Granada

Granada Laica rechaza con insultos la concesión de la Granada de oro a la Virgen del Rosario y a Jesús del Rescate

La asociación «Granada Laica» ha emitido un comunicado oponiéndose al inicio de expediente para la concesión de la «Granada de Oro» por parte del Ayuntamiento de la capital granadina a las imágenes de Nuestro Padre Jesús del Rescate y de Nuestra Señora del Rosario Coronada por su especial antigüedad y valor. La asociación laica no ha dudado en desmerecer la labor social o actuaciones en favor de la ciudad de Granada que quizás «por arte de magia, abracadabra» pudieran realizar unas «figuras inanimadas» tal y como emiten en un comunicado en el cual detallan el por qué no debería concederse el galardón en el que sería un acto de religiosidad por parte del Ayuntamiento, en contra de lo que en su opinión establece en la Constitución en el artículo 16.3, evidenciando desconocer la imprescindible acción social desarrolladas por las corporaciones que configuran el universo cofrade, muy por encima de cualquier aportación que jamás haya podido hacer semejante asociación en toda su historia.

En concreto, Granada Laica afirma que «es evidente que ninguna de las dos imágenes cumple requisito alguno para que le sean concedidos honores y distinciones de la ciudad. ¿Qué actuaciones o trabajos, qué méritos singulares, qué cualidades excepcionales han puesto esas figuras (recordemos, inanimadas) al servicio de Granada que merezcan pública gratitud y satisfacción? Incluso de haberlo hecho (de manera abracadabrante, mágica), ¿esas imágenes son instituciones, corporaciones o asociaciones?».

Además añade que «la apelación al “especial valor y antigüedad” de esas imágenes es un despropósito. De ser esa la razón de las concesiones, habría que otorgarle antes la Granada de oro a probablemente cientos de objetos de la ciudad, por su mayor valor artístico, histórico y sentimental. ¿Se imaginan?: Granada de oro a los leones del Patio de los ídem, a cada torre o estancia de la Alhambra, a los mocárabes de cada sala, al Arco de Elvira, a la Corrala de Santiago, etc., etc., etc.» Finalmente loa laicistas tachan la propuesta de «despropósito» y «ridiculez» al tiempo que afirman que «la concesión de las Granadas de oro responde, en realidad, al deseo del alcalde y algunos concejales de satisfacer a asociaciones religiosas granadinas con la esperanza de un rédito en votos para los munícipes».

En este comunicado, lleno faltas de respeto hacia las corporaciones del Rescate y del Rosario Coronada, y de libres interpretaciones, pone en la tesitura de distinguir a los leones del famoso Patio de la Alhambra de tal reconocimiento, al no tener vida igual que las Sagradas Imágenes -tal y como interpreta la asociación-  considerando una falta de respeto este posible galardón hacia las instituciones que son a su entender, más merecedoras del mismo.

Las reacciones no se han hecho esperar y, la propia Archicofradía del Rosario ha salido al paso del manifiesto laicista con un contundente comunicado desmontando los puntos y el tono empleado por la asociación en el comunicado. La Archicofradía, que deja bien claro que «laico es aquella persona que no es sacerdote ni monja ni religiosa, es decir, que no tiene votos religiosos» y no ateo, poniendo el énfasis de que es la promoción del ateísmo, es decir la ausencia o negación del hecho religioso, y no del laicismo lo que propugna esta asociación – de cuenta con la anuencia y el beneplácito de Podemos e Izquierda Unida –  no deja de plantearse la posición «sobre el bien o el mal» desde la que Granada Laica parece situarse para estar en contra de que se distinga a su titular con la Granada de Oro, pues al ser una asociación atea no deberían querer saber nada de lo que incumbe a todo lo relacionado con la religión. En este sentido, la hermandad se pregunta en voz alta: «¿Qué autoridad tienen para decir a algo sí o no? ¿Oponerse o estar a favor? ¿Quién le ha consultado? ¿Acaso esa asociación es un ente categórico que está por encima del bien y del mal, que cree que tiene la llave para decir lo que es apto o no es apto?»

Asimismo, no entienden por que desde una asociación promueve que el Estado o las instituciones públicas estén siempre «enfrentados» a la religión, cosa que es contraria al espíritu de la Constitución ya que recoge que «el Estado debe colaborar con la Iglesia Católica y el resto de confesiones que establece el propio artículo 16.3 que la propia asociación ha esgrimido para atacar esta apertura de expediente. La Hermandad afirma al respecto que «esta Archicofradía realizó un documentadísimo expediente donde se habla de la importancia de la imagen de Ntra. Sra. del Rosario y su Archicofradía, desde las perspectivas artísticas, históricas, y de acción social con respecto a la ciudad de Granada. Estamos convencidos, de que a pesar de estar puesto públicamente en varias plataformas no se lo han leído. Simplemente “Granada Laica” da los mismos argumentos rancios de siempre, donde nos hacen creer que el estado, y la administración pública, tienen que estar o enfrentados a la religión o haciendo como si no existiera el hecho religioso, cosa contraria al espíritu de la Constitución, que impone la colaboración del Estado, en primer lugar con la Iglesia Católica y el resto de confesiones».

En este sentido reproducen íntegramente el Artículo 16 de la Constitución Española, que establece que «Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley. Nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias. Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones».

Finalmente, la Archicofradía del Rescate deja meridianamente claro que no va a entrar en juegos de» moralistas» con quien «tan poco les quiere» pero que si se mantendrán «firmes en la fe» y como «Hijos de Dios, los aman y rezarán por su conversión» al tiempo que ponen de manifiesto la falta de respeto por la terminología empleada de Granada Laica para todos aquellos que tienen creencias diferentes a las suyas. 

Estamos de nuevo presenciando una nueva actuación perpetrada por determinado sector social que pretende aleccionar e influir de manera coercitiva a todas las instituciones para que actúen exclusivamente de acuerdo con sus intereses, despreciando la pluralidad de creencias y de pensamiento que existe en la sociedad a la que dicen defender. Un nuevo ejemplo de comportamiento antidemocrático y rechazo al pensamiento divergente que afortunadamente, en esta ocasión, ha tenido cumplida respuesta. Que cunda el ejemplo.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup