Córdoba, ⚓ Costal, ⭐ Portada

Juan Berrocal convoca a sus costaleros para el Domingo de Resurrección de 2021

Con este anuncio, el contrastado capataz confirma que su anunciada retirada, prevista para este mismo Domingo de Resurrección, se dilatará, al menos, hasta el año próximo

El capataz Juan Berrocal acaba de propiciar una de las pocas noticias positivas derivadas de la terrible situación que ha convertido en extremadamente singular está Semana Santa que se nos ha escapado de las manos casi sin darnos cuenta, en virtud del emotivo mensaje enviado a los hombres que conforman la cuadrilla costalera que dirige en la Hermandad del Resucitado. Un vídeo en el que, acompañado virtualmente por los miembros de su equipo, convoca a sus hombres con vistas al Domingo de Resurrección de 2021. En concreto a las igualás de las cuadrillas del paso de palio de la Virgen de la Alegría y del Misterio de la cofradía que tendrán lugar en apenas un suspiro, los próximos 22 y 29 de noviembre de este mismo año.

Un emotivo alegato en el que recuerda a tres personas muy cercanas y que tanto han significado en su trayectoria como capataz y vital, Fray Ricardo de Córdoba, José Miguel Poveda y Miguel Amate, tristemente desaparecidos, pero siempre en la memoria de quienes les quisieron, y envía un mensaje a la junta de gobierno y a las bandas que acompañan a la cofradía por las calles de Córdoba pero en el que sobre todo, confirma que su anunciada retirada, prevista para este mismo Domingo de Resurrección, se dilatará, al menos, hasta el año próximo. Un anuncio que, dentro de la tristeza derivada de la situación en la que nos hallamos, ha provocado la sonrisa en quienes tanto afecto profesamos por esta figura insustituible y esta persona excepcional.

Y es que hablar de Juan Berrocal es hacerlo de una de las figuras esenciales del mundo del costal contemporáneo en la ciudad de San Rafael, de uno de los capataces más importantes de la historia de las cofradías cordobesas, con una dilatada y contrastada experiencia al frente del martillo del paso de misterio de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia, donde creó un estilo que muchos se han afanado por imitar. 

Su legado comenzó a fraguarse en 1980 al frente del palio de María Santísima de la Caridad, la dolorosa de la Hermandad del Buen Suceso, y a partir de 1984 al frente de la cuadrilla de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia, su gran creación. Dirigiendo a los hombres que tienen el privilegio de llevar sobre sus hombros al Humilde Rey de Capuchinos, estuvo Juan Berrocal hasta el año 2006 dejando tras de sí una huella imborrable y un estilo inconfundible e imperecedero que perdurará para siempre en los anales de la Semana Santa de Córdoba, en el alma de la Cofradía de La Paz y Esperanza y en el corazón y el orgullo de todos aquellos que han tenido la fortuna de servir bajo su mando.

A lo largo de todo este periplo, Berrocal mandó a las cuadrillas de la Hermandad del Buen Suceso, de la Virgen de la Palma, de Nuestra Señora del Rosario Coronada, de la Virgen del Socorro y del Señor de la Caridad. Desde 2010 asumió la responsabilidad de diseñar un proyecto sólido en la Hermandad del Resucitado, ejerciendo como capataz general de la cofradía y poniendo los mimbres precisos para erigir los cimientos sobre los que construir el futuro.

Su continuidad, al menos un año más, permitirá poder disfrutar de su magisterio el próximo Domingo de Resurrección, propiciando convertir en sumamente especial una jornada que deberá culminar una verdaderamente inolvidable Semana Santa de 2021 que se debe convertir en la mejor Semana Santa de nuestras vidas.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup