Advertisements
España, ⭐ Portada, 💜 De Cerca

Francisco Manuel Espejo Jiménez: «Sólo se puede hablar de mala restauración si la aplica un conservador- restaurador titulado; en caso contrario es un atentado contra el patrimonio»

El Presidente de la Asociación Profesional de Conservadores y Restauradores de España nos habla en esta entrevista de la necesidad de elegir a personal cualificado para restaurar y conservar el Patrimonio Artístico dentro y fuera de las iglesias

– ¿Cómo surge ACRE?

ACRE surge en el año 2011 con el fin de homologar las titulaciones de conservación y restauración en España, así como su regulación y dignificación. El 22 de septiembre de 2021 celebraremos el X aniversario.

«El 22 de septiembre de 2021 celebraremos el X aniversario»

– ¿Quiénes son los componentes de esta asociación?

Esta asociación la integran los antiguos diplomados y nuevos titulados de las Escuelas Superiores en Conservación-Restauración de España, así como los licenciados en Bellas Artes con la especialidad o itinerario en dicha materia y los nuevos egresados del grado en Conservación-Restauración.

– ¿Cuales son sus labores específicas para ayudar a la buena conservación y restauración del arte?

Visualizar y defender nuestra profesión y hacer pedagogía aclarando que no es restauración si no interviene un conservador-restaurador oficial. Por tanto, no se puede considerar una restauración a las acciones realizadas por artistas, sean arquitectos, pintores, escultores o imagineros, si no tienen la formación y la titulación oficial.

«no se puede considerar una restauración a las acciones realizadas por artistas (…) si no tienen la formación y la titulación oficial»

– ¿Qué proceso requiere una buena restauración?

Fundamentalmente, la mejor garantía para una buena restauración es que intervenga un/una restaurador/a-conservador/a oficial; y, a continuación, que se aplique una metodología conforme a las cartas internacionales y a la legislación tanto estatales como autonómicas.

«(…) la mejor garantía para una buena restauración es que intervenga un/una restaurador/a-conservador/a oficial (…)»

– ¿Es reversible una mala restauración?

En primer lugar aclarar que sólo se puede hablar de mala restauración si la aplica un conservador-restaurador titulado; en caso contrario, estamos hablando de un atentado contra el patrimonio. Evidentemente, una mala restauración es reversible dependiendo de la praxis aplicada al bien.

«(…) una mala restauración es reversible dependiendo de la praxis aplicada al bien»

– ¿Piensan que la mayoría de los medios de comunicación de este país informan con rigor y claridad sobre el verdadero trabajo del restaurador?

Generalmente no, por desconocimiento, por lo que instamos desde aquí a que no se utilice a la ligera el término restauración y que no se extienda la profesión si la persona que interviene sobre un bien no tiene su titulación oficial. Se ha normalizado entre la sociedad que cualquier persona con cierta maña en arte puede intervenir un bien y se considera restaurar una acción que no deja de ser una renovación, repinte o retallado; pero en ningún caso es una restauración.

» (…) se considera restaurar una acción que no deja de ser una renovación, repinte o retallado (…)»

Un restaurador no es un artista, es un profesional con formación científico-humanista, con capacidad para la aplicación de una praxis internacionalmente aceptada y el conocimiento del bien, tanto en su estado material como histórico. Solo así se garantiza la correcta conservación del patrimonio.

– ¿De qué manera se podría mejorar este servicio?

Contrastando bien la información y conociendo la formación de quien interviene cualquier pieza o bien cultural.

– Una parte importante de su labor concierne al arte sacro, ¿Creen que hay una proliferación de malas intervenciones en este sector?

Es el sector donde mayores casos se dan, puesto que una amplia producción del patrimonio está ligada al culto, aunque se da en todos los ámbitos.

– Hay ocasiones en las que una imagen religiosa aparece con una pátina excesivamente clara. ¿Son partidarios la realización de estas intervenciones profundas?

Desconociendo quién ha intervenido la obra no se puede matizar si la intervención ha sido profunda o no. Para evitarlo, lo mejor es exigir a un profesional competente en la materia, en este caso, un conservador-restaurador oficial.

– ¿Quiénes son para ustedes los mejores restauradores de Arte Sacro en España?

Cualquier titulado/a con una extensa trayectoria en la materia es una garantía de cara a su buen hacer, por lo que especificar a un profesional u otro sería entrar en una valoración subjetiva que queda fuera de lugar.

– ¿Qué opinión les merece la labor de los imagineros que realizan actuaciones de mantenimiento y restauración en las imágenes?

Insistimos en que no es restauración si no se posee el título oficial, por lo que se pueden deducir las graves consecuencias que pueden tener sus intervenciones en cualquier imagen. Por lo que instamos y recomendamos, en pro de la conservación del patrimonio, que se exija siempre la titulación.

– ¿Creen que hay intrusismo en el mundo del Arte y más concretamente en el campo de la restauración?

Más que intrusismo, el sector requiere de una regulación que estipule por ley las competencias del restaurador-conservador de bienes culturales.

» (…) el sector requiere de una regulación que estipule por ley las competencias del restaurador-conservador (…)»

– Actualmente el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico está restaurando el Manto de la Coronación de la Esperanza Macarena utilizando técnicas como él láser. ¿Qué opinión tienes de estos materiales respecto a los tradicionales?

La aplicación de nuevas tecnologías, siempre que lleven un amplio y contrastado estudio por parte de un equipo interdisciplinar, supone un avance que ayuda a mejorar la disciplina de la conservación y restauración, pero nunca a sustituirla.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup