Advertisements
De Cerca, Sevilla

Víctor Cruz: «No puedo entender a la Hermandad de Pino Montano sin su barrio»

Desde el pasado 5 de julio, que tomó posesión la nueva Junta de Gobierno de la Hermandad de Pino Montano, la corporación del Viernes de Dolores vive una nueva etapa. Su actual Hermano Mayor, Víctor Cruz Lozano, recuerda esta jornada como “un día bastante especial y emotivo para mí. Sentí mucha felicidad pero a la vez mucha responsabilidad”. De un total de 149 votos emitidos, 132 respaldaron su candidatura. ¿A qué cree que se debe este fuerte respaldo? Según Víctor Cruz, aunque sabía que iba a contar con el respaldo mayoritario de los hermanos pues así se lo habían transmitido los días previos al cabildo de elecciones, “creo sinceramente que los proyectos que llevo han sido fundamentales a la hora de que los hermanos apostasen por mi candidatura”.

«Vamos a modificar nuestras Reglas y Reglamento Interno adaptándolos a las Normas Diocesanas y elaboraremos un Plan de Mejora de la Cofradía el Viernes de Dolores”

A las elecciones se presentó con un programa electoral con unas líneas muy claras: “Nuestro programa electoral lo calificaría de cambio ya que solo me voy a quedar con lo que está funcionando bien y trataremos de mejorar en todas las diputaciones. Yo solo creo en un proyecto que podamos engrandecer aún más nuestra Hermandad, no me gusta el populismo ni proyectos que no pueda cumplir en mi legislatura. Así pues vamos a potenciar nuestra Diputación de Caridad en la ayuda a los más necesitados, involucraremos aún más a nuestros jóvenes en la vida diaria de nuestra Hermandad, modernizaremos la Gestión Administrativa de la Secretaría y Mayordomía así como la digitalización del Archivo, fomentaremos la participación de nuestras hermanas y hermanos en la Formación Cristiana elaborando un Plan de Formación acorde con el Plan Diocesano, mejoraremos nuestra comunicación externa con los medios de comunicación y seguiremos avanzando en la comunicación a través de nuestra página Web y RRSS. Vamos a modificar nuestras Reglas y Reglamento Interno adaptándolos a las Normas Diocesanas y elaboraremos un Plan de Mejora de la Cofradía el Viernes de Dolores” sentencia.

«Soy de los que piensa que una Junta de Gobierno tiene que intentar cumplir sus proyectos»

Pero antes de convertirse en el actual Hermano Mayor, ocupó el cargo de Teniente Hermano Mayor. En cuanto a la gestión durante este periodo, su balance es más que positivo: “Tengo que decir que siempre he sido leal y responsable con mi cargo cumpliendo y gestionando las tareas que marcan las Reglas como Teniente Hermano Mayor. Soy de los que piensa que una Junta de Gobierno tiene que intentar cumplir sus proyectos y gestionarlos de la manera más eficiente y eficaz para el bien de nuestra Hermandad. Nunca podemos olvidar que debemos estar al servicio de nuestras hermanas y hermanos así que considero que mi Gestión durante los tres últimos años ha sido buena y transparente”.

Ahora, una vez ocupado el cargo de Hermano Mayor, sus principales líneas a seguir están fundamentales en los tres pilares básicos que marcan las Reglas de la corporación: Caridad, Cultos y Formación. Y subraya que “nuestra principal misión es Evangelizar. Debemos acercarnos a nuestros vecinos, feligreses y hermanos de nuestros barrios e integrarlos con la Parroquia realizando vida de Hermandad”. En cuatro a patrimonio destaca que seguirán manteniendo la línea actual y que acometerán un proyecto integral de la cofradía realizando un nuevo paso de misterio y un paso nuevo de palio.

«Tenemos el deber de seguir trabajando en construir una Hermandad que sea capaz de ilusionar aún más los 364 días restantes del año»

Durante su discurso, afirmó que no quería desligarse del modelo basado entre Iglesia, Hermandad y barrio. Y aunque por todos es conocido cómo los vecinos se vuelcan cada Viernes de Dolores con sus imágenes titulares, ¿cómo es la relación el resto del año? Para Víctor, “no puedo entender a la Hermandad de Pino Montano sin su barrio, sin su feligresía, sin su Iglesia por ese motivo debemos darle un valor muy importante a esa Simbiosis que emana desde que fuimos erigidos como Hermandad de Penitencia. Durante todo el año nuestra relación se basa principalmente en una labor asistencial bastante importante ayudando a los más necesitados e integrando en la vida de Hermandad a los vecinos y feligreses del barrio. Pero aún tenemos que seguir evangelizando, no solo el Viernes de Dolores, por lo que tenemos el deber de seguir trabajando en construir una Hermandad que sea capaz de ilusionar aún más los 364 días restantes del año”.

«Hay momentos en el recorrido que no podemos ni andar por la masificación de personas que nos acompañan»

Y es que, a pesar de su juventud, la Hermandad de Pino Montano se ha convertido en una de las más populares del Viernes de Dolores. ¿Dónde radica su éxito? Según el actual Hermano Mayor, “la verdad que la Hermandad tiene mucho tirón y la prueba la tienes que si vienes de fuera del barrio y quieres entrar en Pino Montano a partir de la hora de salida está todo colapsado. Hay momentos en el recorrido que no podemos ni andar por la masificación de personas que nos acompañan. Vienen muchas personas de fuera a vernos y creo que todo esto es debido a la pasión popular que genera la Hermandad y a la devoción y fe que los vecinos les procesan a sus Titulares acompañándolos en todo el recorrido”.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies