Advertisements
Sevilla

Estepa vivió un nuevo 15 de agosto junto a su patrona

Durante la jornada los vecinos se afanaban en adornar balcones y calles. Un sol de justicia iluminaba la ciudad mientras que se daban los últimos retoques para que todo estuviera a punto. Estepa, que tiene por patrona a María Santísima de la Asunción volvía a vivir un año más con intensidad una jornada festiva con olor a nardos y gladiolos blancos, las flores que este año exornaron el paso de la imagen.

Tras la novena en su honor y el devoto besamanos del pasado martes ya solo quedaba esperar a que las puertas de su sede canónica se abrieran para que la patrona se reencontrase con los vecinos. Y así fue. A partir de las 20:30 el cortejo comenzó a discurrir por Castillejos. Acompañaban la corporación municipal y mujeres con cirios. La Virgen asomó varios minutos más tarde, en una salida complicada debido a las estrecheces de la puerta. Ya en la calle, tras el himno de España, el paso era levantado los por costaleros, entre el aplauso de los devotos.

La procesión discurrió por el itinerario tradicional. Así pues, tras Castillejos, Virgen de la Esperanza, Vera Cruz y Cardenal Spínola, tomó Calle Nueva para pasar por el lateral de la Parroquia de San Sebastián en Calle Corrientes a los sones de “Mi Amargura”. Poco a poco la representación de las hermandades iba creciendo, haciéndolo también el público que acompañaba a su patrona. El cortejo alcanzaba Sor Ángela de la Cruz y posteriormente Puente, Cruz, Parra y Plaza Poley. Se iba aproximando el final, pero todavía quedaba su paso por Santa Ana, una de las calles más largas de Estepa, dejando estampas como las numerosas representaciones antecediendo a la patrona y el repicar de las campanas del Carmen, que ya empezaron a tocar minutos antes de que la Virgen de la Asunción pasase por la puerta principal del templo, una de las grandes joyas barrocas de la ciudad.

Después, la imagen continuó con “Pasa la Virgen Macarena”, de Gámez Laserna, parándose a la altura del Ayuntamiento. La calle estaba abarrotada y el público no dudaba en sacar sus móviles para inmortalizar uno de los momentos más esperados. Tanto en Santa Ana como en la Plaza del Carmen, los vecinos esperaban que la Banda Amigos de la Música tocase el himno de Andalucía y a continuación el de España. Después, la imagen alcanzó Mesones con “María Santísima de la Asunción”, marcha dedicada a ella y nuevamente Castillejos, su calle, donde las bombillas iluminadas anunciaban que la Virgen estaba a punto de entrar en su templo. Eran las doce de la medianoche y el sueño estaba a punto de concluir. Ya en el interior, los estepeños rezaban ante su patrona y se llevaban de recuerdo las flores que durante más de tres horas y media habían dejado su olor por unas calles que ya esperan impacientes vestirse de gala para recibir de nuevo a la Madre de todo un pueblo.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies