Sevilla, ⭐ Portada

Joselito el Gallo se reencuentra con la Macarena cien y un años después

La corporación ha acogido este sábado el descubrimiento del monumento y el estreno de marcha «varales de oro»

“Un acto de justicia con este hermano macareno y ciudadano ejemplar”, así ha calificado el Hermano Mayor de la Hermandad de la Macarena, José Antonio Fernández Cabrero, el monumento que la corporación macarena ha cedido este sábado a la ciudad de Sevilla y ha inaugurado en la Plaza de la Esperanza Macarena, frente a la Basílica “donde siempre le espera la Virgen de su devoción”.

Joselito vestido de luces, “en su último paseíllo hacia la gloria macarena”, como lo ha calificado su escultor, el moronense Manuel Martín Nieto, se levanta sobre un pedestal de granito y mármol verde, donde su Hermandad de la Macarena le ronde homenaje con esta inscripción: “A José Gómez Ortega, ‘Joselito El Gallo’, hermano macareno ejemplar, rey de los toreros y héroe del pueblo, comprometido con los más desfavorecidos, generoso benefactor de esta Hermandad y del barrio de la Macarena, y ferviente devoto de la Santísima Virgen de la Esperanza. La Hermandad de la Macarena en reconocimiento y gratitud perpetuos”.

Antes del descubrimiento del monumento, realizado por el Alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el Hermano Mayor de la corporación macarena, la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla ha estrenado la marcha procesional ‘Varales de oro’, compuesta por Abel Moreno en recuerdo a la anécdota de cuando Joselito quiso regalarle a la Virgen de la Esperanza unos varales de oro para su paso de palio.

El regidor de Sevilla y el Hermano Mayor, tras estrenarse la marcha, han procedido a firmar el acta por el cual la Hermandad de la Macarena cede el monumento a la ciudad de Sevilla de manera que “pase a ser propiedad del pueblo para que los sevillanos y visitantes disfruten de esta escultura que, sin duda, embellecerá la Plaza de la Esperanza Macarena y culminará la recuperación de este espacio público delante de nuestra Basílica”, ha subrayado Fernández Cabrero. Tras ello, el alcalde ha entregado un cuadro conmemorativo a la cofradía.

A continuación las autoridades e invitados, entre las que se encontraban la Consejera de Cultura y Patrimonio de la Junta de Andalucía, el Rector de la Universidad de Sevilla, el Delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla, los portavoces municipales de PSOE, PP y Ciudadanos, así como el Teniente General Jefe de la Fuerza Terrestre en Sevilla, representaciones de las Hermandades del Gran Poder, Los Estudiantes, Polígono de San Pablo, Santa Genoveva, Sacramental de San Gil, Carmen de San Gil y Rocío de la Macarena, además de representantes del mundo de la cultura, los toros y algunos de los donantes del monumento, han salido a la plaza para la inauguración del monumento.

Tras ser descubierto por el Alcalde y el Hermano Mayor, ha tomado la palabra el escultor, quien ha agradecido a la Hermandad de la Macarena este encargo que “me ha permitido traer de vuelta a casa a José, a su basílica junto a Nuestra Madre de la Esperanza Macarena”.

El escultor, que ha explicado el proceso de creación y realización del monumento (adjuntamos dossier explicativo), confía en que “Joselito hoy estará más contento en la gloria al estar tan cerca de la Virgen de su devoción”.

El Hermano Mayor de la Hermandad de la Macarena, José Antonio Fernández Cabrero, ha agradecido a todos los donantes su contribución al monumento, “que significa para los macarenos saldar una deuda de gratitud con quien tanto dio a esta Hermandad y a la ciudad”.

“Sin nuestro hermano José la historia de la Hermandad no se comprende. Su figura trasciende lo meramente taurino para desvelarnos a un “hombre bueno”, como lo describiera Muñoz y Pabón; a un sevillano audaz y pionero, adelantado a su tiempo, afanado en cambiar la realidad anquilosada de su profesión y también de su ciudad; a un ciudadano preocupado por la realidad social y ocupado en ayudar a los excluidos y débiles, precursor del concepto de la asistencia social que hoy, 101 años después, seguimos practicando en nuestra Hermandad; a un generoso benefactor de esta corporación, Oficial de su Junta de Gobierno, que dejó su impronta en la cofradía y contribuyó al cambio estético de la misma junto a Juan Manuel Rodríguez Ojeda”, ha afirmado Fernández Cabrero.

“Hoy, con este monumento, recordamos con justicia todo lo bueno que hizo por nuestra Hermandad y le agradecemos que nos legara su ejemplo de buen hombre, buen cristiano y buen macareno”, ha concluido el Hermano Mayor.

El Alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha transmitido a la Hermandad, como regidor de la ciudad, el agradecimiento por la cesión de este monumento que “viene a rendir homenaje a un personaje fundamental como Joselito El Gallo, cuya vida y trayectoria están indisolublemente unidas a la historia de la Hermandad de la Macarena y también de la propia ciudad.

Además la inauguración de este nuevo monumento viene también a poner el colofón al proceso de recuperación de este espacio público que el Ayuntamiento, de la mano de la Hermandad, emprendió hace unos años para transformar esta zona en una plaza para el disfrute de los ciudadanos y de los fieles que acuden a la Basílica y que lleva nada más y nada menos que el nombre de la Virgen de la Esperanza Macarena”.

Como dato curioso, bajo la peana de la escultura de Joselito, la Hermandad introdujo la noche en que se instaló tres fotografías de la Virgen del Santo Rosario, el Señor de la Sentencia y la Virgen de la Esperanza.

El proyecto del monumento a Joselito El Gallo nace en diciembre de 2019 y se enmarca en Joselito El Gallo, cien años de gloria, el programa de actos que la Hermandad de la Macarena y la Cátedra Sánchez Mejías de la Universidad de Sevilla diseñaron para conmemorar el primer centenario de la muerte del legendario torero. Dichos actos se vieron alterados por la irrupción de la pandemia, entre ellos la inauguración del monumento prevista inicialmente en noviembre de 2020. El escultor Manuel Martín Nieto solicita la colaboración de su diseñador y pintor Manuel Peña Suárez para materializar el boceto de la obra, que es presentado en un acto en la Hermandad de la Macarena en noviembre de 2019. Sobre ese boceto, el escultor trabajó tres meses en el modelado de la escultura.

La base documental de la escultura se encuentra en el archivo gráfico existente de Joselito, tomándose como referencia una fotografía de uno de los últimos paseíllos del torero antes de morir el 16 de mayo de 1920. Sin embargo, a esa imagen el escultor quiere dotarla del sentido del “último paseíllo glorioso” de Joselito, camino de la gloria taurina pero, ante todo, avanzando, confiado y tranquilo, liado en su capote de paseo, montera en mano, al encuentro de su Virgen de la Esperanza. Según explica, “es una paseíllo terreno que evoca un paseíllo ya espiritual, que lleva de la vida en la tierra a la gloria del cielo, a la gloria de la tauromaquia”.

Avanza el maestro con mucha naturalidad, con todo lujo de detalles en su vestido y capote de paseo, con una expresión juvenil, serenidad y con unción de paz al ver a su Virgen de la Esperanza tras su muerte en Talavera. Tras el proceso de bocetos, se definió la altura con la ayuda del historiador Andrés Luque Teruel, gran conocedor de la vida José. El boceto se realiza de tamaño natural, con una altura de 1,75 metros, para que con las mermas de los moldes y el bronce quede unos centímetros por debajo, sobre 1,72 metros, altura aproximada de José.

Incorpora una peana de unos 8 cms que simula el albero, sobre el que aparecen tallitos de romero y un ramillete de azahar, la flor de Sevilla. La peana se completa con el logotipo oficial del Año Joselito. El modelado a tamaño natural ha sido creado con un esqueleto de hierro, con tela metálica para que el barro se sustente. Toda la escultura ha sido modelada en barro, ilustrándose el autor en vestidos de la época, gracias al anticuario Juan Reyes, que le proporcionó un vestido de torear de primeros del siglo XX, y a un concienzudo trabajo de documentación gráfica.

Los bordados han sido diseñados por Manuel Peña Suárez y modelados en relieve con todo lujo de detalles, dándole el máximo de realismo y preciosismo. Las hombreras de lentejuelas con sabor añejo, con los chorrillos antiguos, como flecos de bellota, que eran los usados por José y que ya hoy en día han desaparecido. Para el encaje del vestido en el cuerpo, ha tomado como modelo a un joven novillero de Morón de la Frontera, Joselito Sánchez, que se ha puesto esa prenda antigua en varias ocasiones para el estudio de las arrugas y texturas, con el objetivo de que fuera lo más natural posible.

Para la colocación del capote de paseo, Martín Nieto recibió la ayuda del banderillero Manuel Gómez ‘El Pollo’, que posó con ese accesorio cedido por el banderillero José Chacón. El escultor también estudió fotografías de Joselito con el capote de paseo ya que su forma de colocarlo y agarrarlo es única. El trabajo de modelado de la montera es fidedigno, sustituyendo las “moritas” por un grabado que imita esa textura donde aparece contada la biografía de José y su época.

Hay dos pequeños relieves importantes: el primero en la esclavina del capote de paseo, representa el rostro de la Virgen de la Esperanza, y el otro en el interior de la montera, donde aparece la medalla de la Hermandad de la Macarena. Acabado el trabajo de modelaje a tamaño natural, se a sacar los moldes y a su fundido en bronce realizado por la empresa Bronces Artístico. Esta empresa, además de fundirlo, le añadió una pátina oscura clásica.

El monumento queda colocado sobre un pedestal de mármol y granito, donde se inserta una placa en bronce con la siguiente inscripción: “A José Gómez Ortega, “Joselito El Gallo”, hermano macareno ejemplar, rey de los toreros y héroe del pueblo, comprometido con los más desfavorecidos, generoso benefactor de esta Hermandad y del barrio de la Macarena, y ferviente devoto de la Santísima Virgen de la Esperanza. La Hermandad de la Macarena en reconocimiento y gratitud perpetuos. Sevilla, 5 de junio de 2021”.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup