Advertisements
Sevilla

Jacinto Manuel Rojas compone dos nuevas marchas para Écija

El ecijano Jacinto Manuel Rojas Guisado ha compuesto dos nuevas marchas procesionales que vienen a engrosar el patrimonio musical de la Ciudad de las Torres. Tituladas María de sus lágrimas, dedicada a Nuestra Madre y Señora de las Lágrimas -titular de la Hermandad del Cautivo-, y Cristo de Confalón -dedicada naturalmente al Santísimo Cristo de Confalón, titular de la cofradía homónima-aún las composiciones no han sido estrenadas ni entregadas a las correspondientes hermandades, calificadas por el autor como marchas de carácter clásico y solemne. No obstante, se espera ambos estrenos para la próxima Semana Santa.

La primera de ellas es una marcha de casi siete minutos de duración. «Se trata de una pieza compuesta en modo menor en el que predomina en sus melodías los tresillos de negras que hace que la pieza parezca un dulce vals, donde junto al acompañamiento de arpegios de las flautas y el elegante andar del palio de las Lágrimas hará que todo ello se fusione en una hermosa coyuntura», señala Jacinto Manuel Rojas. Aunque está dedicada a la dolorosa del Domingo de Ramos, la composición cuenta con grandes contrastes dinámicos, la cual se puede decir que se divide en tres temas principales, uno para cada titular de la corporación:  el primero dedicado al Señor de la Entrada en Jerusalén, el segundo más solemne a Jesús Cautivo y el tercero más melódico y con un hermoso contrapunto final a la Virgen de las Lágrimas.

En el caso de Cristo de Confalón, «resaltan los metales, bien con llamadas al principio de la marcha o bien con contrapuntos de trompetas y trombones en el primer tema de la marcha». Además, cuenta con algunos instrumentos atípicos de las marchas procesionales como el látigo, el palo de lluvia o la guitarra, todos ellos con un marcado simbolismo. El primero evoca los azotes que recibió Jesús, recordando el paso de misterio de Columna y Azotes de la corporación del Jueves Santo. El palo de lluvia hace alusión a las rogativas dirigidas al Santísimo Cristo de Confalón, que en diciembre de 2017 realizó la última procesión de estas características. La guitarra es un nexo de unión entre las dos hermandades que procesionan en la tarde del Jueves Santo: El Confalón y La Sangre -Los Gitanos-.

Esta segunda marcha ofrece un carácter más sobrio, pues «está dedicada a un Cristo fallecido», contando con momentos con caja china rememorando el sonido de las matracas, con campanas tubulares en señal de duelo y con una sosegada saeta interpretada por oboe. La composición finaliza con un trío y el acompañamiento alegórico a la época romana de trompas, trombones y caja.

Jacinto Manuel Rojas Guisado añade así dos nuevas composiciones a las más de setenta marchas procesionales que contempla en su amplia trayectoria musical, no sólo destinadas a Écija, sino también a otros muchos lugares como Sevilla o Jerez de la Frontera.

Fuente: EcijaWeb.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies