuestiones.

«No lo esperaba, pero me emocioné (con la salida de la Divina Pastora)»

Como alcalde, como cordobés y como cofrade, ¿cómo ha vivido este año y medio sin cofradías en la calle?

Como alcalde, el hecho de no tener cofradías en la calle supone que muchos cordobeses no podemos llevar a cabo una actividad que nos encanta y nos importa. Se vive con tristeza, ya que es uno el que tiene que tomar la última decisión. En el primer confinamiento, aunque ahora parece obvio que no se podía celebrar, era duro hablar con el Obispo y con la Agrupación para tomar decisiones. Se vive con crudeza.

Como cordobés, triste por no ver las imágenes en las calles en los rincones que estamos tan acostumbrados a disfrutar y en las salidas en las que participamos. Muy triste.

Como cofrade, de una manera totalmente distinta, sí que hemos podido participar en otras celebraciones. Yo recuerdo con especial emoción ver a los Dolores este año, justo previamente a la Semana Santa, cuando volvimos a ver a miles de cordobeses en la Plaza de Capuchinos. Fue particularmente emocionante ese reencuentro con las celebraciones que tanto nos gusta vivir.

«En el primer confinamiento, aunque ahora parece obvio que no se podía celebrar, era duro hablar con el Obispo y con la Agrupación para tomar decisiones»

¿Qué sintió cuando vivió el pasado sábado la salida de la Divina Pastora?

Me emocioné, no me lo esperaba pero me emocioné. En el momento de la llamada de la cuadrilla, ver saliendo a la Divina Pastora con el Himno de España, y la plaza absolutamente abarrotada. Aún se me pone la piel de gallina. Fue verdaderamente emocionante y ahí si vi que volvíamos a una cierta normalidad, con cofradías en la calle. La salida se celebró como una de las de antes.

¿Cómo valora la actitud de los cofrades y de las hermandades de Córdoba en todo este tiempo?

En términos generales, fantásticamente bien. La Agrupación de Cofradías ha actuado con una responsabilidad increíble desde el primer día. Desde ese año 2020 cuando se tomó la decisión de cancelar las salidas procesionales, la Agrupación ha actuado de una forma excepcional, con responsabilidad, en colaboración y diálogo con nosotros en todos los ámbitos necesarios. En el contacto que tuvimos en la Divina Pastora, de absoluta responsabilidad y cariño hacia el ayuntamiento.

«La Agrupación de Cofradías ha actuado con una responsabilidad increíble desde el primer día»

– ¿Qué le diría a quienes piensan que desde las instituciones, en todo el proceso de desescalada, se han olvidado de las hermandades?

Eso no es así, ni mucho menos. Todo lo contrario, las hemos tenido absolutamente presentes. Si nos vamos a datos objetivos en Córdoba, que es mi ciudad, hasta el mes de agosto, a mediados, la regulación autonómica nos lo prohibía. Estuve en la fiesta de regla del Carmen de San Cayetano, que estuvimos estudiando cómo poder salir, y el hermano mayor me decía que menos mal que se decidió no salir, por lo que estaba sucediendo en la ciudad a nivel de contagios.

Hemos sido la primera ciudad que ha tenido un protocolo junto con la Junta de Andalucía, para que las hermandades pudieran salir. Es verdad que en un primer momento sin costaleros, porque la Junta de Andalucía lo veía precipitado, preferían que se hiciera de una forma más prudente. También hemos sido los primeros que nos hemos sentado con la Agrupación tras el protocolo realizado por la Junta de Andalucía, y a los dos días estaba la Pastora en la calle y con costaleros.

Entiendo que algunos hayan sentido un agravio, era muy común la crítica de por qué estaban los teatros, los campos de fútbol… y nosotros no podemos. Yo entiendo aunque no comparto esa sensación de agravio. La principal diferencia es que nosotros vamos con cuarenta personas debajo de un paso, no es lo mismo. Yo me alegro de que la Junta de Andalucía haya establecido un protocolo.

No ha sido olvido, ha sido la dificultad que las autoridades sanitarias han tenido hasta que la vacunación ha avanzado ya del todo para encajar esa idiosincrasia que tenemos de cómo realizar el culto en la calle que es con costaleros.

«Entiendo aunque no comparto esa sensación de agravio. La principal diferencia es que nosotros vamos con cuarenta personas debajo de un paso, no es lo mismo»

Con la mano en el corazón y a la vista de los datos actuales, ¿cree que habrá una Semana Santa normal en 2022?

Absolutamente. Tengo una confianza absoluta de que eso va a ser así. Afortunadamente, los datos sanitarios cada día son mejores. Las vacunas están siendo efectivas. Nosotros lo que queremos es que haya una Semana Santa con absoluta normalidad, no sé si habrá algún pequeño condicionante. Estoy convencido de que va a ser así. También hay que aclarar una cosa, la norma que hay ahora es la que rige este momento, se irá adaptando conforme a las circunstancias.

Lo previsible es que de aquí a unas semanas todavía se relajen más las restricciones y tengamos una Semana Santa absolutamente normal.

«No creo que haya problemas en que haya recorridos normales»

¿Qué limitaciones piensa que podrán pesar sobre la próxima Semana Santa? ¿Veremos calles aforadas en Córdoba?

Es pronto para decirlo. Con lo único que deberemos tener cuidado es cómo organizar los alrededores de la propia procesión. Las multitudes que pueden formarse. Tendremos que manejar muy bien la carrera oficial, que en Córdoba ya está regulada por la estrechez de sus calles, por ello, no le veo especial dificultad.

A lo mejor, lo que tenemos que tener todos, tanto desde el Ayuntamiento como desde la propia Agrupación de Cofradías, es personas que estén durante todo el recorrido vigilantes de que no se formen aglomeraciones más allá de las normales. He participado en salidas extraordinarias en las que se han formado apelotonamientos detrás del cortejo, que ya de por sí sin pandemia causaban un poco de agobio. Hay que estar pendientes de que esas situaciones no se den. No creo que haya problemas en que haya recorridos normales.

«Espero, deseo y creo que se puede alcanzar una ejecución de la sentencia de forma que no afecte para nada a la Semana Santa»

¿Qué piensa que va a ocurrir con la segunda puerta de la Mezquita Catedral?

Yo espero, deseo y creo que se puede alcanzar una ejecución de la sentencia de forma que no afecte para nada a la Semana Santa. Es decir, hallar una solución que permita que esa segunda puerta pueda seguir siendo utilizada por las cofradías. Yo siempre creo en la buena voluntad de las personas, por supuesto en la del Cabildo, estoy seguro de que se podrá alcanzar una solución que haga compatible la ejecución de la sentencia, que hay que cumplirla, con esto que estamos hablando.

Hay que ser muy respetuoso para que las partes, que son las que tienen que decidir cómo ejecutar esa sentencia, lleguen a un acuerdo sobre esa manera de llevarla a cabo.

«Hubo hasta quien planteó que se prohibiera la asistencia institucional a los cultos en la calle. Hay que tener un poquito de memoria, más que nada porque si no la historia puede repetirse»

¿Cómo definiría el compromiso con las cofradías del equipo de gobierno que preside?

Nuestro compromiso es firme e indudable. Muchas veces tenemos la memoria muy corta. En Córdoba hace menos de dos años y medio, había polémicas en torno a la Semana Santa, las cofradías, la participación o no de concejales… Hubo hasta quien planteó que se prohibiera la asistencia institucional a los cultos en la calle. El día a día nos puede, pero hay que tener un poquito de memoria, más que nada porque si no la historia puede repetirse.

Esas polémicas han desaparecido, no hay ninguna duda del compromiso del ayuntamiento con algo que por un lugar es tradición, cultura y patrimonio, y por otro con la fe de muchas personas, que contribuye a su felicidad en la vida. Colaboramos desde un punto de vista institucional, y muchas veces sin que sea público, también ayudamos en que otras cuestiones puedan ser resueltas.

Por otra parte, hay un compromiso económico que es el más importante que ha habido nunca. Este año estamos hablando de un convenio con la Agrupación que es el más cuantioso de la historia, y abriendo financiaciones nuevas para otra parte importante de las cofradías como es la parte social.

«Como entramado social, el que tiene la Agrupación de Cofradías es el más importante de Córdoba, y el que moviliza a más personas. Con lo cual, es de justicia que tenga un convenio a la altura de lo que son las hermandades y cofradías»

Vamos a eso precisamente, hablemos de dinero: de 130.000 a 380.000 €… ¿cómo valora el nuevo convenio para las cofradías?

Creo que es de justicia y de interés para Córdoba. Por eso se hace. Es de justicia porque arropamos al entramado social más importante que hay en la ciudad. Como entramado social, el que tiene la Agrupación de Cofradías es el más importante de Córdoba, y el que moviliza a más personas. Con lo cual, es de justicia que tenga un convenio a la altura de lo que son las hermandades y cofradías.

Por otro lado, tiene una labor importantísima de cuidado del patrimonio, que también se incluye en el convenio. Un patrimonio que es de las cofradías pero que disfrutamos todos los cordobeses, que también nos beneficiamos del turismo que nos atrae. La propia Semana Santa es un elemento turístico de primer orden. Por eso digo que es de justicia.

«Ya ha pasado lo peor, esta travesía del desierto de no estar en la calle, de no poder vernos, ya ha pasado»

De igual manera, enfocándonos en la vertiente social, hay una labor que se lleva haciendo durante toda la vida. Nosotros hemos dicho muchas veces que quizá haya que darle más relevancia. Hay mucha gente que se queda en el folclore que se ve en la calle, pero no se da cuenta de que detrás de cada cofradía hay gente que hace una labor social muy importante no por un mero altruismo, sino por su creencia, por su fe. Igual que hacemos con otras ONG o el tercer sector, creo que podemos echar una mano a las cofradías en general para que lo puedan llevar a cabo. Francamente yo creo que es una apuesta que hay que trabajar para que permanezca y, si puede seguir creciendo, crezca. Que ya quede como algo que en el ayuntamiento quede absolutamente normalizado.

En el año 2020 nos encontramos con una situación inesperada, con un convenio, que era el tradicional, que hablaba de celebraciones de la Semana Santa, y claro, no se pudo hacer. Hemos tenido que darle muchas vueltas para salvar la mayor cantidad posible de la subvención, porque es verdad que las hermandades habían tenido ya actos. Ahora lo que hemos hecho ha sido abrir más la subvención, la labor de los cofrades los que la conocemos, es mucho más amplia: conservación de patrimonio, agenda cultural, obra social… todo ello queda abierto en el convenio. En años posteriores, el ayuntamiento colaborará tanto en la celebración de la Semana Santa como en el programa de actividades, y el patrimonial y el cultural llevado a cabo durante el año.

«En años posteriores, el ayuntamiento colaborará tanto en la celebración de la Semana Santa como en el programa de actividades, y el patrimonial y el cultural llevado a cabo durante el año»

¿Qué opina del comunicado difundido por la Agrupación de Cofradías criticando que “las reuniones y las reiteradas preguntas no han dado el fruto esperado” y quejándose de “los continuos aplazamientos en el cobro de la subvención de 2020”?

Me gusta mirar adelante. Salió el comunicado y horas después estaba ingresado el dinero en la cuenta de las cofradías. El miércoles de esta semana se aprobó el convenio que se va a firmar de inmediato también. Nuestro deber, lo dijo Salvador Fuentes, es cumplir con la palabra dada, y lo hemos hecho. El de la Agrupación, exigir que se cumpla la palabra dada. Más allá de comunicados, el diálogo ha sido absolutamente fructífero con Olga (Caballero) y su junta de gobierno. Insisto, nuestro deber era cumplir, y cumplido y hemos dejado un marco de colaboración que no se parece en nada al que había hasta ahora.

«Más allá de comunicados, el diálogo ha sido absolutamente fructífero con Olga (Caballero) y su junta de gobierno. Nuestro deber era cumplir, y hemos cumplido y dejado un marco de colaboración que no se parece en nada al que había hasta ahora»

¿Entiende que en determinado sector cofrade haya habido cierto malestar e incomprensión? ¿A qué cree que obedece?

Puedo tener algo de empatía con quien se haya podido sentir agraviado. Primero, por ver cómo no podían salir a la calle mientras otras actividades se hacían, y en segundo lugar porque han visto que su dinero no llegaba. Pero yo creo que las correcciones, entre hermanos, se hacen en privado. Como a mí me hubiera gustado que algunos lo hubieran hecho en privado, así lo haré yo cuando les vea, les diré las cosas que creo que debemos corregir entre hermanos.

¿Hay quienes están intentando influir intentando crear un caldo de cultivo de enfrentamiento entre los cofrades y el ayuntamiento?

