Portada, Sevilla

Francisco Vélez sobre las declaraciones del arzobispo en torno a las rotaciones: «Fue una mala explicación»

El máximo responsable de las cofradías ha hablado de la próxima Semana Santa en un desayuno empresarial

El presidente de Consejo de Hermandades Y Cofradías de Sevilla, Francisco Vélez, ha intervenido en la mañana de este viernes en el foro empresarial de una empresa de abogados sevillana.

El mandatario ha querido dejar clara si visión sobre varios temas de actualidad cofradiera y de la próxima Semana Santa, como el llamado «números clausus» y las declaraciones del arzobispo Saiz Meneses sobre las rotaciones de los nazarenos.

Lejos de mostrar su impresión, Vélez se limitó a disculpar al prelado por sus palabras como si de un cargo de su curia se tratara: «Lo de la rotación no fue así. El arzobispo me dijo que había sido una mala interpretación o una mala explicación».

Imagen del encuentro. Foto: Rullyasociados.

El presidente del consejo enmienda la plana al pastor de la diócesis como si el cabeza de la iglesia sevillana no pudiera hablar libremente o la posible rotación de nazarenos constituyera un tema tabú en la ciudad y sus hermandades.

Asimismo, Vélez también intentó justificar en este café mañanero de Cuaresma el retraso en la devolución del IVA de la sillas a los abonados, indicando que «hay que esperar a que la sentencia sea firme para llevar a cabo dicha devolución»; por lo que de momento ese dinero sigue en manos de la institución de la calle San Gregorio.

Sobre ello indica igualmente el dirigente que «Un beneficio fiscal que quiero recordar no redunda directamente en la gestión financiera del Consejo de Hermandades, sino en los bolsillos de los sevillanos. Por todos ellos hemos luchado y,una vez adquiera firmeza la Resolución del TEARA que da la razón a nuestra reclamación, solicitaremos la devolución a Hacienda de las cantidades ya ingresadas para hacerlas llegar a los ciudadanos que las pagaron».

Por otra parte, Francisco Vélez ha querido opinar sobre la posible modificación en la carrera oficial, resaltando que lo único susceptible de cambio es la calle Sierpes y la disminución de sillas en la misma: «En la carrera oficial el único lugar que hay que tocar es la calle Sierpes. (…) Y hablamos de una pérdida importante de sillas y no solo referido al mobiliario».

Defiende con esto el presidente el resto del trazado, pese a ser cuestionado por expertos y por las propias cofradías en cuestión de seguridad, logística y comodidad.

Vélez ha sacado pecho, sin embargo, en el regreso de la Semana Santa tras dos años sin procesiones en las calles: “Somos un activo esencial para la reactivación de nuestro motor económico. Esta semana deja en nuestra ciudad un montante que ronda los 400 millones de euros. Por lo tanto, nuestro esfuerzo está más que justificado, sobre todo si miramos atrás y recordamos lo mucho que han sufrido nuestros empresarios y comerciantes en tiempos de pandemia».

Incluso el presidente ha alabado la ayuda de las hermandades con proyectos como Fratérnitas, iniciativa que impulsó Maruja Vilches hace bastante años y que ha mermado notablemente sus esfuerzos desde que la recordada delegada y ex hermana mayor de los Javieres fuera relevada en este trabajo: «Las hermandades y el Consejo hemos volcado todos nuestros esfuerzos para paliar los efectos de la pandemia a través de nuestro Proyecto Fraternitas en barrios tan desfavorecidos como el Polígono Sur, los Pajaritos o el Vacíe o en los propios conventos de la ciudad»; destacando también que los esfuerzos del consejo «se ha multiplicado en más de un 250% en comparación con los años anteriores a la pandemia”.

El mandatario elogió las actividades cofrades realizadas por el consejo la pasada Cuaresma en la capital hispalense, aprovechando el foro público de cara a las elecciones del próximo mes de junio: “Cuaresma en Sevilla llevó por nombre este proyecto que lanzamos con la intención de ofrecerle a la ciudad y a las visitantes acciones que ayudasen a paliar la ausencia de procesiones. Fue todo un éxito. Más de 150.000 personas se beneficiaron de las múltiples exposiciones, conciertos, espectáculos e incluso una cartelera de cine que se desarrollaron en 2021. En este 2022, entendiendo que las procesiones están de vuelta, le damos máxima prioridad a las cofradías, pero varias acciones han perdurado, como por ejemplo la Exaltación de la Saeta”; señaló Vélez.

Por último, durante su discurso, el presidente del Consejo de Hermandades destacó que “la gestión económica ha sido excelente”. “No sólo no hemos ayudado a las hermandades de manera directa a paliar las pérdidas financieras derivadas de la pandemia, sino que además en un año sin Semana Santa y por ende sin sillas ni palcos en Carrera Oficial hemos logrado dotar de subvenciones directas y indirectas a las 125 hermandades de la ciudad” que en su casi totalidad han revertido en la ingente acción social que han desarrollado, finalizó el máximo dirigente de la institución cofradiera.