No lo sé, pero si hay alguien que lo está intentando va a pinchar en hueso, porque nuestro apoyo presencial, institucional, a la hora de defender lo que a otros muchos les gustaría que no se produjera y recluirlo en la calle, el culto público, se va a seguir dando. El otro día el Obispo en la homilía que dio en la Virgen de la Fuensanta con las cofradías dijo unas palabras muy acertadas, y es que nosotros recogimos la sensibilidad social que había en la calle. Nosotros vamos a seguir así. Quien quiera tratar de utilizar las cofradías o la Semana Santa como elemento arrojadizo en política, no lo va a lograr. Dos no se pelean si uno no quiere, y nosotros no vamos a entrar jamás en que las cofradías sean un elemento de confrontación, porque yo y casi todos los concejales son cofrades.

«Quien quiera tratar de utilizar las cofradías o la Semana Santa como elemento arrojadizo en política, no lo va a lograr»

En apenas mes y medio tendremos una procesión extraordinaria en la calle, el regreso de la O desde la Mezquita Catedral en su paso de palio. Me consta que han solicitado los permisos para poder recoger el paso de palio en el Centro Cívico de Levante –recordemos la agria polémica que este asunto generó en los últimos meses de mandato del anterior equipo municipal (PSOE-IU)- y me consta que a día de hoy, la hermandad aún no ha recibido respuesta: ¿podemos asegurarle a los hermanos y a los cofrades de Córdoba que la Virgen podrá recogerse allí?

Sí, porque además ya lo hemos hecho antes, ya salió de allí siendo yo alcalde. El otro día estuve despachando con la primera teniente alcalde y volvimos a tratar que, en base al informe que tenemos, se pueden dar los permisos pertinentes. Esa es una de las polémicas de las que antes hablaba que luego se olvidan, hace dos años hablábamos de que querían salir de allí, solamente había que dejarles un patio, y a eso se dijo que no. Y ahora es que sí y se va a seguir diciendo que sí. No hay que olvidar el trato que había antes.

«(sobre la recogida del palio de la O en el Centro Cívico) Sí, se hará, porque además ya lo hemos hecho antes»

¿No hay forma de que este problema quede solucionado de manera permanente sin necesidad de solicitarlo año tras año, hasta que la hermandad disponga de local propio de salida?

Francamente, la verdad es que no, porque aquello es lo que es, un centro cívico. La hermandad también aspira a tener, el día de mañana, otras instalaciones que le permitan salir. Mientras tanto, hay que hacerlo año a año, pero no hay ningún problema.

¿Tendrán las bandas de Córdoba local de ensayo para no tener que ensayar a la intemperie?

Estamos en ello. La delegada, Marian Aguilar y el delegado de urbanismo, Salvador Fuentes, están buscando fórmulas para que puedan tener, las que quieran, locales de ensayo. Hay que conocer muy bien el entramado de las cofradías y las bandas, hay muchas bandas que cuando se lo hemos planteado, ya tienen su sitio y no quieren. Estamos buscando varias soluciones para que las que lo necesiten, que no son todas, puedan tener ayuda del ayuntamiento para poder ensayar. Estaba en nuestro programa electoral, y estamos trabajando en ver soluciones individuales, que en muchos casos va a pasar por ayudas para poder costear sus locales de ensayo.

«Estamos buscando varias soluciones para que las (bandas) que lo necesiten, que no son todas, puedan tener ayuda del ayuntamiento para poder ensayar»

¿Cómo imagina el próximo Domingo de Ramos?

Soleado, para empezar… si no, mal vamos. Esa premisa por delante. Luego, lo imagino como un día muy especial, también para los niños. Todos tenemos nuestro recuerdo con los padres yendo a ver a la Borriquita en Córdoba. Espero ver a miles de cordobeses disfrutando en las calles de las procesiones. Es lo que yo quiero imaginar y estoy seguro de que va a ser así.

¿Qué mensaje le daría como alcalde a los cofrades de Córdoba?

Pues que ya ha pasado lo peor, esta travesía del desierto de no estar en la calle, de no poder vernos, ya ha pasado. Esos malos momentos han tenido aparejados otras circunstancias difíciles que se han superado. A partir de ahora, lo que vamos a hacer es cada vez más grandes a las cofradías y a la Semana Santa de Córdoba. Ese es el objetivo, que se ha visto interrumpido estos años, pero hay que tratar de seguir creciendo para hacerla más grande, más participativa y que la vean más en toda España.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup